Scioli…o la nueva metamorfosis…o la nueva fiesta del Coliseo Argentino…

sciolik1
La ultima forma que tomo…
scioli
La forma primigenia…
Que nueva forma tomare?
Que nueva forma tomare?

Alla por los 90s en Argentina, era el turno del “Viva la Pepa”. Menem habia “salvado la Patria” de la hiperinflacion generada al final del gobierno de Alfonsin. Su discurso de bombo y patillas largas, hablaba de “salariazo” y politicas populares. Detras de ese populismo, se escondia Alsogaray y la UCD y se preparaba el plan de “relaciones carnales” con EEUU, de privatizaciones, de viajes a Miami y de partidos de golf de Menem con Bush. Aquella triste epoca para el pais (en mi caso personal no lo fue, pero eso es harina de otro costal) genero desempleo y pobreza. Aquellos chicos malalimentados son los actuales pobres, delincuentes y marginales que aprovecha el kirchnerismo para sus proyectos. En ese contexto, y como ocurre con el oportunismo politico, a alquien se le ocurrio que era bueno que hubiera deportistas devenidos politicos. En una incipiente epoca de marketing, candidatos deportistas podian atraer votos. Asi Menem encontro en Scioli una posibilidad. Y el discipulo tal vez supero al maestro en el arte del camaleonismo ya que sobrevivio al desastre menemista, mas visiblemente que otros, y ahora llego a gobernador de Buenos Aires, enfrentando todas las tormentas, zancadillas y traiciones de todas las partes del kirchnerismo. Algo asi como un Cobos, pero mejorado, ya que se dice peronista (digo “se dice” porque ya peronista es cualquiera que se meta en el peronismo, venga de donde venga). Asi, el motonauta, basandose en poner cara de poker, aguantar al estilo Cobos, y decirse mas peronista que Peron y mas kirchnerista que Kirchner, es el producto de la metamorfosis peronista de turno. Es la opcion que prepara el kirchnerismo para mantenerse en el poder. Si en algo es experto el peronismo es en el camaleonismo y la mentira para llegar y mantenerse en el poder. Mamando de la imagen benefactora de Peron y Evita, ha sabido siempre acaparar los votos de esas mayorias pobres eternas que pueblan los barrios y villas argentinas. Asi, Menem pudo llevar a cabo el proyecto de la UCD y Alsogaray que estos sonaban en implementar durante las dictaduras. Privatizaron todo y hasta llego a decir que Peron hubiera hecho lo mismo. Despues el kirchnerismo uso las banderas populistas, los derechos humanos y el rol de Estado benefactor y propagandista, para seguir manteniendo esas mayorias satisfechas mantiendo la “mistica” de Peron y Evita. La metamorfosis del monstruo es infinita. La nueva forma que va tomando es la del motonauta paciente. Los menemistas/kirchneristas/camporistas se preparan para ser sciolistas y seguir en el poder. Cual sera el nuevo verso de turno? el modelo liberal ya se uso, el modelo nac pop propagadista tiene sus consecuencias economicas. Cual sera el nuevo plan para la nueva farsa? Que color tomara el camaleon? Indudablemente, Scioli es la sintesis menemista/kirchnerista. Aglutina la experiencia y las relaciones de todos los sectores. Despues de todo, son lo mismo, las mismas mafias que llevan decadas en el poder. Solo resta esperar para el nuevo show. Los actores son los mismos, el escenario, tambien (algo mas empobrecida y peligroso). Los guionistas trabajan a destajo, los que buscan fondos tambien; la maquinaria de poder y empobrecimiento no descansa. El monstruo no duerme, solo espera…el pueblo, la gente…solo observa y espera…a la manera de los gladiadores en la arena romana, esperan por los nuevos animales que saldran a comerlos. En las gradas, a lo alto, los peronistas, sus invitados radicales y algunos otros, comiendo uvas y rodeados de mujeres bellas y sirvientes, se preparan para una nueva matanza…

