La importancia de las cosas y la mentira de las ideas o la hipocresia en acción…

Nos quieren hacer creer (los políticos “nacionales y populares”) que vivir como un ser humano merece es “consumismo” (mientras ellos viven en el lujo como millonarios que son). Despierten¡¡¡

Una de las consecuencias mas interesantes de irme a vivir a los Estados Unidos fue la de comenzar a adquirir fácilmente “cosas”, ciertos bienes, objetos o aparatos de diversa índole que nos hacen la vida, digamos, mas fácil o placentera. En Argentina todas las “cosas” eran mas costosas, escasas, de mala calidad o irreemplazables, por ejemplo. Ropa, aparatos electrónicos, autos, adornos, utensilios, materiales, cualquier cosa tangible puede ser adquirida fácilmente y por poco dinero, incluso existe la posibilidad de reciclar o comprar cosas usadas en excelente estado si simplemente no queremos gastar. Esta facilidad para “cosificar” la vida tiene grandes ventajas, uno vive “bien”, cómodo y siente que aquella parte de las necesidades básicas de Maslov se satisface. Esa facilidad para tener muchas cosas y a precios razonables o bajos, permite también lograr vivir con bastante seguridad (siempre estamos hablando de la clase media) ya que a casi nadie se le ocurre arriesgarse a delinquir por cosas que no valen tanto o son fácilmente adquiribles. Cuando he vuelto a la Argentina he sentido, no se porque, algo de pena por la gente común que no tiene acceso a esas cosas básicas, como son la ropa, o heladeras o lavarropas o gas, o materiales necesarios para cualquier actividad. Incluso los alimentos llegan a ser mas caros en un país productor de materias primas. De tal manera, mucha gente vive en condiciones de extrema pobreza y muchos, aun aquellos que tienen trabajo o estudios, gastan casi todo su salario para vestir a sus hijos dignamente o darles un poco de leche.

A esta realidad de indignidad se le suma la hipocresía de muchos intelectuales o “pensadores” o “sociólogos” que pretenden hacer creer que tener acceso a las “cosas” es caer en el “materialismo” o ser “burgués” o ser un “capitalista” o “consumista” en oposición a ser “popular” o “socialista”. Esta tergiversación es llamativa ya que pretenden estas personas justificar la pobreza o la privación de bienes necesarios con ideas que solo habitan en sus mentes dominadas por vaya a saber que prejuicios o ideologías sin asidero en la realidad. También es llamativo que estas personas suelen vivir bastante bien y rodeados de esos bienes materiales que tanto les molestan en manos de los “pobres”. Lo que ellos llaman “materialismo” o “consumismo”, en su telaraña mental,  es en realidad acceso a bienes que satisfacen las necesidades básicas de cualquier ser humano.

En un mundo donde los bienes materiales no son fácilmente accesibles por la mayoría, las élites de los países mas pobres limitan el acceso a esos bienes para si y pretenden tildar de consumistas a aquellos pobres que tienen el acceso vedado. Pretenden disfrazar esas necesidades con “ideas”, en lugar de promover el acceso a mejores condiciones de vida de la población.

Evidentemente, el discurso populista les conviene ya que logran sus objetivos:  mantener a las mayorías en la pobreza sin hacer los esfuerzos necesarios para mejorar la calidad de vida de esos gobernados y lograr acallar sus reclamos haciéndoles creer que aspirar a “vivir bien” es una aspiración “consumista” o “antipopular”.

Asi, por ejemplo, la Presidente de Argentina y tantos otros funcionarios, compran ropa por miles de dolares, se alojan en hoteles de lujo, disfrutan de rentas millonarias pero llaman a aquellos pobres o de clase media que pretenden enviar a sus hijos a una escuela privada o que pretenden comprar una computadora, “consumistas”. Se llenan la boca con la palabra “pueblo”, “humildad”, o “nacional y popular”. Se sacan fotos en actos o besan niños pobres en los actos para luego fugarse a sus mansiones en sus autos importados, listos para planear sus viajes o la compra de sus bienes suntuosos o sus vacaciones en lugares exclusivos.

