McLuhan tenia razon… McLuhan was right…

Las apariencias engañan...

Leyendo a Neil Postman (Technopoly) pase a releer a McLuhan. El medio es el mensaje decía McLuhan, o sea, creamos mensajes cuando nos comunicamos independientemente del mensaje que supuestamente emitimos. El lenguaje es la clave.  Asi, la tecnología, como una medio de comunicación mas o un “lenguaje” mas, crea mundos nuevos, símbolos nuevos y, por supuesto, hace poderosos a quienes manejan ese lenguaje. La imprenta primero, la computadora después crearon, aparentemente, “nuevos” medios de comunicación, pero en realidad lo que crearon fueron formas nuevas de realidad, revolucionaron la forma de pensar y cambiaron la forma de ver el mundo que, “en realidad”, es el mundo creado por ese lenguaje. Asi, “interface” o “googlear”, o “multitask” son simplemente nuevas formas de realidad creadas por el nuevo lenguaje. Ni que hablar de “seguir” a alguien en Twitter.

Ademas, por ejemplo, cuando vemos esas “hermosas” películas de Hollywood con esos famosos actores, donde siempre los héroes son los policías, los bomberos o los detectives que resuelven crímenes, lo que “realmente” llega a las mentes es el mensaje creado por el medio de que “debemos seguir las reglas y las leyes”. La forma de presentar las historias y los puntos en común que se repiten son el verdadero mensaje, escondido detrás de las bonitas caras de Angelina Jolie o de Brad Pitt.

Simplemente pensé esto cuando entre una vez mas a Second Life, recorrí esos mundos virtuales creados por usuarios, y comprobé una vez mas como  la gente podía pasar horas y horas de su vida comprando casas, construyendo, relacionándose (incluso sexualmente) o haciendo shopping en un mundo nuevo, distinto (mejor?), donde pueden tener el cuerpo que quieran y el anonimato que deseen. En este caso, lo interesante de ver es que la mayoría compra lo mismo que en la vida real, los cuerpos suelen ser el ideal de belleza de la vida real al igual que las construcciones. Lo que se diferencia un poco es la sexualidad, que parece ser mas libre ya que se reprime en la vida real. Cada uno que entra recibe ese mensaje creado por ese nueva simbologia. Ya no importa para que están allí en Second Life, han creado un mundo nuevo, un lenguaje nuevo, por tanto una realidad nueva que ya no es virtual…

Advertisements

El buzon que nos vendieron o la nueva izquierda argentina o ahora no necesito ser de izquierda…

Alguna vez quise cambiar el sistema, ahora simplemente me pase a la clase pudiente...

Estaba mirando el otro día un programa conducido por un periodista insoportable llamado Gonzalez Oro (otro personaje de tantos cuya presencia en televisión solo puede explicarse a partir de amiguismos con algún directivo) quien había invitado a Victor Heredia, un famoso cantautor argentino quien se hizo famoso durante los primeros años de la democracia iniciada en 1983 por su posición de izquierda y de apoyo a las ideas revolucionarias de izquierda. Como otros tantos, Mercedes Sosa o Leon Gieco, hicieron su fama cantando a los pobres, los marginados del sistema o criticando a los “ricos” y privilegiados. Yo mismo, durante los 80s, compartí esas ideas y disfrute la asistencia a sus conciertos, fui parte de un partido que se llamo Frepaso que supuestamente aglutinaba a quienes pensábamos que la Argentina podía ser un país progresista, redistributivo, menos desigual y donde los pobres y marginados merecían mejorar su situación. Como ya he relatado en posts anteriores, me toco conocer de cerca a esos famosos miembros del Frepaso que luego resultaron ser solo un grupo de oportunistas con ansias de resarcirse por malos momentos vividos, de acomodar amigos y de no hacer nada por los pobres que habían usado como bandera. Luego de esa y tantas otras desilusiones decidí irme del país.

Este relato personal viene a cuento porque justamente yo sentí en aquellos años que el Frepaso me había vendido un buzón, no solo porque la gente con la que trabaje personalmente eran unos farsantes sino porque la figuras mas importantes tales como Chacho Alvarez o Fernandez Meijide, se dedicaron a no involucrarse (el primero) o a acomodar amigos o asistir a congresos de Frances (la segunda). Digamos que su postura mas revolucionaria tal vez fue el nombre del partido que usaba la palabra “Solidaridad”.