Advertisements

Evolucionar…o como un grupo tomo el poder adaptandose…

Dicen que una de las grandes capacidades del ser humano es la de transformarse, “reinventarse”, evolucionar, cambiar, adaptarse, aprender de lo vivido para entrar en etapas superadoras. Es mas, el cambio es una muestra de aprendizaje, de evolución, de renovación y de adaptación. Implica ser flexible, pensar, aprender. Contrariamente, no cambiar, estancarse, anquilosarse, atenerse a lo mismo de siempre es algo así como una “involucion” en realidad, es algo así como ir para atrás, contradecir la naturaleza, e incluso, morir. Ahora bien, como en todas las cuestiones humanas, las cosas no son tan simples. Hay aspectos que deben mantenerse sin cambio, respetados, intocables, ya que hacen a la credibilidad, previsibilidad y viabilidad de la vida en sociedad. Que seria de un chico al que su padre le dice como comportarse un día y cambia al siguiente? Que seria de nuestra vida laboral si las reglas cambiaran todos los días? o si las leyes cambiaran cada semana? Que es de un país donde los políticos pertenecen a un partido un día y luego, pasado el tiempo cambian a otro? que es de un país donde un gobierno dice que es peronista pero cada tanto tiempo cambia a conveniencia los lineamientos políticos de eso que llama peronismo?

Image
Asi comenzo el proceso evolutivo…

Asi por ejemplo, durante los 90s, peronismo era ser liberal, privatizar y “tener relaciones carnales” con los Estados Unidos. Hasta contrataron a un supuesto intelectual (Escude se llamaba) que había bautizado como ” realismo periférico” la idea de ser “amigo” de los Estados Unidos. El peronismo se hizo liberal y empleo a miembros de la famosa Ucede (liberal) con la familia Alsogaray como hijos dilectos, y hasta una Ministra. Ni que hablar de las proezas de Dromi con sus leyes privatizadoras que dejaron a la Argentina en el peor desempleo y debilidad que fue incubando a los actuales marginados que antes eran desocupados.

Para no volver tanto tiempo atrás en la historia, no voy a extenderme en el engendro de Isabelita-Lopez Rega de los 70s por todos conocido que desencadeno una dictadura sangrienta.

Simplemente vale la comparación con los actuales “peronistas”, que se “adaptaron”, “evolucionaron”, “cambiaron” a un supuesto nacionalismo popular que sigue hundiendo el país en otro tipo de marginalidad, mas profunda, mas dolorosa, ya que viene acompañada de autoritarismo, revanchismo y slogans vacíos de contenido, llenos de mentira, usados para diversos objetivos nunca dirigidos al bienestar popular.

El kirchnerismo es una etapa “superadora” del peronismo, es lo que tal vez dicen. Pero solamente es otra estrategia de supervivencia de un grupo de políticos cuyo objetivo es solamente tomar el poder para su provecho y cuya única virtud es saber “leer” el discurso apropiado que permitirá ganar votos a través de propaganda bien hecha y bien fundada con dineros de dudoso origen.

Excelente capacidad de adaptación, de crecimiento, de evolución para lograr el poder. Los personajes son los mismos, la obra cambia le libreto y el publico aplaude ya que escucha lo que quiere escuchar. Ya se avizora el futuro. Algunos de estos personajes, en su constante “crecimiento”, sabiendo “leer” lo que se avecina, comienza otra vez a mutar, a adaptarse, a prepararse para un nuevo estadio de evolución, para la nueva obra a montar. Se necesita una cara que encabece el supuesto cambio, que encarne el ideal nuevo. Asi aparece Massa, la nueva cara del “nuevo peronismo”, ya se prepara el “nuevo” discurso, el nuevo libreto, los nuevos escenarios; los personajes son los mismos, algunos serán nuevos de acuerdo a la conveniencia, otros se retiraran ya con las arcas llenas. El publico se prepara, y ya pronto entrara a la sala a deleitarse con las nuevos relatos o discursos o piruetas…el teatro todavía aguanta, se cae a pedazos pero aguanta otra puesta en escena…la evolucion sigue su paso…

Tristeza

Image
Una de los que se enriquecio a costa de la gente…una de tantos…los que causan tristeza…

