Trump… o el verdadero EEUU… o como los progresistas deben dejar de hablar y hablar…

nbc-fires-donald-trump-after-he-calls-mexicans-rapists-and-drug-runners
El emergente que muestra el verdadero EEUU

Hace unos dias, en EEUU, fue elegido Trump como futuro Presidente. Tanto se dice, se ha dicho y se dira que lo que yo diga tal vez no agregue nada. Si bien mi me gradue en Ciencias Politicas e hice un Master en Asuntos Publicos, no es mi intencion hacer comentarios politicos que abundan en internet. Lo interesante es lo que inspira personalmente Trump. A mi me inspira dos cosas mayormente: rechazo y curiosidad. Tambien la eleccion de Trump permite ver con mas claridad la realidad que tantas veces escapa, borrada o tergiversada por la prensa o las ideas de quienes manejan los medios y la propaganda.

Luego de vivir mucho tiempo en EEUU he podido comprobar dos cosas: una, que el americano medio “blanco” (ya que en EEUU gustan de clasificar gente) es bastante racista. La historia de segregacion de los 50s es evidentemente todavia reciente y creo que no ha sido superada. La otra cosa que se puede comprobar es que los medios son “politicamente correctos” y hablan todo el tiempo del respeto a las minorias, a los derechos humanos, a la libertad de opinion, la igualdad de oportunidades y los derechos de los LGBT, por ejemplo. Pero eso es solo habladurias. La realidad es lo que hace y piensa la gente. Y eso quedo demostrado con la eleccion de Trump. Los medios, politicamente correctos, ocultaron la realidad: como un misogino, ignorante, racista, autoritario, abusador de mujeres, violador iba a ganar las elecciones? Eso dejaria al descubierto el verdadero pensar americano. Y eso ocurrio: a una inmensa minoria (no a todos afortundamente) de EEUU  le importa un carajo la democracia en el sentido que la democracia implica. Asi, Trump, refleja el verdadero pensamiento racista, misogino y sectario de gran parte de los americanos. Gracias Trump, por dejarlo claro por si habia alguna duda.

Con respecto al rechazo, me lo provoca su autoritarismo; los posibles miembros de su futuro gabinete (gente con gusto por la tortura, la violencia y las armas) entre otras cosas me revuelven el estomago y me hacen creer mas que nunca que la humanidad irremisiblemente tiende a decaer y volver a lo peor, para tal vez resurgir mas tarde, en ciclos inevitables, quien sabe cuando.

Finalmente, es indudablemente la curiosidad lo que mas me atrae de Trump y su gobierno. Lo sentia antes de la eleccion. La logica indicaba que ganaba Hillary pero, en el fondo, sentia que queria que ganara Trump; era como el deseo morboso de quien mira una pelicula violenta o de terror, o de quien mira un video violento en Youtube. Ese deseo morboso que nos lleva a mirar violencia o sangre en videos que nos hielan la sangre. Mientras seguia las elecciones el 8 de noviembre me decia a mi mismo: que pasaria si gana este personaje? como sera ese cuento de terror? sera un cuento de terror o este tipo realmente va a cambiar algo para bien? Curiosidad indudablemente por lo que vendra, curiosidad morbosa si quieren.

Ah…tambien me olvidaba, cuando los democratas o cualquier partido que dice representar a los pobres o a los olvidados solo lo hace hablando y hablando, sin hacer nada concreto por mejorar esas vidas mas alla del “verso” y tal como paso en Argentina con los K, suele suceder que un “outsider” le gane facilmente. Tal como hizo Macri en Argentina, que sin partido, saco del poder a esa aberracion peronista que fue el Kirchnerismo.