En este moderno “1984”, las masas no están engañadas por una guerra inexistente sino por ideas o valores falsos, inexistentes, que son solo una entelequia armada por aquellos poderosos apoyados por intelectuales cómplices. Sus parábolas son tan efectivas que incluso aquellos con ideas conservadores o de “derecha” llegan a creerles y a adjudicarles rótulos de “izquierdistas” o, en el caso específico argentino, de “montoneros”. Nada más alejado de la realidad, obviamente…

Los mayores perjudicados, juntamente con la gente, o el pueblo, son las verdaderas ideas que propugnan vida digna para todos, con acceso a los bienes necesarios que definen el verdadero desarrollo económico y social. Una realidad donde esos bienes materiales no son “consumismo” sino necesidad y dignidad y donde no son las empresas las dueñas de todo. Pero este es tema de otro post que ya desarrollaré. Por ahora, se me ocurrió hacer un poco de catarsis con estas mentiras e hipocresías de una clase dirigente decadente y mentirosa que engaña y mantiene a la gente en esa caverna a la que hago mención en otros posts. Esa caverna donde la derecha es izquierda y la izquierda es derecha. El reino del revés, como decia Maria Elena Walsh, para delicia del mal encarnado en estos políticos decadentes.

Asco…

Image

Dudo que esto provoque en Cristina Kirchner mas emoción que un par de zapatos de lujo... lamentablemente para el país queda demostrado que no tiene corazón y que todo es una mentira...

Ultimamente, leyendo los diarios o mirando programas de tv de Argentina, me invade una sensación rara, que trato de definir infructuosamente. Habiendo dejado el país ya hace mucho tiempo, no puedo evitar estar informado sobre lo que pasa en mi Patria, tan lejana y cercana a la vez. Ya he dado mis opiniones en este blog sobre la democracia mentirosa argentina y sus lideres políticos y no voy a abundar en eso. Simplemente quería describir mi sensación y tratar de encontrar una palabra que la defina.

Por una parte, paulatinamente siento que me resulta imposible ver o escuchar a la Presidente Kirchner. No soporto su rostro, sus dichos, su sorna, su sarcasmo, su estilo “canchero”, su ironía, ni su impostado estilo de defensora de “genero”. No soporto el rol que pretende tener de defensora de los pobres y humildes, en total contradicción con su estilo de vida ampuloso, lujoso y de millonario. No soporto su estilo de falsedad o doble discurso cuando pretende, por ejemplo, hacer creer que Argentina es un ejemplo de país que ha manejado la crisis mejor que ninguno otro y por otro lado decir, cuando quiere entregar los subtes, que esos subtes no son “los de New York”. No soporto que se rodee de “bufones” que todo el tiempo la aplauden cuando hace anuncios sin importancia, pero se esconde cuando tiene que enfrentar hechos como el accidente evitable de Once. Esta sensación de insoportabilidad se repite con otros funcionarios como Boudou o Anibal Fernandez, por ejemplo, cuando, siempre con ese estilo tan “canchero” intentan descalificar opositores o defender sus puntos de vista. Digamos que mas allá de que sus políticas puedan ser acertadas o no, no soporto el estilo  la forma de expresarse de estos personajes. Finalmente, se suman todos aquellos que inventan justificaciones intelectuales que pretenden demostrar que, en realidad, Cristina Kirchner encarna un proyecto popular y nacional único en la historia, cuando el crecimiento de las villas miseria, marginalidad, delincuencia, decadencia juvenil y falta de educación es manifiesta cada vez que voy a la Argentina. Es como si uno entrara a una casa sucia, sin electricidad, con mal olor, sin agua, sin cloacas, que se llueve y se esta por caer y alguien pretendiera vendernosla diciendo que en realidad, esa casa esta en excelentes condiciones y no somos capaces de verlo. Esto ultimo es interesante ya que, ante los hechos obvios, muchos defensores del “modelo” pretenden hacer creer que esa realidad no existe y que solo ellos son capaces de ver la “verdadera” realidad, ubicándose por sobre los demás mortales, en una posición de redentores, dueños de la verdad y “elegidos”.

En estos días también pude ver a otros personajes, como Manzano o Vila, el primero político de la época nefasta de Menem y el otro, quien sabe de donde salio pero cuyos negocios son millonarios, uno de los cuales tengo entendido fue apropiarse de terrenos fiscales para construir un barrio. El país esta lleno de estos políticos devenidos empresarios que aprovechan la política para hacer negocios, ya sea mientras tienen cargos o cuando se encuentren fuera del gobierno. Digamos que la inescrupulosidad de los políticos no es solo de este gobierno sino de los anteriores desde que comenzó la ultima etapa democrática en 1983. En todo ese tiempo a esta parte, el sistema político se ha transformado en una especie de empresa para enriquecimiento de una clase. El Congreso es simplemente un apéndice del poder administrador y los jueces, nombrados a dedo por conveniencia política en general, solo contribuyen con su acción o inacción a preservar y profundizar el entramado siniestro.

