Cansado

cansado_blue-570x350

Cansado pero recuperando fuerzas para seguir creyendo en el cambio.

Estoy cansado de estar entrampado en mi trabajo, de Trump y sus justificaciones, defensores y atropellos, de la competencia, de los buenos y los malos y de los perdedores y ganadores. Estoy cansado de los lindos y los feos. Estoy cansado del egoísmo y del “ése no es mi problema”. Estoy cansado del dinero y de la violencia. Estoy cansado del amor por interés y de la mentira. Estoy cansado de buscar gente buena, que escuche y me cuente sus cosas sin miedo.

Estoy cansado de ver en los diarios gente morir por miles de motivos y de pensar que debo vivir todo lo que pueda porque me puede tocar a mí en cualquier momento. Estoy cansado de tener que planificar todo para que el futuro no me atrape desprevenido.

Estoy cansado de sonreír a mis jefes y a mis subordinados simplemente porque es lo que corresponde. Estoy cansado de no poder vivir otra vida donde la prioridad sea la generosidad, el respeto y la paz.

Estoy cansado de los políticos y de los “businessmen” que existen gracias a que hay suficientes pobres que los sostienen.

Estoy cansado de buscar el amor y sólo encontrar momentos.

Aún así, sigo viviendo, porque no me he cansado todavía de tener esperanza…

Anuncios

Zombies

zombies

Estos no son los verdaderos zombies…

Hace tiempo que imagino las consecuencias que tiene o tendrá para la humanidad esta ola de marketing y capitalismo que la invade… en qué terminará la historia? por supuesto que no como quisiera Fukuyama…hace un tiempo pensaba cómo era posible que tanta gente haya comprado la historia de que el objetivo de la vida es el dinero, las cosas? como era posible que la gente no se haya rebelado ante la cantidad de maquinitas, tabletas, teléfonos que le manejan la vida? y la respuesta es clara, la fui descubriendo de a poco y, el otro día, algo casual me dio la respuesta. Primero contaré lo que fui descubriendo de a poco: simplemente la mayoría se encuentra atrapada en el sistema, obligados a usar teléfonos, iPad, Androids, tabletas, computadoras, dinero, autos, e-mail, para sobrevivir…el sistema ya se apoderó de la gente y no hay “way out”. El hecho casual fue alguien que conocí yendo al gimnasio a practicar boxeo: una chica bella, de buen cuerpo se me acercó sonriendo cuando me iba y me contó su historia: se dedicaba a vender unas bebidas energizantes en polvo, había sacado a su hija de 16 años de la escuela para que vendiera con ella ya que no quería que fuera “empleada” de nadie y pretendió, luego de unos 15 largos minutos de charla marketinera, que comprara sus productos por el módico precio de  500 dólares… la escena no era distinta a la que uno encuentra  a diario en cualquier negocio de cualquier ciudad de EEUU, donde vivo. Lo distinto es que descubrí que esa chica, que parecía normal, estaba simplemente loca…descubrí que el “verso” capitalista y marketinero ya simplemente ha tomado las mentes…la gente ya no piensa de otra manera que de esa…el sistema funciona asi y la gente, a la manera de 1984 de Orwell, ya no distingue una cosa de otra…a la manera de esos zombies de las películas taquilleras de Hollywood, ya la gente esta loca…estamos rodeados de zombies que intentan morder a otros y tomarlos para su bando… y alla lejos, en  Argentina y otros países, otros zombies supuestamente “progresistas”, usando la misma lógica oculta con un verso nacional y “popular” intentan hacer creer que son distintos cuando simplemente son los mismos zombies del Norte…y asi voy ahora escapando de esos zombies cuyas vidas transcurren mirando películas de Hollywood, yendo a trabajar en ventas de cosas, servicios o personas, se emborrachan los viernes, corren o juegan a algo los fines de semana, compran autos, sacan creditos, sacan hipotecas a 30 años, cobran sueldos minimos o maximos y usan las marcas de moda. Estos zombies no se ven mal, justamente son “very good looking” y, lo peor de todo, es que muerden tempranamente a los jóvenes, usando la herramienta del celular o iPhone…sólo algunos viejos de mas de 50 como yo podemos todavía salvarnos y salvar al mundo…unámonos…