Tiempo de que los progresistas agarren la pala y el pico, o la hoz y el martillo…o habra muchos mas Trumps…

La torre que soñé

screen-shot-2016-10-18-at-11-37-34-pm
Miniatura de mi torre soñada

Hoy vuelvo a escribir. El incesante golpeteo de la rutina diaria en mi cara, como llovizna molesta, no me deja avanzar, ir a donde quiero. Me desvía, me retrasa y lo peor, no me deja ver bien. La vorágine de mi vida de despertadores que suenan, duchas pospuestas, comidas apuradas, frases hechas, sonrisas forzadas, jefes insoportables y fríos, camisas y corbatas, papeles, reportes y viajes, noticias de un mundo apocalíptico, me ha hecho olvidar mi camino, mis proyectos, esos sueños que alguna vez tuve y se fueron diluyendo en esperas, justificaciones, necesidades de dinero, de casa y de comida. Esas putas necesidades fisiológicas me ganaron la batalla. Los infinitos “lo hago el fin de semana que viene” me trajeron hasta un punto donde ya no hay un puerto de embarque hacia el destino soñado. Hacia los destinos soñados, que fueron muchos. La vida soñada se transformó en una cuenta bancaria, una o dos casas, un hijo drogadicto y uno “normal”, y un trabajo que siempre intenté dejar pero que dió dinero.

Y allí voy, por esa autopista de seis carriles cada mañana, arrojado al mundo, corriendo para llegar entre miles de vidas encapsuladas en sus autos hacia sus destinos tampoco soñados. Escuchando por la radio las canciones que algún rockero millonario impuso, o las noticias sobre un poderoso millonario que quiere manejar el mundo con la misma codicia e inmoralidad que manejó su vida.

Y toda esa fuerza que alguna vez tuve para cambiar el mundo y mi vida retrocede, herida, golpeada, maltratada por la fuerza invencible de la rutina de la necesidad. Envidio un poco a ese pobre homeless que veo allí, mientras espero el semáforo en mi Honda CR-V, pidiendo con un tarrito en la esquina oscura:”Please, 25 cents. I don’t drink”. Es mi vida mejor? me pregunto.  Me da el verde y avanzo hacia mi destino, construido, ladrillo a ladrillo, día a día, minuto a minuto: una torre inmensa cuyo derrumbe me llevaria al suelo donde alguna vez comencé a construirla.

Hoy paro por un minuto de construirla. Me pongo a escribir. Pierdo el tiempo. Detengo esa obra monumental que no se parece casi en nada al proyecto que soñé. Hoy paro un minuto y escribo. En un rincón de la torre inmensa, sigo construyendo la miniatura de la torre que soñé.

El peso del pasado

El pasado nos persigue. Como personas y como paises. Nuestra memoria esta llena de historias, vivencias, hechos y filosofias;pecados y grandeza. Mas o menos, llevamos la vida como podemos, luchando entre los desesos egoistas y los actos altruistas. Nos sentimos mas o menos satisfechos. Nos miramos al espejo y vemos al verdadero yo. Mas viejo, mas sabio, mas sufrido, mas “vivido”. El pasado, aunque pasado y abandonado, sigue alli, poblando nuestra mente de fantasmas y recuerdos y pesadillas.

Por mas que decimos siempre: hoy es un nuevo dia, “lo pasado pisado”, “empezar de nuevo”, y tantas otras pavadas por el estilo, lo concreto es que el pasado nos habita, nos controla, vive en nosotros, como las arrugas de los a;os y los achaques del cuerpo no nos abandonan por mas que nos hagamos cirugias o no quieramos verlos. Si esas arrugas no se van, como se podrian ir los recuerdos y vivencias?

Asi, ese pasado, a veces se transforma en algo tan pesado que hasta nos arrastra hacia el, como una pesa lleva un cuerpo al fondo del mar, como en esas ejecuciones de pelicula desde barcos piratas. Esa bola de cemento maldita nos empuja al fondo del abismo y por mas que hagamos fuerza, nos lleva, imparable.

Que otra cosa es el amor, sino pasado? Que otra cosa el dolor, sino pasado? Que otra cosa el temor, sino pasado? Que otra cosa, en fin, la vida, sino pasado? Como amar sin historia? como sufrir, sin hechos que ocurrieron? como vivir con miedo, sin pesadillas ocurridas?

Negar el pasado es como estar muerto, como no ser ya que nuestro pasado es todo. Hoy decido recibir mi pasado, llenarme de el, hundirme sin resistencia con ese peso maldito y dejarme arrastrar.