Durante este tiempo también ocurrió un accidente ferroviario donde murieron 51 personas, simplemente porque esos trenes están viejos y no se mantienen como se debiera, como un síntoma mas de la decadencia y la falta de inversión en infraestructura. Pienso en esos muertos y tanto otros a manos de delincuentes, otrora desocupados, jóvenes sin futuro y sin pasado, que no se pudieron alimentar bien durante la época de Menem, que, en algunos casos, han caído en la prostitución, la droga o la criminalidad y que ahora simplemente forman un ejercito de delincuentes o potenciales delincuentes en una nueva forma diabólica de decadencia social.

Para completar este panorama, me puse a ver el otro día unos documentales sobre las villas miseria de Argentina en tn.com.ar, las que existen por cientos, y realmente termine de comprobar que esa mujer que esta en el gobierno, rodeada de lujos, zapatos caros y perfumes franceses no puede tener un gramo de bondad con consideración por aquellos que dice defender. Ella y su marido fallecido han estado casi una década en el poder, han dispuesto de fortunas ingresadas por la soja y han tenido la posibilidad de cambiar esa realidad y han elegido no hacerlo, postrando a millones en la pobreza y la marginalidad lo que es equivalente a matarlos en vida.

La otra pata del sistema es un conjunto de empresarios y medios que permiten que el “modelo” se afiance en el tiempo y se “profundice” para beneficio exclusivo del poder y sus amigos.

Esa mezcla de un pueblo marginado, al que se le ha negado la educación, que vive inmerso en un sistema manejado por políticos redentores, inescrupulosos, que se dedican a hacer negocios en el poder a costa de un voto que usan y reciben cada tanto, apoyados por medios y empresarios afines, ha generado lo yo llamo “desaparecidos en democracia”.

NO es fácil explicar todo esto en pocas palabras. Es un conjunto de cosas yo diría ‘diabólicas” que siento que se han apoderado del país. Esa mezcla de pobreza obscena, funcionarios soberbios y millonarios, poderes corrompidos y muertos  ha ido generando esa  sensación que intentaba definir y que, a medida que escribo y pienso, veo que es de tristeza pero tambien de asco, asco y rechazo.

Habra alguna salida? Se acabara en algún momento esta pesadilla para mi país? Se acabara esta sensación de asco e incertidumbre? El tiempo dirá.

Democracia mentirosa…

Esta pobre chica es una de las tantas víctimas que se cobra la democracia mentirosa en Argentina. Su caso sintetiza la decadencia en que la Argentina esta inmersa...

El caso de Candela, una chica que asesinaron en Argentina,  es un símbolo de la Argentina actual. No sólo se trató de un crimen contra una niña sino que, explorando donde estaba la chica, en que medio, el rol de los abogados, policías, políticos, en el caso, se puede ver con claridad el estado de cosas en la Argentina. Leyendo la nota en Clarín sobre cómo después de algunos meses el caso ya casi no tiene solución, encontré un comentario muy interesante, de un tal David Smith, que transcribo, y que comparto. A continuación, el comentario:

Argentino, estás durmiendo con el enemigo.