Ese sentimiento de buzón comprado lo tuve de nuevo la otra noche viendo a Victor Heredia diciendo que el ahora podía mandar a sus hijos a escuelas privadas, que le “había ido bien” y que no tenia nada malo que tuviera dinero, que había sufrido muchos años la pobreza (su padre era contador pero el había sido pobre[?]) y que estaba mal que le criticaran que ahora tenia dinero. El otrora revolucionario de izquierda se había convertido ahora en un “burgués” mas, un oligarca mas. En otras palabras, según Heredia, cuando él criticaba a los ricos hace muchos años, estaba equivocado, así como están equivocados ahora los que ahora lo critican por ser rico. Según él, hay algunos a los “que les va bien” (como a él) y algunos a los “que les va mal”, como son los pobres del presente. De la idea de cambiar una sociedad desigual donde la mayoría es pobre y no tiene oportunidades y hacer una sociedad igualitaria (el ideario de izquierda que parece soportaba—y que yo comparto) pasó a la idea de que “mejor me paso del lado de los pobres al lado de la minoría rica” ya que “me lo merezco”. Según su concepción (y la concepción de esta nueva izquierda consolidada durante este bochornoso gobierno kirchnerista) estan los que “se merecen ser ricos” y los que “no se lo merecen”. De sistemas económicos y sociales injustos mejor ni hablar. Me hacia acordar a un programa cómico que vi aquí en Estados Unidos donde una mujer que había ganado la loteria contestaba a la pregunta de como ganar la lotería le había cambiado la vida diciendo: “Ahora ya no tengo que ser mas del partido Demócrata!”. Heredia parece seguir los mismos pasos: “ahora ya no tengo que ser mas de izquierda ya que tengo dinero”. En definitiva, parece ser que para don Heredia mejor que cambiar esta sociedad desigual es pasarse para el lado de los ricos ya que la sociedad no puede cambiarse y, si te toca seguir siendo pobre, aguantatelas que ya vendrán tiempos mejores. Por eso, para ser consecuente, en lugar de ir a hacer giras por el país o en villas miseria o criticar la pobreza en que esta el país en manos de sus amigos, prefiere defender los privilegios que posee o  recibir buenas sumas de dinero pagadas por el gobierno con dineros públicos o dar recitales en Paris o Israel lo cual es mucho mas elegante y mas propio de alguien de su “clase”, la de “los que les va bien”.

En definitiva, nos vendieron un buzón, son la nueva izquierda, la izquierda de café, la que desfila en las calles de Paris, la que ataca a Estados Unidos de palabra pero veranea en Miami, la del grito de barricada en los discursos, la del nacionalismo en las palabras pero que cuando hay que gastar dinero en hotel se va al Marriott o cuando hay que comprar un auto que sea un Audi o BMW. A aquellos que, como yo, creímos alguna vez en ellos, nos causa tristeza y desilusión. A aquellos que todavía no tienen la suerte de “que les haya ido bien” todavía, los seguirán engañando, hasta que les llegue la hora de “que les vaya bien” y puedan pasar al grupo de los “ricos”. Mientras tanto, de cambiar el sistema ni hablemos…

Leavenworth o la obra del alquimista o el genio del marketing en accion

Pasen y vean una de las obras maestras del marketing...