Y asi como yo, nuestro pais, la Argentina, esclava de su pasado, no puede arrancar, a menos que acepte ese pasado pecaminoso, horrible, violento, y grandioso.

Ahora si. Ahora, sin futuro, ni presente, soy yo. El que fui, el que he sido. Ysiempre sere.

Condenado

20160312113419_condenado-a-tres-aa-os-de-ca-rcel-p
Se puede estar condenado siendo libre? Sí.

Es posible tener otra vida? Dejar todo y comenzar de nuevo? Que pasa cuando uno se ve a si mismo y siente que nada de lo que tiene o le pasa lo hace feliz? Se puede o se esta condenado a esa vida? Recuerdo que en business se llama a esa imposibilidad el “costo de cambio”: una empresa esta condenada a morir porque le resulta mas “barato” no cerrar. Yo sere eso? una empresa condenada? Y que hace la mente cuando la vida te ha condenado? Intenta refugios, pasajeros, mentales, fantasiosos. Asi, me refugio al dormir. Siento en ese momento que salgo de mi vida y vivo otra, la de los suenos. Y cada manana, trato de recordar esos suenos donde soy verdaderamente libre. Y tambien encuentro refugio en caminatas, en partidos de ajedrez o incluso atontandome en el trabajo. No hay futuro, solo este presente funesto, solido, inmutable, imposible de eliminar porque es gigante como una montana. Y la mente busca, imagina salidas, algunas graduales, otras mas bruscas. Hasta la muerte ronda la cabeza pero eso negaria la esperanza y siempre hay alguna. Vender todo, dejar todo, abandonar y dejar que la vida llegue. Asi son mis dias y asi sigo…sin saber en donde terminare.

Volviendo

Ave-Fénix
No he muerto todavia, pero si muero, espero volver mas fuerte.

No tengo tiempo para escribir. Por eso lo hago en twitter en cuotas. Intentare volver pero cuesta cuando hay problemas personales que lo impiden. Ojala tenga las fuerzas para superarlos y volver a ser el mismo u otro distinto pero mejor. Como cuando el Ave Fenix. revivio…

Los inquilinos

large_6fR27QPINusWgxX113Xgrhobadr
Inquilinos que aterrorizaron todo un pais, finalmente desenmascarados

Muchos recordaran esa pelicula entretenida con Michael Keaton llamada “Pacific Heights” (creo que se tradujo en Argentina como “El inquilino”). Se trataba de un tipo que se dedicaba a alquilar cuartos y apoderarse de propiedades volviendo locos a los dueños y transformandose de victimario en victima, a traves de mentiras y artificios legales. Al final, en la pelicula, logran desenmascararlo y echarlo de un cuarto del que se habia apropiado y destrozado totalmente.

Leyendo los diarios de Argentina estos dias, y supongo que lo que seguire leyendo en el futuro, la Argentina me hace acordar a esa pelicula. Un grupo de inescrupulosos que se apodero del gobierno, que lo destrozo, que utilizo las instituciones para la corrupcion y la propaganda oficial para inventar una realidad “virtual”. Los nuevos funcionarios van descubriendo los destrozos poco a poco, los intentos postumos por seguir en el poder  y la propaganda oficial va siendo  desmantelados. Poco a poco, se va a ir descubriendo que paso con el INDEC, con la economia, con la energia, con Nisman, con las casas de Bonafini, con Boudou, con Baez y con tantas cosas. Ojala, por el bien del pais que estos “inquilinos” ya no vuelva nunca mas…

Despertar

tumblr_mjlbjq52ti1s667o5o1_500
El despertar puede ser traumático pero siempre es bueno.