No viene de miles de kilómetros, no trae tanques ni misíles,
Ni siquiera estan uniformados, a no ser por una conciencia negra que los caracteriza.
Nacieron en la misma tierra que vos y yo, pero a diferencia de nosotros,
estan dispuestos a venderla, explotarla y entregarla a quién les pague una coima mayor.
Su única visión de futuro es saber cuánto dinero hayan podido embolsar antes de partir, cuando el cáos y el desorden primen, aunque ellos ya estarán a cubierto.
Es lógico, ellos jamás tuvieron que irse de su Patria a luchar en el extranjero,
Cómo saberlo, si no conocen la palabra “Patria”?
Tampoco habrán sufrido la pérdida de un ser querido a manos de delincuentes.
porque tampoco se exponen, ya que ellos sí tienen “seguridad”, 
Toda la que quieran, si es preciso diez, veinte , 30 custodios, o más.
Que velan por sus familias, pero no las nuestras.
Y hasta viven en barrios privados, vedados para los ciudadanos comunes.
Bajo diferentes nombres proponen y ejecutan planes de ayuda que no ayudan,
sino que hacen dependientes a aquellos que menos pueden,
con el sólo propósito de crear rencor y división entre los argentinos.
Se protegen a ellos mismos en forma descarada, hasta burlona.
Se rien de nosotros permitiéndole ejercer a Fiscales corruptos y amigos del Poder,
que minimizan las muertes de ciudadanos comunes. 
con el fin de salvarles su asqueroso pellejo.
La tragedia de Once no es más que la punta visible de un Tsunami de devastación. 
que se viene en colisión directa con el pueblo argentino.
La última burla cruel presentando al estado como querellante. 
de una empresa a la que ellos mismos subsidian y por lo tanto.
deberían controlar que sus usuarios, nosotros, ustedes, no ellos, 
viajamos como seres humanos y no peor que ganado vacuno.
El enemigo se oculta, la cabeza del monstruo no the la cara y se compadece,
Qué va! , solo escucha a sus “asesores de la muerte”, que aconsejan:
“No digas nada, el pueblo está muy indignado y no conviene”.
Policias ineptos por falta de entrenamiento y recursos,
Rescatistas voluntariosos, pero ineptos (recordar al chico Lucas),
Es el cáos oculto detrás de activistas pagos que salen a desmerecer,
a romper todo, a crear desidia, para que todo siga igual.
Se refugian permanentemente en un 54 % de votantes,
sabiendo que una gran porción de ello son aquellos. 
que sobornaron con sus dádivas y falsas promesas.
Se socava la educación, pagándole migajas a los docentes.
mientras se autorizan pagos ridículos y millonarios en el rostro del pueblo,
para sus asquerosas dietas, viajes y lujos.
Se rien de vos y yo, y tambien de tu vecino, y de todos los argentinos.
que se manejan de buena Fé.
La justicia no es justicia, los indigentes cada día son más.
Se amparan en falsos números, roban a nuestros ancianos,
que mañana seremos nosotros y nuestros hijos.
Hay que despertar, hay que mirar alrededor nuestro.
Queremos dejarle esta miseria a los argentinos?
Queremos que tengan que buscar otros horizontes en el extranjero?
No!, tenemos un país brillante, la Madre Naturaleza nos dió.
(casi , casi, nos bendijo), un suelo maravilloso, 
el cual hoy esta siendo “reventado” con soja,
que destruye la fertilidad y arruina el suelo,
a cambio de ingresos que tapan los agujeros de los incesantes robos.
que perpetran nuestros governantes.
Entregan nuestras minas sin importar el deseo del pueblo,
envenenan nuestros rios y suelo nacional.
Lo que se vé hoy en la Argentina, es inaceptable, es doloroso,
pero no es lo peor, ni siquiera el comienzo.
Hoy los argentinos estan “presos” tras las rejas en sus hogares,
mientras lo ladrones, corruptos y asesinos se “florean” por las calles….
“Fútbol y Automovilismo para todos”, dicen los muy caradura,
“Seguridad, educación y dignidad para todos”, dice el pueblo.
Reaccionemos argentinos, las limosnas que temen perder.
son el hambre multiplicado, la desocupación y el crímen.
que llegará mañana, indefectiblemente, y golpeará.
tal vez más fuerte que en el 2001.
Hubo cacerolazos por los ahorros robados al pueblo,
pero no hubo ruido por tanta muerte impune, 
por las Marita Verones de nuestras familias, por las Candelas del Sol en nuestros hijos.
Por Lucas, que dirán falleció en el acto, aunque nunca sabremos si es verdad,
porque ocultarán todo para salvarse una vez más.
Hay que apoyar una marcha, hay que ir al Obelisco, pero hay que tener cuidado,
porque los activistas enviados por el sucio aparato gubernamental.
estarán allí presente para desalentar y desvirtuar una protesta pacífica. 
de un pueblo que dice “Basta”!
No busque más allá de los mares una insignia “Pirata”,
tampoco te cuides del hermano chileno ni del boliviano o peruano,
ellos sufren a su manera en sus tierras cosas muy similares.
solo mirá a tu alrededor, argentino, porque lo tenés en tu propia cama,
nació bajo tu mismo cielo estrellado…
Simplemente, lo tenés muy cerca,
porque estas durmiendo con el enemigo….

