Derecha e izquierda…o hacerse ricos de cualquier manera

Yo soy millonaria de izquierda...

Yo soy millonaria de izquierda…

Yo soy millonario de derecha...

Yo soy millonario de derecha…

En estos dias de elecciones en la Argentina y observando los candidatos de uno y otro partido, y a a luz de la decadente historia argentina de los ultimos 30 años de democracia mentirosa (como la llamo en varios de mis posts) se me vino a la cabeza esta idea, a partir de cierta desazon profunda que siento por la politica despues de años que pase dedicado a intentar participar y cambiar (ilusamente) el mundo. La idea no es muy profunda tal vez, tampoco parece ser muy complicada de entender y tal vez no sea muy atinada. En realidad, creo que es mas un estado de animo que otra cosa. En sintesis, es asi: la derecha, los liberales economicos o conservadores creen y sostienen que uno debe hacerse rico construyendo, dirigiendo y dejando florecer empresas por doquier, la izquierda, los progresistas o incluso “revolucionarios” creen que uno debe hacerse rico manejando el Estado o con un Estado poderoso. El discurso, las herramientas, las teorias a aplicar, los “versos” son distintos, pero los objetivos no lo son. Seria algo asi como la sintesis perfecta de la teoria politica. Existira alguna otra alternativa o siempre el objetivo es hacerse rico? En EEUU, por ejemplo, los ricos generalmente son los dueños de las empresas. En la China, o en Cuba, o incluso en la Argentina, donde se usa el discurso de izquierda todo el tiempo, los funcionarios son todos millonarios o ricos. Tal vez Fukuyama tenia razon…

Baltimore

471379784

No es tan dificil saber lo que realmente ocurre…

Y otro dia mas de violencia, de policias que arrestan, golpean o matan. Y otro dia mas de multitudes descontroladas que tiran piedras o saquean negocios o queman autos. Y otro dia mas de mas policias que intentan resguardar la “seguridad y la propiedad”. Y otro dia mas de politicos y periodistas que condenan la violencia y llaman a la paz. Nada nuevo bajo el sol. Y asi seguira por meses y tal vez años ya que para que algo cambie, las cosas que se hacen tienen que ser distintas. A alguien se le habra ocurrido preguntarse porque toda esta gente esta enojada? Es tan dificil darse cuenta que para que haya violencia en las calles, es porque la gente esta enojada, cansada y se siente maltratada? Acaso podria ocurrir que los habitantes de Beverly Hills hicieron algo como lo que ocurrio en Baltimore o Ferguson? Si las condiciones sociales no cambian para toda esa multitud empobrecida y marginal, y se sigue llamando a la paz y la concordia sin que nada cambie, no se pueden esperar otros resultados…

 

Las monarquias argentinas

Cristina-Kirchner-Reina

La monarquia y la Inquisicion han vuelto…

Asi como las personas van evolucionando, creciendo, y un dia alguien aprende a hablar, luego a caminar y correr o a escribir o a trabajar o estudiar, tambien las sociedades (supuestamente) van evolucionando con el tiempo. Asi, tal como lo describio Hobbes o Rousseau, los hombres incialmente vivian en cavernas, peleandose unos con otros; luego un dia se organizaron en tribus, aprendieron a dividir el trabajo y, un buen dia, decidieron que habia que crear un “Estado”, algo por encima de ellos en quien depositar ciertas decisiones para salir del otro estado, el “de naturaleza” en el cual todos contra todos solo se imponia el mas fuerte o feroz o inteligente pero no necesariamente el mas justo. Y asi la historia nos deleita con esa evolucion, sangrienta en muchos casos. Y asi llegamos un dia a pensar que esa organizacion, como parte de esa evolucion, lograba su punto maximo de evolucion: la democracia. La democracia, superadora de las autocracias o de las monarquias o aristocracias de sangre. El nombre es lo de menos; lo importante es que una sociedad “evolucionada” es una sociedad democratica, en la cual la mayoria elige a sus representantes, donde se garantiza la libertad de expresion o culto o tantas otras libertades necesarias para el ser humano y en la cual, como resultado de ese “poder” de todos, no debe haber ni hambre ni privilegios ni falta de oportunidades o de educacion ya que los representantes justamente “representan” a la mayoria y la mayoria es la mas necesitada ya que las mayorias son personas “promedio”, sin las habilidades o talentos de esa minoria genial que, pase lo que pase, sera siempre genial.