Y si, la tristeza me invade otra vez. Como tantas veces que leo los diarios de Argentina, tan lejos y tan cerca a veces. Cuando leo las mentiras de los funcionarios. Anoche me llenaba de tristeza un dialogo entre Julio Barbaro, un peronista de esos que supuestamente son respetables porque conocieron a Peron y un ignoto (afortunadamente no recuerdo su nombre) que defendia al gobierno de Cristina Kirchner. Era triste escuchar al defensor del gobierno balbucear incoherencias de todo tipo, obvias, para justificar una gestion calamitosa y tal vez su sueldo. Ver los noticieros mostrando a la gente sin luz, en medio de la lluvia, tratando de comprar queso o leche sin que le alcance llena de tristeza. Mas uno se llena de tristeza cuando unos cuantos son millonarios a costa de toda esa gente. Despues de un rato, me dedique a prepararme para mi dia siguiente de trabajo, aqui en Houston, lejos de esa Argentina que entristece…

Asco…

Image
Dudo que esto provoque en Cristina Kirchner mas emoción que un par de zapatos de lujo... lamentablemente para el país queda demostrado que no tiene corazón y que todo es una mentira...

Ultimamente, leyendo los diarios o mirando programas de tv de Argentina, me invade una sensación rara, que trato de definir infructuosamente. Habiendo dejado el país ya hace mucho tiempo, no puedo evitar estar informado sobre lo que pasa en mi Patria, tan lejana y cercana a la vez. Ya he dado mis opiniones en este blog sobre la democracia mentirosa argentina y sus lideres políticos y no voy a abundar en eso. Simplemente quería describir mi sensación y tratar de encontrar una palabra que la defina.

Por una parte, paulatinamente siento que me resulta imposible ver o escuchar a la Presidente Kirchner. No soporto su rostro, sus dichos, su sorna, su sarcasmo, su estilo “canchero”, su ironía, ni su impostado estilo de defensora de “genero”. No soporto el rol que pretende tener de defensora de los pobres y humildes, en total contradicción con su estilo de vida ampuloso, lujoso y de millonario. No soporto su estilo de falsedad o doble discurso cuando pretende, por ejemplo, hacer creer que Argentina es un ejemplo de país que ha manejado la crisis mejor que ninguno otro y por otro lado decir, cuando quiere entregar los subtes, que esos subtes no son “los de New York”. No soporto que se rodee de “bufones” que todo el tiempo la aplauden cuando hace anuncios sin importancia, pero se esconde cuando tiene que enfrentar hechos como el accidente evitable de Once. Esta sensación de insoportabilidad se repite con otros funcionarios como Boudou o Anibal Fernandez, por ejemplo, cuando, siempre con ese estilo tan “canchero” intentan descalificar opositores o defender sus puntos de vista. Digamos que mas allá de que sus políticas puedan ser acertadas o no, no soporto el estilo  la forma de expresarse de estos personajes. Finalmente, se suman todos aquellos que inventan justificaciones intelectuales que pretenden demostrar que, en realidad, Cristina Kirchner encarna un proyecto popular y nacional único en la historia, cuando el crecimiento de las villas miseria, marginalidad, delincuencia, decadencia juvenil y falta de educación es manifiesta cada vez que voy a la Argentina. Es como si uno entrara a una casa sucia, sin electricidad, con mal olor, sin agua, sin cloacas, que se llueve y se esta por caer y alguien pretendiera vendernosla diciendo que en realidad, esa casa esta en excelentes condiciones y no somos capaces de verlo. Esto ultimo es interesante ya que, ante los hechos obvios, muchos defensores del “modelo” pretenden hacer creer que esa realidad no existe y que solo ellos son capaces de ver la “verdadera” realidad, ubicándose por sobre los demás mortales, en una posición de redentores, dueños de la verdad y “elegidos”.

En estos días también pude ver a otros personajes, como Manzano o Vila, el primero político de la época nefasta de Menem y el otro, quien sabe de donde salio pero cuyos negocios son millonarios, uno de los cuales tengo entendido fue apropiarse de terrenos fiscales para construir un barrio. El país esta lleno de estos políticos devenidos empresarios que aprovechan la política para hacer negocios, ya sea mientras tienen cargos o cuando se encuentren fuera del gobierno. Digamos que la inescrupulosidad de los políticos no es solo de este gobierno sino de los anteriores desde que comenzó la ultima etapa democrática en 1983. En todo ese tiempo a esta parte, el sistema político se ha transformado en una especie de empresa para enriquecimiento de una clase. El Congreso es simplemente un apéndice del poder administrador y los jueces, nombrados a dedo por conveniencia política en general, solo contribuyen con su acción o inacción a preservar y profundizar el entramado siniestro.