43.505 millones de mentiras…

El gran "modelo" kirchnerista es muy simple: quedarse con dinero de la soja para llenarse los bolsillos...

Me parecio interesante e ilustrativo este artículo sobre los ingresos de Argentina por la soja.:

http://www.ieco.clarin.com/economia/Sosten-economico-genero-US-millones_0_564543643.html 

 

Ingresos por una gran cantidad de dinero contante y sonante que cualquier gobierno honestro, creativo y responsable hubiera transformado en escuelas, puestos de trabajo reales, hospitales, infraestructura o simplemente en la creacion de condiciones para que un país favorecido por inmensas pampas comience a ser lo que debería ser. Es más, a juzgar por el discurso presidencial, se podría haber aprovechado para hacer la gran revolución con la que soñaron aquellos que cayeron supuestamente luchando contra la dictadura y a los que ella tanto defiende. Para cuando las nacionalizaciones, o los salarios altos, o las expropiaciones? Lamentablemente, ese dinero no se ha utilizado con esos fines lo cual está a la vista y sobre lo cual no hacen falta mayores aclaraciones. Solo basta con llegar a la Argentina y vivir allá por un tiempo para darse cuenta.

Lo más interesante del caso es que Cristina presenta como revolucionario el modelo argentino. Y en realidad no hace mas que vivir del Primer Mundo que le compra esa soja, ese yuyo…

Cada dólar que ingresó ha sido una mentira. Podrán seguir mintiendo por tanto tiempo?

 

 

 

La redistribución del ingreso según Cristina: zapatos de $3000 dolares para mí, lavarropas y otras cositas para los demás…

El desprecio por los demás y la maldad se han apoderado de la Argentina...

Hace un tiempo apareció en algunos diarios de Argentina que la presidente Cristina había comprado zapatos en Nueva York por miles y miles de dólares. Más allá de la veracidad puntual de la noticia, lo que sí es cierto es que Cristina, así como muchos de sus amigos o “compañeros” en su gobierno tiene gustos caros. Suele alojarse en los mejores hoteles, comprar las mejores ropas y usar los mejores zapatos. Algo así como una estrella de Hollywood del mundo subdesarrollado. Si bien gastar dinero en lujos y cosas innecesarias siempre me ha parecido banal, en este caso lo que hace ella (estando al frente de un gobierno de un país donde reina la pobreza, la marginación, el retraso y la decadencia en muchos aspectos) es doblemente criticable por varios motivos principales. Uno, que muchos de esos gastos se pagan seguramente con dineros públicos que deberían estar mejor destinados. Dos, que, como presidente debería guardar ciertas apariencias al menos de frugalidad y de humildad, especialmente en un país donde miles de niños caminan descalzos, por ejemplo. Tres, que con esas conductas frívolas, no hace mas que demostrar que su condena el sistema capitalista y al llamado Primer Mundo no pasa de ser un discurso y palabras sin contenido.

Cristina habla siempre de que su gobierno es un gobierno donde se persigue el mejoramiento de la población a través de la llamada “redistribución” del ingreso. Evidentemente su concepto de redistribución esta clarísimo: zapatos, pieles, viajes, hoteles carísimos y lujos para mí; pero para aquellos que me votan, viven en las villas, fuman paco, sobreviven con sueldos de hambre, mueren todos los días a manos de la delincuencia organizada derivada de la pobreza, lavarropas baratos, televisores plasma y, eventualmente, algunas laptops para que puedan conectarse a internet y conocer al menos virtualmente las cosas y lugares a los que ella está tan acostumbrada…

Lo peor de todo es que, detrás de toda esa conducta, y más allá de la ironía de mi comentario, se esconde el gran desprecio que esta mujer siente por aquellos pobres a los que dice representar y que le dan su voto irracional. Detrás de esas conductas se esconde también la soberbia y la impunidad del que todo lo puede y al que nada puede afectarlo, ni siquiera la pobreza o la muerte de los niños de su país.

Un caso que permite aprender sobre la verdadera Argentina…

Pueden esos mismos que han creado estructuras decadentes cambiarlas y perder el poder en nombre de la honestidad y el bienestar del pueblo que los vota?