No pude seguir posteando como cada tanto me gusta ya que me tome unas vacaciones de mas de un mes (todavia sigo). Viaje por todo el estado de Washington y por el norte de Oregon, revisitando hermosos lugares, bosques, playas, rios y extasiandome con los paisajes tan increibles de esta parte de Estados Unidos. Hice camping y pare en hoteles y llegue hasta las Islas San Juan en el borde con Canada y a Vancouver, Victoria y toda esa hermosa isla de Vancouver. En medio del viaje por las Cascade Mountains visite un pueblo supuestamente bavaro llamado Leavensworth. Ya conozco los misterios del marketing y sus logros. Pense, cuando iba llegando a este pueblito en medio de lomas hermosas, que seguramente alguna colonia alemana a principios de siglo habia vivido alli y que luego, aprovechando eso algunos genios del marketing habia construido casas y creado un ambiente de pueblo aleman para fomentar el turismo. Ya conocemos los que tenemos la suerte de viajar por muchas partes del mundo que gran parte del turismo se alimenta de propaganda, que muchos lugares son inventados por el marketing o cambiados o desdibujados o arruinados, casi nunca mejorando un lugar. El lugar inventado por excelencia es Disneylandia, donde todo es irreal. Esa capacidad de los estadounidenses para inventar cosas se refleja en todas partes, especialmente en las peliculas donde abundan los personajes inventados y luego se construyen inmensos castillos en el aire y se venden millones en productos generados a partir de esa fantasia (ejemplos abundan tales como Shrek, Spider-Man, Superman, Batman, Toy Story, Wall-e, Mickey Mouse y miles miles mas). Asi por ejemplo, tambien pase por un pueblito llamado Forks donde se filmo la pelicula Twilight y donde, cuando uno entra al pueblo, hay un lugar donde uno se puede sacar una foto con posters de los personajes. Entrando al pueblo uno va leyendo carteles tales como :”Welcome Vampires”.

Volviendo al tema de Leavensworth, como dije, yo suponia ya al monstruo del marketing haciendo de las suyas. El pueblo estaba lleno de gente caminando y comprando cosas que luego iran a parar a esos atestados garages tan americanos. No me impresiono mayormente el lugar y por supuesto tome una fotos con mi hija quien disfrutaba al menos la tarde de sol y un helado que tanto le gusta.

La sorpresa vino al salir del pueblo cuando pare a leer un folleto donde decia simplemente que en 1960, ante la decadencia economica del lugar, a alguien se le ocurrio construir un hotel con fachada alemana aprovechando las laderas que rodeaban al pueblo. Poco a poco la idea siguio y asi el pueblo entero se fue haciendo bavaro hasta tomar totalmente el aspecto de pueblo aleman de montañas que ostenta en la actualidad. Digamos que ni siquiera alli habia algo de historia alemana. TODO fue inventado en 1960. Ahora el pueblo tiene millones de dolares de ingresos gracias al turismo y gracias a ese alquimista poderoso del milenio: el marketing, capaz de transformar el plomo en oro, un candidato inutil en presidente o un pueblo perdido en una mina de oro.

Genio del marketing, contempla gozoso tu obra, uno de tus esclavos te saluda…

Los hispanos segun Univision y los hispanos en la realidad…

Argentina no es tan hispano como Mexico o Brasil…o Estados Unidos…

El Mundial de Futbol, ademas de ser un espectáculo único, que moviliza, ilusiona, emociona y motiva masas en todas partes del mundo (con la excepción creo de Estados Unidos) también sirve para descubrir algunas cosas, tales como los sentimientos de las distintas nacionalidades o el significado de algunos conceptos. Un ejemplo para clarificar: si alguien, como es mi caso, ha tenido la oportunidad de vivir o viajar o estudiar en los Estados Unidos por mucho tiempo, descubre poco a poco el significado de lo llamado “hispano” o “hispanic”. Uno llena formularios para cualquier cosa y le dan la opción “etnicity” o “race” y ahí aparecen la famosa opción “hispano” y luego uno ve en tv o lee en diarios o escucha en la radio acerca de los hispanos o los “latinos” y uno nunca llega a entender de que se trata. Lleva algún tiempo descubrir el significado “real” mas allá del significado “virtual”. Y el Mundial de Futbol sirve para averiguarlo si observamos atentamente.