Durante este tiempo también ocurrió un accidente ferroviario donde murieron 51 personas, simplemente porque esos trenes están viejos y no se mantienen como se debiera, como un síntoma mas de la decadencia y la falta de inversión en infraestructura. Pienso en esos muertos y tanto otros a manos de delincuentes, otrora desocupados, jóvenes sin futuro y sin pasado, que no se pudieron alimentar bien durante la época de Menem, que, en algunos casos, han caído en la prostitución, la droga o la criminalidad y que ahora simplemente forman un ejercito de delincuentes o potenciales delincuentes en una nueva forma diabólica de decadencia social.

Para completar este panorama, me puse a ver el otro día unos documentales sobre las villas miseria de Argentina en tn.com.ar, las que existen por cientos, y realmente termine de comprobar que esa mujer que esta en el gobierno, rodeada de lujos, zapatos caros y perfumes franceses no puede tener un gramo de bondad con consideración por aquellos que dice defender. Ella y su marido fallecido han estado casi una década en el poder, han dispuesto de fortunas ingresadas por la soja y han tenido la posibilidad de cambiar esa realidad y han elegido no hacerlo, postrando a millones en la pobreza y la marginalidad lo que es equivalente a matarlos en vida.

La otra pata del sistema es un conjunto de empresarios y medios que permiten que el “modelo” se afiance en el tiempo y se “profundice” para beneficio exclusivo del poder y sus amigos.

Esa mezcla de un pueblo marginado, al que se le ha negado la educación, que vive inmerso en un sistema manejado por políticos redentores, inescrupulosos, que se dedican a hacer negocios en el poder a costa de un voto que usan y reciben cada tanto, apoyados por medios y empresarios afines, ha generado lo yo llamo “desaparecidos en democracia”.

NO es fácil explicar todo esto en pocas palabras. Es un conjunto de cosas yo diría ‘diabólicas” que siento que se han apoderado del país. Esa mezcla de pobreza obscena, funcionarios soberbios y millonarios, poderes corrompidos y muertos  ha ido generando esa  sensación que intentaba definir y que, a medida que escribo y pienso, veo que es de tristeza pero tambien de asco, asco y rechazo.

Habra alguna salida? Se acabara en algún momento esta pesadilla para mi país? Se acabara esta sensación de asco e incertidumbre? El tiempo dirá.

La redistribución del ingreso según Cristina: zapatos de $3000 dolares para mí, lavarropas y otras cositas para los demás…

El desprecio por los demás y la maldad se han apoderado de la Argentina...

Hace un tiempo apareció en algunos diarios de Argentina que la presidente Cristina había comprado zapatos en Nueva York por miles y miles de dólares. Más allá de la veracidad puntual de la noticia, lo que sí es cierto es que Cristina, así como muchos de sus amigos o “compañeros” en su gobierno tiene gustos caros. Suele alojarse en los mejores hoteles, comprar las mejores ropas y usar los mejores zapatos. Algo así como una estrella de Hollywood del mundo subdesarrollado. Si bien gastar dinero en lujos y cosas innecesarias siempre me ha parecido banal, en este caso lo que hace ella (estando al frente de un gobierno de un país donde reina la pobreza, la marginación, el retraso y la decadencia en muchos aspectos) es doblemente criticable por varios motivos principales. Uno, que muchos de esos gastos se pagan seguramente con dineros públicos que deberían estar mejor destinados. Dos, que, como presidente debería guardar ciertas apariencias al menos de frugalidad y de humildad, especialmente en un país donde miles de niños caminan descalzos, por ejemplo. Tres, que con esas conductas frívolas, no hace mas que demostrar que su condena el sistema capitalista y al llamado Primer Mundo no pasa de ser un discurso y palabras sin contenido.