Hace unos diez días comencé a mirar por tv el caso de esta niñita Candela que había desaparecido de su casa y de la que no se sabía nada. Era interesante seguir cada día el asunto por televisión y el movimiento que se había generado. A través del caso uno podía apreciar la forma como vive la gente en supuestos “barrios” que, en realidad, ya son prácticamente villas si juzgamos las construcciones, el nivel educativo de la gente y la marginalidad en general que se puede apreciar en las calles. Primero me llamó la atención la prepotencia y arrogancia de una madre a la que supuestamente le había robado a su hija; luego me llamó la atención la cantidad de gente con antecedentes delictivos que viven en esos barrios donde haber estado “en cana” es lo más normal del mundo. Esa Argentina decadente que me sorprende cada vez que vuelvo al país es lo más doloroso que se puede sentir por la Patria que lo vió a uno nacer. Cuando escuchaba a la madre de esa pobre chica asesinada días más tarde no podía dejar de pensar que hablaba como hablan los políticos, con ese tono arrogante y “sobrador” propio de los que gobiernan el país tales como la misma Presidente o sus Ministros. Con el paso del tiempo, las conexiones entre policías, políticos y delincuentes se ven aún más claramente. En Clarín de hoy aparece que el abuelo de la madre de la chica muerta fue Concejal y hasta la misma madre trabajaba o trabaja en política nada menos que para el kirchnerismo (tal vez eso le permitió una entrevista con Cristina), y mantiene o ha mantenido relaciones con organizaciones del narcotráfico en Argentina. Era triste comprobar que lo que pensé y sentí desde el primer día se hacía realidad… Que el caso Candela pintaba una vez más con claridad la Argentina presente manejada por bandas de distinto calibre y tipo y con el condimento político indispensable…

Eso me hizo volver al pasado personal. No podía dejar de pensar en cuántas ilusiones me hacía cuando vivía en Argentina y trataba de participar en política para intentar cambiar las cosas intentando utilizar las herramientas y conocimientos que me habían dando tantos años de estudio y preparación en el país y fuera de él. Me llevó bastante tiempo darme cuenta que la política argentina y, por lo tanto, las directivas políticas que marcan el rumbo del país (en Argentina mucho más profundamente ya que el Estado—-en realidad el partido de turno gobernante—-interviene en todas las áreas) estaban determinadas por grupos cuasi-mafiosos partidarios que no tienen ningún tipo de escrúpulo para lograr sus objetivos. Me llevó bastante tiempo darme cuenta que esos grupos políticos sólo buscan llenarse de dinero para comprar voluntades, hacerse millonarios en el poder y luego incursionar en supuestas áreas del sector “privado” para “legalizar” sus ganancias. Tuve que vivirlo personalmente ya que no podía creerlo y fue el factor más importante en mi decisión de irme del país…

La Argentina es un país donde, de un lado, están esos políticos inescrupulosos, enquistados en partidos cuasi-mafiosos, cuyo poder esta basado en el el voto popular logrado básicamente a través de dádivas, subsidios, regalos y reparto de beneficios. Cuentan con la complicidad de sectores empresarios que se favorecen por esas políticas y sectores mediáticos que los apoyan a cambio de beneficios. Del otro lado están los que venden sus votos de diversas maneras y aquellos (que no alcanzan a ser mayoría) que intentan cambiar un sistema a través de alguna forma más o menos honesta. De más está decir que éstos últimos no tienen ninguna posibilidad de cambiar nada, al menos con esta estructura vigente.

A qué viene todo esto? Pues a que simplemente, mirando el caso de esta pobre inocente Candela, uno puede ver claramente estas estas estructuras mafioso-políticas que están enquistadas profundamente en la Argentina. Un caso didáctico para todo aquél que quiera aprender y ver la realidad…