Significado virtual: hispanos son los latinoamericanos (incluidos los brasileños, aunque hablen portugués), los centro americanos, los norteamericanos (excluyendo a Canadá) y los españoles. En el caso del Mundial, es comun que los periodistas que comentan en Univision (la cadena de habla “hispana” que transmite el Mundial por Tv y por internet para Estados Unidos) sientan o hagan sentir a Brasil como dentro de los hispanos. En ese sentido, en estos dias de finales del Mundial, se refieren a Brasil como a “uno de los nuestros” y cabria preguntarles a estos periodistas: quienes son “los nuestros”? Si hablamos de los nuestros como Latinoamerica, Centro America y Norteamerica (llegan a incluir a Estados Unidos como  a “uno de los nuestros”) estaríamos considerando “hispanos” o “latinos” no solo a los estadounidenses sino también a los ingleses de las islas inglesas del Caribe o a Haiti y otras islas que hablan francés, etc. Entonces, digamos, en pocas palabras, los hispanos son los que ellos quieren que sean hispanos, inventando una categoría donde estarían incluidos los países donde se habla español, Brasil, y Estados Unidos (?) (sin Canada) y España, excluyendo a Portugal (del cual los brasileños heredan el idioma).

Significado real: Detras de este invento de Univision, se esconde otra realidad: la realidad de los inmigrantes desde México principalmente que han llegado a constituir en Estados Unidos una primera minoría. En realidad, los hispanos en Estados Unidos son ya sea mexicanos o descendientes de mexicanos que se han adaptado al sistema de vida norteamericano y que resultan ser una mezcla por algunos llamada Tex-Mex. Sin importar el nombre, estos hispanos son los que comen tacos, los que dicen “mande” cada vez que uno les pregunta algo, los que no saben escribir castellano, los que han olvidado sus orígenes mexicanos en muchos casos, los que simpatizan con México en el Mundial, en una palabra, o incluso con Estados Unidos. Son aquellos que son mayoría en los programas de tv “hispanos”, los que cada vez que termina un programa del Mundial decían “Viva Mexico!”, los que hacen entrevistas en Mexico, etc. Son, en definitiva, los que lloraron con la derrota de Mexico ante Argentina, aunque lo quieran ocultar. Son los que, como menciono en otros posts, hablan “Spanglish”, no saben quien fue Borges, o Artigas, y generalmente consideran al Che un asesino al igual que a Castro o a Chavez, generalmente dejándose guiar por la propaganda vertida ya sea en Univision o en cadenas aun mas extremas como Mega TV.

Por supuesto que, ante las cámaras, en muchos casos, hablan de “los nuestros” para diplomaticamente ocultar esa realidad latente. En realidad, esos hispanos no tienen nada que ver con la cultura argentina o chilena o boliviana por dar algunos ejemplos. Son simplemente una clase unica, que incluso llega a ser distinta de los mexicanos que le dan origen. Es por eso que no les agrado que Argentina le ganara a Mexico, es por eso que generalmente simpatizan con Brasil (a quien consideran “hispano” o “uno de los nuestros” sin ninguna razón) ya que Brasil es el equipo que puede hacerle sombra a Argentina en los Mundiales. Por ejemplo en esta cadena, nunca van a decir que Argentina o Uruguay son los únicos equipos de habla hispana que han ganado un Mundial (en realidad dos). Es mejor hablar de Brasil y sus cinco campeonatos ya que es mas fácil quedar bien con quienes tienen esa superioridad casi imposible de alcanzar. Eso permite opacar a los demás equipos, especialmente a la Argentina. Incluso, ante la imposibilidad para México de ganar un Mundial, siempre terminan (en esa supuesta “hispanidad”) apoyando a Brasil, para no tener que apoyar a Argentina, quien ha ganado los mas cercanos campeonatos mundiales, donde se habla español y donde asombrosamente nació el mejor jugador de fútbol de la historia: Maradona, y que, es “hispano” según ellos, seria “uno de los nuestros” pero es mejor ignorarlo y hablar de Brasil. No tienen a México pero tienen a Brasil, que generalmente nunca falla. Asi, yendo aun a lo mas sutil, de tantos ejemplos recuerdo uno el día que transmitieron el partido Brasil-Chile; tenían cámaras en Rio de Janeiro para mostrar la alegría de Brasil, pero nunca tuvieron cámaras en Buenos Aires cuando gano Argentina.

A falta de Mexico ganador, viene bien Brasil, pero Argentina no es conveniente ya que Maradona no es amigo de los Estados Unidos. o al menos un hispano “amigo”. Para el caso, es mejor Pele, un “hispano” mas “amigo”(aunque hable portugues). Creo que esta claro el tema sobre los hispanos en caso que alguien tenga alguna duda…