Cristina habla siempre de que su gobierno es un gobierno donde se persigue el mejoramiento de la población a través de la llamada “redistribución” del ingreso. Evidentemente su concepto de redistribución esta clarísimo: zapatos, pieles, viajes, hoteles carísimos y lujos para mí; pero para aquellos que me votan, viven en las villas, fuman paco, sobreviven con sueldos de hambre, mueren todos los días a manos de la delincuencia organizada derivada de la pobreza, lavarropas baratos, televisores plasma y, eventualmente, algunas laptops para que puedan conectarse a internet y conocer al menos virtualmente las cosas y lugares a los que ella está tan acostumbrada…

Lo peor de todo es que, detrás de toda esa conducta, y más allá de la ironía de mi comentario, se esconde el gran desprecio que esta mujer siente por aquellos pobres a los que dice representar y que le dan su voto irracional. Detrás de esas conductas se esconde también la soberbia y la impunidad del que todo lo puede y al que nada puede afectarlo, ni siquiera la pobreza o la muerte de los niños de su país.

Al enemigo, justicia; al amigo, injusticia…

Amigo de Bush, amigo de Kirchner...Menem lo hizo...al amigo, injusticia...

Suele decirse por ahí que Perón se refirió a sus enemigos una vez con la siguiente frase: ” Al enemigo, ni justicia”, lo que obviamente mostraba su pensamiento autoritario. Luego de la muerte de Perón, aquellos que llegaron al poder en su nombre (utilizando diversos nombres como Justicialismo, o Frejuli, o, últimamente, Frente para la Victoria) se dedicaron a dar su versión del Peronismo de acuerdo a su conveniencia. Asi, por ejemplo, Menem puso a Alsogaray y su partido liberal al frente del gobierno, se alió  con Bush y creo la versión liberal del Peronismo de acuerdo a su conveniencia. Luego vino Kirchner y creó su versión supuestamente progresista, nacional y popular. Esta nueva versión crea una nueva versión sobre la justicia. Podríamos llamarla asi:” Al enemigo, justicia, al amigo, injusticia”. Un ejemplo es ilustrativo. Utilizando la bandera de los derechos humanos, el kirchnerismo se ha dedicado a hacer justicia por los crímenes de la dictadura militar. En ese contexto, en forma muy eficiente y eficaz, y con jueces muy expeditivos, se han juzgado y encarcelado muchos criminales. La justicia ha actuado con el ímpetu, celeridad y fortaleza con que debe actuar, en este caso, con los enemigos del kirchnerismo, digamos, “al enemigo, justicia”. Pero, por otra parte, en estos días se ha absuelto a Menem por el contrabando de armas que se llevó a cabo en la década del 90. En este caso, la Justicia no actuó como debía ya que, obviamente, don Carlos es amigo del kirchnerismo y, con los amigos del poder, la Justicia suele tender a levantarse la venda de los ojos. En este caso, al amigo no se le aplicó la Justicia, “al amigo, injusticia”. La Justicia debe ser para todos. Lamentablemente, en la Argentina, la Justicia actúa de acuerdo a las conveniencias del poder. Esa Justicia no sirve, es injusticia, y es uno de los elementos determinantes de la decadencia argentina. Delicias del peronismo, o kirchnerismo o como se llame la última versión del peronismo…

Los revolucionarios de cafe, del recital o de como engañar una y mil veces y por mucho tiempo…

Los camaleones, o farsantes, o revolucionarios de cafe, o como les quieran llamar, han llegado y han traicionado a aquellos que dicen representar…