Asi, toda sociedad que se precie de evolucionada es democratica. No voy a dedicarme a mencionar todas esas sociedades. Lo que me interesa es enfocarme en la Argentina que, supuestamente, es una democracia.

Lamentablemente, de la observacion cuidadosa, surge claramente que la sociedad argentina es en realidad una forma aristocratica o monarquica en la cual los representantes del pueblo son simplemente aquellos que militan o forman parte de las elites partidarias, apoyados por el poder economico, nacional o internacional, y secundados por el poder mediatico, cada dia mas importante para “crear” realidades. Vamos a cualquier poblado, municipalidad o provincia o al nivel del pais mismo y vemos que, historicamente, aquellos representantes son los elegidos a dedo para poblar listas creadas por esas mismas elites gobernantes. Esto lo he experimentado yo mismo cuando alguna vez intente, sin ser mas que un don nadie, tener un lugar en alguna lista para representar a mi pueblo. Resulto una tarea imposible ya que para tener ese derecho hay que ir subiendo escalones en el aparato partidario, usualmente dominado por familias o grupos que, en algunos casos llevan decadas en el poder. Los derechos se ganan de muchas maneras, casi todas ellas, casi ilegales o ilegales, ocultas o injustas. Mis peripecias deben ser similares a las de otros. Primero, tenia que ir a las reuniones partidarias en las que los “capangas” de  turno se dedicaban a hablar y a bajar linea sobre lo que habia que hacer segun otros “capangas” de mas alto nivel. Dependiendo de las habilidades para encontrar un “padrino”(alguien con mas poder que uno que puede conseguirnos usualmente algun privilegio o cargo pagado) uno podria ir avanzando. Ese avance se basa no en los meritos academicos o morales sino simplemente en la obediencia, fidelidad y capacidad de cumplir lo que manda el padrino o los capangas. Asi, con suerte, se puede lograr algun cargo pagado (ese dinero cobrado usualmente debe ser repartido segun el criterio del capanga o padrino). Luego, las ofertas comienzan a ser mas jugosas (como cobrar sin trabajar o “dibujar” numeros). El cielo es el limite. Los que llegan son los que han pasado todas las pruebas y muchas mas. Cuando llegan ya no tienen ningun escrupulo, ya sonrien automaticamente o mienten de tal manera que hasta ellos lo creen. Pueden ignorar amigos o traicionar hasta a la propia familia. Aquellos mas honestos y decentes van quedando marginados y por ahi tienen algun lugar tal vez hasta de lastima. Como dije, casi nunca las condiciones son el saber o la honestidad para llegar a los cargos. Si la hay, es totalmente secundaria y normalmente no bienvenida. Los honestos y los que saben son peligrosos ya que muchos de estos desmoronarian la piramide de corrupcion y privilegios.

Asi, esos grupos mafiosos van logrando poder en una lucha despiadada, que recuerda a aquellas ciudades italianas del Renacimiento. Asi, la Argentina esta repartida en feudos, ciudades, grupos aristocraticos. La formula es muy simple: toman los partidos politicos, designan a dedo a los postulantes, ya probados en su inescrupulosidad, y llegan a las elecciones. No importa quien gane ya que los grupos persiguen siempre lo mismo: perpetuarse en el poder, llenarse los bolsillos y mantener a la mayoria pobre para poder manejarla mejor. La politica para ellos es la forma de perpetuarse en el poder a costa de los dineros publicos y del empobrecimiento de la mayoria. El ritmo se rompe cada tanto cuando algunos grupos marginados (y con poder) alientan o llevan a cabo golpes de estado mas o menos sangrientos.

Secundados en las sombras por el poder economico y por grupos mediaticos, estas mafias manejan “a gusto y piacere” la realidad: pasan leyes o decretos, expropian o privatizan, dan subsidios o los sacan, ponen y sacan gente, gastan o ahorran dinero, etc., de la forma mas maquiavelica posible: el poder por el poder mismo. Si algo se hace por el pueblo es simplemente, como un medio mas para mantener el poder. Es por ello que, cuando se avecinan las elecciones, usualmente aparecen algunos “beneficios” para ciertos sectores o alguna infraestructura se mejora.

Esta aristocracia partidaria permite que, por ejemplo en la Argentina de hoy, de un dia para otro, el hijo de la Presidente, Maximo Kirchner, de ser un don nadie, pase a ser candidato, o que Scioli, que fue vicepresidente de Menem, quien supuestamente hundio el pais en los ’90, se perfile como candidato. Son los que “pertenecen” a la elite, los inescrupulosos, los que han “probado” su fidelidad al grupo dominante.