Soplan nuevos aires desde la Argentina. Finalmente, una mayoría eligió a alguien para que se fuera otro alguien: Cristina. El hastío, la decadencia, la soberbia de esa mujer, quién sabe cuantas cosas hicieron que Macri creciera lenta pero seguramente hasta desembocar en un increíble ( sí, increíble) triunfo. Yo deseaba fervientemente que Scioli no ganara. Para mí, lo importante era que Scioli no ganara, que el mecanismo de impunidad, la continuidad de un sistema de lavado de cerebros, terminara. Y eso, sumado a una incuestionable decadencia económica, social, cultural, educacional, llevó a que la gente expresara un BASTA. Basta de atropellos, de soberbia, de verdades absolutas, de iluminados, de déspotas, de discriminadores. Basta de elegidos, de sacerdotes pregonando la única verdad y condenando a los demás de apátridas, gorilas, fachos o de lo que se les ocurra. Creo que nada me molestaba más que eso, que esa actitud discriminadora, soberbia, elitista. Sigo por ahí, leyendo o escuchando a esos iluminados, ahora echados del templo (ver mi post anterior) y siguen esgrimiendo los mismos versos, las mismas mentiras, los mismos “relatos”: que Macri es la derecha, el capitalismo triunfante, las empresas y tantas otras banalidades sin sentido. Como si el gobierno anterior, que se dedicó exclusivamente a llenarse los bolsillos y mantener a la mayoría en la pobreza, hubiera generado riquezas y bienestar.

No se cómo le irá a Macri. Sí sé que nada puede ser peor que lo que pasó. Y existe una gran posibilidad de que, al menos, haya mayor libertad y que se aclaran tantos casos de corrupción que obviamente todos necesitan que se aclaren.

Gran parte del “relato” kirchnerista se basaba en la propaganda. Acabado el aparato de propaganda, poco a poco, muchos comenzarán a despertar del hipnotismo. Los primeros serán las personas comunes, los trabajadores que día a día se sacrifican por mantener a sus familias. Los que creían que el gobierno anterior defendía a los pobres, luchaba contra el capital y defendía los derechos humanos y la soberanía nacional. Luego, comenzarán a despertar aquellos beneficiados por el sistema,ya sea por cargos, subsidios, planes o lo que sea, que pensaron tal vez que el proyecto nacionalista iba “en serio” y que en realidad, el proyecto era Boudou, D’Elia, Hebe de Bonafini y algunos otros que se beneficiaron personalmente. Entre estos hipnotizados están algunos intelectuales que se dedicaron mucho tiempo a leer a Stiglitz o a Laclau, (hay un paper muy bueno de Beatriz Sarlo—Los intelectuales, tierra fértil del kirchnerismo) sobre la justificación intelectual del kirchnerismo y Carta Abierta) o tantos otros, y pensaron que el sistema era un sistema perfecto y única respuesta para la Argentina. Como dice Sarlo, el “modelo k” ignora expresamente la corrupcion, la delincuencia económica o el clientelismo de la pobreza.

Finalmente,  algunos no despertarán nunca pero simplemente porque nunca fueron hipnotizados. Siempre supieron que todo era un verso y que ese verso les convenía.

Poco a poco, todo esto habrá sido una pesadilla, vivida por millones, dentro y fuera del país. Yo lo viví y lo sufrí desde afuera y ahora lo disfruto desde afuera. Me han dado ganas de volver…

 

De como los sacerdotes fueron echados a patadas del templo siniestro…

CMI2XgVXAAIL9oj
Un culto a punto de desaparecer y sacerdotes a punto de ser echados del templo…