Hace 35 años comenzaba una época nefasta para la Argentina. Ya he contado mis vivencias ese día en otro post anterior. En aquellas épocas nadie sabía cuán lejos estaría el final de esa dictadura y cuán lejos en el tiempo llegaría la justicia (si alguna) para los autores de tanto crimen y destrucción. Yo era muy joven y estaba lleno de ideales. Tuve suerte y sobreviví… Llegó la democracia y nunca cambié mis inclinaciones políticas, siempre me dolió la pobreza, la marginación, la falta de trabajo y los salarios indignos. Intenté trabajar en política para cambiar esas cosas. Era un idealista…un estúpido tal vez (no sé si fui realmente un estúpido pero de lo que estoy seguro es de que me tomaron de estúpido). Creí siempre que aquellos que estaban en la política formando parte de partidos de izquierda o progresistas REALMENTE  querían cambiar las cosas para mejorar la situación de los excluídos. Pero finalmente me dí cuenta que estaba totalmente equivocado, que sólo buscaban su propio provecho, que solo buscaban “acomodarse” y vender la idea del progresismo. La mejor muestra de ello es la realidad argentina: luego de 35 años, el país sigue hundido en la pobreza, millones no tienen agua o vivienda o trabajo digno, ninguna revolución se ha llevado a cabo, los mismos de siempre detentan el poder y lo ejercen. Y aquellos que encabezan el gobierno son millonarios o quieren serlo. Son la mejor muestra de que solo son izquierdistas de pacotilla, de cartón, son revolucionarios de café y discurso, son los revolucionarios del recital, los que se dejan la barba, levantan la bandera y escuchan a Leon Gieco. Y después se van a disfrutar la cuenta en el banco o el sueldo ganado calentando algún sillón, dando algún discurso o acomodando algún amigo en desgracia o, la mejor de las veces, viajando en aviones pagados con la miseria del pueblo, de ese “pueblo” al que les gusta nombrar todo el tiempo pero al que nunca le dan nada… Y así, comenzando con Menem en los 90, gran amigo de Bush, pero con patillas largas y amigotes que tocaban el bombo, los liberales de la época de la dictadura tomaron el poder y comenzaron la destrucción “en nombre del pueblo” y con el voto popular, luego De la Rua hizo lo suyo y luego llegó la frutilla del postre: los Kirchner, ultimo invento del Peronismo, partido creativo si los hay, partido yo diría “camaleón”, que durante una década es liberal, privatizador y socio “carnal” de los Estados Unidos y en la década siguiente, y ahí esta la creatividad, “dice” ser lo contrario para continuar con la obra menemista. Por supuesto que no se puede poner a Alsogaray o visitar a Bush en Texas, ahora conviene mantener las apariencias, rodearse de las Madres, dar discursos antiyanquis, meter en cana algunos viejos milicos en desgracia, hacer que Eduardo Galeano dé charlas por ahi, poner plata para filmar películas alusivas y odiar al FMI. Son los revolucionarios de cartón en acción, son aquellos que han inundado la Argentina con la nueva propaganda, son aquellos que se han aprovechado de ese mismo idealismo que alguna vez tuve y que siempre tienen los jóvenes justamente ante la injusticia y la pobreza que azotan la Argentina, para agitarlos, para someterlos y seguramente, para dejarlos de lado cuando ya no les sirvan. Son los traidores de aquellos que murieron (o que se fueron) hace 35 años. Son los que no cambian nada, pero dicen que cambian todo. Son los farsantes de la nueva Argentina progresista. A la manera de aquellos que, masificando la cara del Che, transformaron la revolución en un producto del marketing, estos han transformado la izquierda, las Madres y el progresismo en un show, en un recital, en un poster colorido y triste… Son tal vez peores que los otros…

Kirchner, la leyenda peronista continua o la Argentina del “Jefe”…

El “Jefe” dijo adios ya no somos nada…

Cada tanto en la Argentina ocurren sucesos sociales unicos, impredecibles, irrepetibles que tienen la virtud (aunque a veces sean catastroficos) de enseñarnos a conocer mejor la realidad social del pais y diria algo asi como la esencia del ser argentino. Estos hechos, que yo les doy el nombre de sociales porque afectan y hacen participar a miles y miles, tales como el famoso “corralito” o el 17 de Octubre, o los “cacerolazos” o el “Mendozazo”, o los campeonatos mundiales de fútbol, desnudan a la Argentina y permiten, al observador atento, definir el país.