Algunos grupos se conforman con sus feudos, tales como Rodriguez Saa en San Luis, o algunas otras familias o grupos en otras Provincias. Asi construyo poder la familia Kirchner en Santa Cruz o Menem en La Rioja, o tantos otros.

Para estos monarcas del siglo XXI, las elecciones son la gran etiqueta de legitimidad pero en la realidad es solo eso, una etiqueta, un nombre, una palabra bella pero vacia de contenido, al igual que la democracia. Son los nuevos senores feudales de la politica. Si alguien creia que hemos evolucionado, se equivoca de cabo a rabo. Estos monarcas del siglo XXI no solo han reinstaurado la monarquia sino que tambien han hecho volver a la Inquisicion ya que han hecho de las ideas politicas en la Argentina, una religion, o una secta y aquellos que no comparten ese credo, son blasfemos y no merecen mas que la hoguera o el destierro. Los medios diseminan La Palabra (Pagina 12, 678 y tantos otros) y crean la cosmogonia, los politicos descalifican, comulgan o excomulgan. El monarca designa a sus sucesores y favoritos. Los bufones bailan y hacen contorsiones. El pueblo hambriento y enganado observa y obedece. Algunos hasta creen la version. Despues de todo la Edad Media duro bastante…

El caos que en realidad es la busqueda de la paz…

images (2)

El caos que es todo lo contrario…

Dicen que uno se acostumbra a todo. Asi ocurre por ejemplo con los olores. Mientras mas tiempo pasa, cualquier olor puede pasar a ser soportable o casi inadvertido. Ocurre con lo visual. Luego de un tiempo, perdemos un poco la noción de como se ve nuestra casa o nuestra forma de peinarnos, o nuestro cuerpo. Luego de mucho tiempo, volví a la Argentina, entre otros lugares, Mendoza, mi ciudad natal y la vi, obviamente, con ojos nuevos, con ojos de recién llegado, como uno ve su casa natal después de anios de haberla dejado, o como ve a un amigo que uno no ha visto por una década. Y asi, uno ve, con ojos nuevos. cosas que otros no ven seguramente, por el acostumbramiento. Y así vi el caos de autos dando bocinazos, la prepotencia en la calle, las caras largas y preocupadas, el maltrato y desconfianza en los lugares donde iba a comprar o a pasear, la suciedad en las calles, las colas para sacar plata de un cajero o para cargar nafta, la falta de productos en los supermercados, el precio sideral de cosas que no deberían costar tanto. Eso, en la ciudad. En la periferia todo era pobreza, ranchos, casas en mal estado, perros callejeros contrastando con carteles muy bien elaborados y costosos de políticos en campana que tienen obviamente con que pagarlos. Y la gente acostumbrada a eso. Probablemente pensando que esa realidad no puede ser mejor, que ese es el mundo donde les ha tocado vivir. Como yo pensaba a veces cuando estaba allá. Que el Tercer Mundo, que la falta de recursos. Lo mas interesante es que esa falta del bienestar, de falta de lo minino indispensable para vivir con dignidad esta tan extendida que pasa a ser lo normal. Despues de tanto tiempo, me di cuenta que el plan maquiavelico y maldito de estos gobiernos de falsa democracia es justamente extender la pobreza, extender la marginalidad, extender la falta de bienestar ya que eso lleva al acostumbramiento, a pensar que la mugre es normal, que comprar un litro de leche es costoso, que comprar una camisa es algo lujoso, que tener un piso donde caminar es algo ostentoso o que comer bien es algo de golosos. Asi, la proliferación de villas y ranchos es tal que, lejos el gobierno de desterrarlas, las alienta y las trata de “dignificar”, acusando a quienes las consideran sitios marginales e indignos, de retrógrados “gorilas”. Si a eso le sumamos el bombardeo constante de ideas supuestamente progresistas, que condenan el consumismo (que es condenable obviamente, pero una vez satisfechas las necesidades mínimas, no antes —ver post de Maslov en este blog) fogoneadas por ideologos que justamente son consumistas y viven en la abundancia (tal el caso del vicepresidente Boudou cuya vida es casi la de un playboy), el resultado obtenido es optimo: masas inmensas de personas que viven en la pobreza, con expectativas nulas o mínimas de desarrollo y, ademas, aqui viene lo peor, convencidas de que vivir asi es bueno o conveniente. En el mejor de los casos, estan resignadas.