No puedo mas que alegrarme de las noticias que llegan de Argentina. Aparentemente, el 22 de noviembre ganaria Macri la carrera a la presidencia, dejando de lado una epoca de las mas oscuras de la Argentina (y vaya que las ha habido). Al comienzo, este gobierno, como a muchos, me simpatizó; aparentaba representar un enfoque nacionalista y progresista. Surgió después de un gobierno (el de la Alianza) que había reunido a un grupo de disidentes peronistas (Frepaso) con lo que quedaba de un radicalismo decadente. Y la imagen de ese gobierno cayendo después de la represión en Plaza de Mayo, el escandalo de las coimas por la flexibilizacion laboral más el “corralito” dieron a ese gobierno K todo el aval que necesitaba. Lamentablemente, luego de lograrse cierta aparente estabilidad económica y crecimiento (no lo viví porque dejé el país luego del 2001), el gobierno, recurriendo al màs clásico estilo autoritario, comenzó lo que yo llamo el sistemático “lavado de cerebro” a la población. Creó la imagen de un gobierno progresista utilizando las organizaciones de derechos humanos para su provecho, no permitió ningún tipo de cuestionamiento a sus políticas y creo todo un aparato de propaganda para fomentar esa imagen falsa y consumar ese lavado de cerebro. Y yo creo que ese “lavado” ha sido lo peor de todo porque sentó las bases para todo tipo de atropellos y corruptelas. Los viajes que hice a la Argentina estos años no hicieron más que confirmarme esto. Encontré amigos que defendían este gobierno con argumentos indefendibles y fanatismo irracional. No era posible ningún tipo de discusión ya que justamente el famoso “relato” gubernamental es axiomático, basado en verdades indiscutibles. Por ejemplo, ellos se adueñaron de la verdad, son los portadores de la verdad y de lo bueno ya que al ser elegidos por el pueblo, las minorías son consideradas el “enemigo”, los “gorilas” y los “vendepatria”. Al ser los únicos con derecho a hacer y a opinar, automáticamente, todos los demás pasan a estar equivocados y a ser prácticamente “traidores”. Los diarios o medios opositores, pasan a ser automáticamente “medios o periodistas golpistas” ya que el cuestionamiento es considerado algo casi “ilegal”. Por supuesto que aquel que pertenece al gobierno, aunque sea un corrupto, estafador o inútil, esta automáticamente “perdonado” o justificado ya que pertenece al bando que tiene la “verdad” ye esto “lava todos los pecados”. De esta manera, esta ideología barata, se fue apropiando de muchos cerebros, pero no los suficientes ya que la realidad no se puede tapar. Asi, en mis viajes, pude comprobar la pobreza existente en tantos lugares, los privilegios de esa casta gobernante, la delincuencia proliferando por doquier, la droga extendida en su uso y tráfico y el discurso autoritario y la propaganda por todas partes. Recuerdo mis charlas con personas que supuestamente han estudiado y piensan justificando al gobierno con los argumentos mas increíblemente estúpidos como decir que los acuerdos con China (que ni siquiera creo se han consumado realmente) indicaban la visión de estadista de Cristina, al ubicarse en una tercera posición, o decir que la supuesta corrupción era una invención de Clarín para derrocar al gobierno más popular de la historia. Los lugares comunes o “slogans”, la descalificación o el insulto han sido los únicos argumentos que he podido escuchar cada vez que alguien defendía al gobierno. Han llegado a crear, creo, algo así como un ministerio de Propaganda.

En síntesis, este gobierno transformó la política en una especie de religión, donde los sumos sacerdotes (Nestor en su momento y Cristina luego) recitan “la palabra”, sus segundos (los medios afines de propaganda y seguidores más fanáticos y encumbrados) se encargan de llevarla a todas partes, sus servicios (al mejor estilo de la dictadura) se encargan de detectar, descalificar y eliminar (todavia no sabemos como se terminó con Nisman) a los opositores y un ejército de “militantes” y fieles repite sin cesar esos “padrenuestros”.

Afortunadamente, no llegaron a apoderarse de los medios opositores y consumar un “lavado más a fondo”. Las elecciones de octubre último demuestran que hasta el mejor discurso y aparato propagandístico no puede tapar una realidad y que muchos cientos de miles comienzan a “despertar” de las “drogas” inoculadas durante años.

Hay una esperanza de cambio, no sabemos lo que viene, pero al menos se avizora la posibilidad de que éstos sacerdotes y sus seguidores sean echados de sus santuarios y despojados de sus privilegios. Se avizoran tiempos de cambio que espero sean profundos y que permitan el camino final hacia una verdadera democracia, a una democracia a la que todavía estamos lejos de conseguir mientras exista esa corporación politica corrupta. Que una fuerza no tradicional haya logrado el triunfo es una buena señal ya que el radicalismo ha demostrado en su momento su incapacidad para lograr los cambios y también ha caido en la corruptela. Por ahora, hay que apagar los incendios, echar a los sacerdotes del templo, y comenzar un proceso de cambio complicado ya que muchos siguen todavía hipnotizados por el discurso vacío y maligno.

Estamos a las puertas de otro “Nunca más”. Enhorabuena…

Lavado de cerebros 2015

argentina10c
Dos que sí saben como lavar cerebros.