La muerte de Kirchner ha sido uno mas de todos esos hechos. Ayer me encontre mirando horas el desfile multitudinario ante la muerte de Kirchner. Kirchner ha sido un politico autoritario, personalista y tal vez corrupto (digo tal vez porque hay varias causas y situaciones no claras con respecto a su enriquecimiento ilícito, entre otras situaciones que afectan a funcionarios de el) que ha aglutinado poder a su alrededor, a partir de una coyuntura económica internacional favorable. Sin conocer los detalles, es vox populi que utilizaba los dineros publicos para favorecer a intendentes o gobernadores amigos o para subsidiar o concesionar servicios a su conveniencia. A todo eso se sumaba una constante descalificacion verbal de la oposicion, un constante echarle la culpa a Clarin o a otros medios de criticar o mentir en contra de su gobierno. Desde mi punto de vista personal, el mayor daño lo ha causado hacia la causa de los Derechos Humanos y las Madres de Plaza de Mayo. Al favorecer a las Madres con su política (lo cual no veo mal en si mismo) llevo a esas Madres a definirse políticamente como kirchneristas, tiñendo de política una causa cuyo valor moral estaba por encima de toda afiliación política. Ademas de todo esto, su discurso, retomado luego por su esposa, de alimentar odios de los años 70, y de querer convertirse en el primer gobierno popular después de la dictadura (ignorando casi 30 años de democracia previa) me parecen hasta casi delirantes.

Kirchner se convirtió en la cabeza política de un proyecto cuyo resultado es incierto. Como todos esos políticos personalistas, todo dependía de Kirchner. Kirchner es el que define que esta bien y que esta mal y, sin el, falta la decisión, falta el Dios. El proyecto ha quedado acéfalo y ahora vendrá la lucha por ser la cabeza. En un país con tan poco institucionalidad como la Argentina, las consecuencias pueden ser muy negativas. A menos que su esposa Cristina se convierta en la cabeza, el gobierno puede llegar a convertirse en una serie de movimientos asincronicos y torpes que lleven a un final desconocido.

La parafernalia desplegada, el desfile incesante de personas que estoy seguro forman parte del partido o del clientelismo aceitado que se ha generado durante su gobierno, la cobertura tan respetuosa de  los medios y el silencio de los opositores, convirtieron, casi por arte de magia a Kirchner, de ser un lastre para el gobierno, en poco menos que un heroe y patriota comparable a San Martin o al mismo Peron. El delirio construido a partir de su muerte indudablemente ha fortalecido a un gobierno que hasta la semana pasada se encontraba en jaque debido a la muerte de un joven militante del Partido Obrero a manos de patotas cercanas al gobierno. La verborragia provocativa y violenta así como el estilo autoritario de Kirchner se habían encargado de que los mismos peronistas se fueran de su lado y construyeran sus propias corrientes partidarias. De un dia para el otro el ogro se convirtio en hada. El sapo se volvió príncipe.

Una vez pasado este show montado a partir de su muerte, la realidad volverá a su cauce natural, los problemas persistirán y hasta habrá algunos nuevos. Conociendo la historia del pais, nada hace pensar que la muerte de Kirchner unira mas al país. A menos que los políticos aprovechen que se ha ido alguien que hacia de la política el arma para constuir poder a cualquier precio para traer mejor convivencia. Pero esto es muy dudoso ya que Cristina esta hecha a imagen y semejanza de su esposo y dudo que cambie su estilo. Es mas, creo que profundizara mas la agresión, la descalificacion, el pensamiento único y la soberbia.

Algo interesante quedo a la vista: la capacidad del peronismo para construir una entelequia alimentada de mística popular y basada en su despliegue de clientelismo politico, convirtiendo a un político autoritario y vehemente en un patriota. Esta construcción de mitos es típica de la Argentina, la realidad pasa a un segundo plano y lo que pasa a ocupar su lugar es el mito, la leyenda, el fenómeno social; irracional, puro sentimiento y llanto. El que daba ya no da, el que repartía ya no reparte mas. Lo que merezco como persona solo me lo puede dar otra persona, por su voluntad, no por legalidad o derecho del que recibe. Quedo al desnudo la Argentina, el país donde todo depende de un caudillo, de una voluntad, del deseo del que manda, del “Jefe” (tal como algunos como Andrea del Boca lo calificaban). Quedo claro la Argentina del “Jefe”, del mandamas. Yo soy lo que el Jefe dice que soy y tengo lo que el Jefe dice que tengo. Muerto el Jefe, estamos huérfanos, ya no existimos. Y ese era el llanto de muchos. Habia muerto Kirchner, había muerto el Dios, el que nos daba y nos decía lo que eramos…