A que viene todo esto? a que lei en el diario Clarin de hoy que los funcionarios kirchneristas acusan a los que saquean o se quejan por los cortes de luz de “crear una sensacion de caos”. Estimados funcionarios, el caos existe, es lo normal, es el estado de situación de la Argentina. Las protestas, los saqueos y las quejas, son simplemente estallidos mínimos, aislados de cordura, de búsqueda la justicia, de búsqueda instintiva delel bienestar y la dignidad perdidos. Justamente, como siempre, lo contrario de lo que ellos dicen.

Contrastes que llevan a la libertad…

Image

No me sorprende ni debe sorprender que ocurran…

Durante mi ultima visita a Mendoza me sorprendió ver la pobreza, la marginalidad reinantes. En las afueras de la ciudad, ranchos, gente pobre mal vestida, autos viejos o casi destrozados, calles llenas de basura o de pozos. El contraste era aun mayor cuando uno observaba los carteles de los políticos postulandose a cargos bien pagos. Los carteles lucían nuevos, de buen papel, que seguramente habían costado mucho dinero que podría haberse destinado tal vez a arreglar un baño en alguna escuela rancho de tantas. El egoísmo y cinismo de esos políticos era evidente, más aún al ojo de quien, como yo, había estado varios años fuera del país. Esos contraste se veían también cuando en un paseo a la montaña que hice, llegando a Uspallata, varios chicos tiritando de frío intentaban conseguir una limosna (o robarse algo) cerca de los hoteles donde los turistas o pocos argentinos ricos lucían sus lindas camperas o 4X4 estacionadas.

Eso encontré, un país de contrastes, de pobreza y riqueza, de restaurantes lujosos y caros y gente vendiendo cositas por dos pesos en la calle. De políticos mentirosos gastando los dineros públicos en campañas (de los cuales los lujosos carteles colgados de calles deterioradas daban testimonio) mentirosas y de gente engañada y aguantando o esperando tiempos mejores.

Y me preguntaba en ese entonces, la gente no se da cuenta la clase de mentirosos que los gobierna? Y recordé mi niñez pobre en Mendoza, cuando yo era pobre y no lo sabía ya que todos éramos pobres y muchas veces nos hacían creer que no, ya se por mentiras o simplemente porque ni siquiera suponíamos o sabíamos como vivían los ricos.

Y cuando el estómago duele, cuando en el rancho hace frío, cuando ya no se puede comprar la leche, ya ni el fútbol gratis ni los discursos mentirosos ni los cuerpos desnudos de vedettes prostituidas en la tv pueden tapar la realidad.

Ahí, de repente, la presión escapa, en algún momento…

Por eso, no me sorprenden los saqueos en Argentina ni al desorden generalizado ya que cuando el pus estalla no lo hace ordenadamente…

Elysium…

Image

Un mundo lejano, de ficcion, pero cercano y real…

Anoche vi una película Elysium de aquel director sudafricano que hizo District 9. District 9 es extraordinaria. Esta no llega a ser como aquella pero es bastante buena. Buena  como tantas otras del genero de la Ciencia Ficcion que me ha encantado desde chico. Cuando no había tv o acceso al cine, en mi niñez, disfrutaba de esos libros de Bradbury o Asimov (hay un post de Stapledon en este sitio) o historietas como El Eternauta o Gilgamesh El Inmortal en esas revistas D’Artagnan o El Tony que tanto me encantaban. Incluso llegue a escribir historias de Ciencia Ficcion en una vieja Olivetti portátil que me había regalado una tía mia que me enseño a leer y escribir a los 3 años. Me encantan las peliculas de Ciencia Ficcion mas que nada por la idea de transcender una realidad que a veces resulta difícil de digerir. Tal vez por eso me gustaba tanto la Ciencia Ficcion ya que siempre sentí que no “calzaba” en este mundo manejado por el dinero, la mentira y la violencia y donde algunos pocos intentan pregonar la verdad, la paz y el compartir. Recuerdo algo que escribió Borges que decía que ser escritor permite viajar, crear mundos donde poder vivir para protegernos de esa realidad. Por supuesto que esto nos lleva a fortalecernos ya que no hay otra manera de sobrevivir.