Siempre tuve la idea de que el lavado de cerebro era algo muy obvio, forzado, limitado a situaciones extremas, tales como el clasico caso de La Naranja Mecanica o el famoso 1984 de Orwell. Llevados a la realidad, y a un nivel de sociedad, podríamos decir que Hitler les “lavó la cabeza” a los alemanes durante los años de la guerra, o Castro a los cubanos durante todas estas décadas. Tendemos tal vez a creer que en sociedades más o menos libres, los ciudadanos no tienen la cabeza “lavada” o la tienen menos “lavada”. Incluso podría decirse que en realidad muchas ideas o creencias de una sociedad forman parte de la cultura y que ciertas tendencias son sólo parte de la cultura. Y creo que es así pero, en ciertos casos, yo creo que es “lavado de cabeza”. A que se debe toda esta disquisición? Simplemente a que hay sociedades muy democráticas con la cabeza “lavada”. No puedo opinar de aquellos lugares donde no he vivido pero supongo que ocurre en todas partes, y se disfraza de “cultura”. Por ejemplo, en EEUU, la gente está convencida de que la salud tiene que ser cara y que no es un derecho de la población. No han visto otra realidad. También están convencidos de que los problemas mentales son “desbalances químicos” y descreen de la sicología o creen que el Estado es un monstruo que los quiere devorar y que las empresas son lo ùnico bueno en el mundo y la única fuente de dignidad. Ni que hablar de que los únicos héroes son los militares o policías. Luego de vivir casi 15 años en EEUU, he podido comprobar estas cuestiones “culturales”, creadas por simplemente por un bombardeo constante de los medios con estas ideas. El caso de Argentina me interesa más ya que allí viví los anteriores años de mi vida. El gobierno bombardea constantemente la mente de los argentinos, creando odios y rencores contra los opositores, eliminando la pobreza de palabra, creando un infierno más allá de las fronteras, a la manera de aquella imagen donde el mundo conocido estaba sostenido por elefantes y que ir más allá conduciría al abismo. Se ha creado el mito de que ellos son los salvadores de la Patria y que Clarín, un diario o una empresa, es el malvado que pretende eliminar a los buenos de la película, tal como aquel ojo malvado que pretendía apoderarse del anillo que aquellos bondadosos enanos portaban. Una millonaria abogada venida a menos, con un discurso acalorado, ruidoso y falso, pretende construir un castillo sobre un rancho, tapar la pobreza, la delincuencia y la marginalidad obvias, comprobables con el simple caminar por cualquier calle del país, con un biombo inexistente que muestra un paisaje mal dibujado pero colorido. Con un verso progresista nefasto, lamentable y falso, se han hecho millonarios. Eso se ve aún mas obvio cuando uno visita el país cada tanto como me pasó a mí las veces que fui. Dos o tres anécdotas me hicieron correr frío por la espalda: una: un amigo que nunca había sido peronista me dijo tranquilamente: aqui estamos entre dos poderosos: el gobierno y Clarín, comparando como si fueran iguales a una hormiga con un elefante, otra: estaba viendo un partido del Mundial del 2014 en un bar y durante todo el entretiempo el gobierno pasaba propaganda constante y a nadie le parecía mal; hice un comentario negativo y casi todos me miraron mal; tres: visite barrios marginales y, entre los ranchos y la mugre, asomaban, pulcros, brillantes, hermosos y de buena calidad, cientos de carteles con políticos sonrientes prometiendo el “oro y el moro”; cuatro: imposible salir de noche, delincuencia constante, jóvenes o adultos borrachos en la noche y patotas de chicos con botellas de coca y fernet en la mano. Para que seguir aburriendo al que me lee. Tantas anécdotas, tantas obviedades, simplemente imposibles de entender o aceptar por millones de argentinos a merced del bombardeo. Es que el lavado de cerebro tiene un condimento último infalible: apela al orgullo nacional y ayuda a la supervivencia sicològica: como aceptar que la realidad es peor y a que aquellos que hemos votado y nos representan son solo un montón de mentirosos inútiles? Y yo que creía que el “lavado de cerebro” era algo tan obvio…