Volviendo a Elysium, si bien algo estereotipada, la película muestra una ficción que se acerca mucho, pero mucho a la realidad. Una realidad de ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Un mundo manejado por sistemas de información y robots, con poderosos autoritarios y malévolos (puede ser de otra manera?). Si les gusta la ciencia ficción es recomendable, si les gusta Jodie Foster, como a mi, también. Mas allá de cierta violencia tal vez innecesaria y algunos clichés “mexicanos”, recomendable e interesante…

Divide y reinaras…

Image

Nunca mas cierto…

Divide y reinaras. Hoy escuchaba una radio de Houston (ciudad cercana a donde vivo hace ya mucho tiempo) con noticias y comentarios “progresistas”. Esta radio es practicamente la unica en la cual se pueden escuchar voces disonantes. EEUU es un pais que ha logrado lo que casi nadie ha logrado: no hay necesidad de censura. Y esto simplemente porque existe la autocensura. Hay un modelo de pensamiento reinante y practicamente nadie cuestiona el sistema. Sin pretender hacer juicios de valor, eso es lo que ocurre.

Divide y reinaras, decia. Justamente escuchaba hoy temprano mientras iba a trabajar que el CEO de Facebook gana unos 6 millones de dolares por dia. Simplemente ofreciendo a cada persona de este mundo con acceso a internet, un lugar para sus vanidades, el famoso Facebook. Algo parecido a lo que estoy haciendo yo al escribir en este post, pero con fotos y muchas cosas mas.

Lo mas interesante, gracioso y paradojico es que muchos usuarios de Facebook publican en sus paginas criticas al sistema capitalista cuando en los hechos, cada vez que publican algo en sus paginas no hacen mas que llenar el bolsillo de Zuckerberg. Este hombre ha logrado hacerse millonario dandole a cada uno un poquito de fama. Ha logrado atomizar la humanidad con acceso a internet y sacarle a cada uno unos centavos. Un mundo dividido, atomizado es el objetivo mas preciado de aquel que pretende tener poder o hacerse millonario. Aun en el caso que cada uno de esos individuos piense distinto.

Algo similar ocurre con la ultima revelacion sobre espionaje realizado por la NSA. Millones de personas, atomizadas, y sin saberlo , son monitoreadas y espiadas. Lo peor de todo, no pueden hacer nada para evitarlo. Como tener internet o telefono sin utilizar las grandes empresas proveedoras de esos servicios o de computadoras?

Divide y reinaras…nunca mas cierto…

La importancia de las cosas y la mentira de las ideas o la hipocresia en acción…

Nos quieren hacer creer (los políticos “nacionales y populares”) que vivir como un ser humano merece es “consumismo” (mientras ellos viven en el lujo como millonarios que son). Despierten¡¡¡

Una de las consecuencias mas interesantes de irme a vivir a los Estados Unidos fue la de comenzar a adquirir fácilmente “cosas”, ciertos bienes, objetos o aparatos de diversa índole que nos hacen la vida, digamos, mas fácil o placentera. En Argentina todas las “cosas” eran mas costosas, escasas, de mala calidad o irreemplazables, por ejemplo. Ropa, aparatos electrónicos, autos, adornos, utensilios, materiales, cualquier cosa tangible puede ser adquirida fácilmente y por poco dinero, incluso existe la posibilidad de reciclar o comprar cosas usadas en excelente estado si simplemente no queremos gastar. Esta facilidad para “cosificar” la vida tiene grandes ventajas, uno vive “bien”, cómodo y siente que aquella parte de las necesidades básicas de Maslov se satisface. Esa facilidad para tener muchas cosas y a precios razonables o bajos, permite también lograr vivir con bastante seguridad (siempre estamos hablando de la clase media) ya que a casi nadie se le ocurre arriesgarse a delinquir por cosas que no valen tanto o son fácilmente adquiribles. Cuando he vuelto a la Argentina he sentido, no se porque, algo de pena por la gente común que no tiene acceso a esas cosas básicas, como son la ropa, o heladeras o lavarropas o gas, o materiales necesarios para cualquier actividad. Incluso los alimentos llegan a ser mas caros en un país productor de materias primas. De tal manera, mucha gente vive en condiciones de extrema pobreza y muchos, aun aquellos que tienen trabajo o estudios, gastan casi todo su salario para vestir a sus hijos dignamente o darles un poco de leche.

A esta realidad de indignidad se le suma la hipocresía de muchos intelectuales o “pensadores” o “sociólogos” que pretenden hacer creer que tener acceso a las “cosas” es caer en el “materialismo” o ser “burgués” o ser un “capitalista” o “consumista” en oposición a ser “popular” o “socialista”. Esta tergiversación es llamativa ya que pretenden estas personas justificar la pobreza o la privación de bienes necesarios con ideas que solo habitan en sus mentes dominadas por vaya a saber que prejuicios o ideologías sin asidero en la realidad. También es llamativo que estas personas suelen vivir bastante bien y rodeados de esos bienes materiales que tanto les molestan en manos de los “pobres”. Lo que ellos llaman “materialismo” o “consumismo”, en su telaraña mental,  es en realidad acceso a bienes que satisfacen las necesidades básicas de cualquier ser humano.

En un mundo donde los bienes materiales no son fácilmente accesibles por la mayoría, las élites de los países mas pobres limitan el acceso a esos bienes para si y pretenden tildar de consumistas a aquellos pobres que tienen el acceso vedado. Pretenden disfrazar esas necesidades con “ideas”, en lugar de promover el acceso a mejores condiciones de vida de la población.

Evidentemente, el discurso populista les conviene ya que logran sus objetivos:  mantener a las mayorías en la pobreza sin hacer los esfuerzos necesarios para mejorar la calidad de vida de esos gobernados y lograr acallar sus reclamos haciéndoles creer que aspirar a “vivir bien” es una aspiración “consumista” o “antipopular”.

Asi, por ejemplo, la Presidente de Argentina y tantos otros funcionarios, compran ropa por miles de dolares, se alojan en hoteles de lujo, disfrutan de rentas millonarias pero llaman a aquellos pobres o de clase media que pretenden enviar a sus hijos a una escuela privada o que pretenden comprar una computadora, “consumistas”. Se llenan la boca con la palabra “pueblo”, “humildad”, o “nacional y popular”. Se sacan fotos en actos o besan niños pobres en los actos para luego fugarse a sus mansiones en sus autos importados, listos para planear sus viajes o la compra de sus bienes suntuosos o sus vacaciones en lugares exclusivos.

En este moderno “1984”, las masas no están engañadas por una guerra inexistente sino por ideas o valores falsos, inexistentes, que son solo una entelequia armada por aquellos poderosos apoyados por intelectuales cómplices. Sus parábolas son tan efectivas que incluso aquellos con ideas conservadores o de “derecha” llegan a creerles y a adjudicarles rótulos de “izquierdistas” o, en el caso específico argentino, de “montoneros”. Nada más alejado de la realidad, obviamente…

Los mayores perjudicados, juntamente con la gente, o el pueblo, son las verdaderas ideas que propugnan vida digna para todos, con acceso a los bienes necesarios que definen el verdadero desarrollo económico y social. Una realidad donde esos bienes materiales no son “consumismo” sino necesidad y dignidad y donde no son las empresas las dueñas de todo. Pero este es tema de otro post que ya desarrollaré. Por ahora, se me ocurrió hacer un poco de catarsis con estas mentiras e hipocresías de una clase dirigente decadente y mentirosa que engaña y mantiene a la gente en esa caverna a la que hago mención en otros posts. Esa caverna donde la derecha es izquierda y la izquierda es derecha. El reino del revés, como decia Maria Elena Walsh, para delicia del mal encarnado en estos políticos decadentes.

El doble discurso otra vez…

Image

Un ministro haciendo uso de los falsos silogismos del peronismo...

El MInistro de Planificación argentino ataca a Macri, Alcalde de Buenos Aires, y asegura que este ultimo no recibe los subtes porque no quiere a los “negros”.Otro ejemplo del doble discurso. “Nosotros estamos con el pueblo”, “queremos a los que tienen pelo negro”. Utilizando el mote de peronistas y la historia de reivindicaciones sociales del peronismo, se autotitulan “populares” por definición. Según este falso silogismo, ser peronista autoriza hacer lo que se venga en gana y siempre sera lo mejor para el pueblo ya que un peronista nunca puede ser antipopular ni despreciar a un “paisano de pelo negro”. Asi, por ejemplo, en la década de los 90, Menem puso a Alsogaray (un liberal a ultranza) en el gobierno y llevo a cabo una política totalmente liberal, de privatizaciones y entrega del patrimonio nacional, pero según el, “era lo que Peron habría hecho”. En su nueva versión, el peronismo de Kirchner, hace florecer las villas miserias y la marginalidad y no crea trabajo genuino y bien pagado, pero es popular y quiere a los “negros”.