Argentina en democracia sintetizada en un video…

Siempre he envidiado a aquellos grandes genios del cine, capaces de comunicar con imágenes, historias, personajes o diálogos las más grandes emociones. Así también a aquellos fotógrafos o pintores capaces de lo mismo (espero algún día poder estudiar o aprender cine). Por eso, qué mejor que un video (en este caso de la vida real) para mostrar claramente la Argentina decadente en democracia a manos de políticos inescrupulosos, votados o acompañados ya sea por gente que es engañada o se deja engañar. La Argentina manejada por partidos políticos decadentes, cerrados y hasta mafiosos. No es que esto no exista en otros países, pero la Argentina es donde nací, donde me crié, donde estudié y donde conocí también mucha gente valiosa que me ayudó. Simplemente me causa mucha tristeza que la gente no sea capaz de deshacerse de estos políticos envilecidos, hipócritas y mentirosos y crear alguna esperanza. Para aquellos que no conocen el tema, el que habla es el ex Presidente Menem, famoso por haber hundido el país en democracia, crear desempleo, pobreza y marginación. A su derecha, Duhalde, su vice en la época, responsable en el 2001 del famoso “corralito” que creo a los primeros “desaparecidos en democracia”(tema de otros posts aquí) y actual opositor supuestamente capaz de solucionar problemas; por último, a la izquierda, de bigotes, aplaudiendo y sonriendo, Aníbal Fernández, uno de los hombres mas prominentes del gobierno actual de los Kirchner, famoso, entre otras delicadezas, por criticar y cuestionar el modelo político y económico de Menem y por sentirse orgulloso de haber combatido y combatir, ese modelo y sus consecuencias. En pocas palabras, dignos exponentes de la clase gobernante decadente y cómplice.

Con tristeza entonces, algo distinto, muy ilustrativo y con mas valor que miles de palabras:

Terapia en el norte – Therapy in the North

Irse a vivir a un pais “desarrollado”, una buena terapia…

Como queda afectado el cerebro de un argentino que, como yo, ha vivido en la Argentina casi 40 años soportando corrupción, inflación, violencia, falta de trabajo, etc.? Realmente no lo se con total seguridad. Lo que sí se con seguridad es que hace ya casi diez años necesite tomar aire puro y probar nuevos horizontes. Sin saber exactamente con que me iba a encontrar pude irme a Estados Unidos, conseguir una visa de trabajo e iniciar una nueva vida. Yo llegaba a Estados Unidos cargado de prejuicios negativos sobre los Estados Unidos ya que, en general, en Argentina se suele poner énfasis solamente en la política exterior norteamericana y en sus abusos (creo yo comprobados) interviniendo en distintas partes del mundo de acuerdo a su conveniencia. Se suele también hablar despreciativamente sobre el nivel cultural de los estadounidenses, su amor por las hamburguesas o su devoción por el sistema capitalista y las empresas. De lo que no se habla o se habla poco es de algo muy importante para el inmigrante (y razón por la cual millones intentan venir a vivir a ese país y mueren incluso en el intento) que es la posibilidad de obtener un trabajo digno, vivir con tranquilidad, planificar su futuro y ser respetado. Lamentablemente, en la Argentina, tal vez por la imposibilidad de obtener esas cosas tan “pequeñas”, la clase política gobernante se ha encargado de menospreciar esas necesidades básicas tildándolas de “sociedad de consumo”, esto es, pretender tener una casa, una heladera con comida, un auto o agua potable, es ser un “consumista”.  Es difícil saber porque la Argentina ha caído en ese estado de constante violencia, de desesperanza, y de deterioro económico que ha llevado a los niveles actuales de marginacion y pobreza. también podrían ensayarse explicaciones acerca de porque en Estados Unidos se puede vivir bien. Tal vez en otro post podría dedicarme a ensayar algunas explicaciones.  Lo concreto y real y que me interesa mencionar aquí es que, luego de casi 10 años en Estados Unidos encontré lo que no había podido encontrar en Argentina en casi 40: paz y tranquilidad, respeto, posibilidad de conseguir un trabajo por merito y de acuerdo a las habilidades, comprar una casa, tener mas de lo necesario para vivir con confort, dormir con la puerta abierta, una educación para mis hijos y tantas otras ventajas “consumistas”. Es cierto que hay problemas, como la salud que es un negocio que alguna vez se solucionara o que hay sectores muy conservadores y racistas. Pero digamos que durante 10 años he podido hacer terapia y mejorar mi salud mental; esa terapia ha sido simplemente liberarme durante 10 años de  acomodos para obtener trabajos, violencia en las calles manejando, paros, falta de trabajo, inflación galopante, irresponsabilidad, miedo a los robos, mentiras de los políticos de turno, abusos durante la dictadura militar, ser metido preso por pensar distinto, no poder ahorrar, periodistas oficialistas, y lo mas importante, falta de respeto, esa triste sensación de no ser respetado, aquella famosa frase del genio de “Cambalache” da lo mismo el que “labura”…, da lo mismo un burro que un gran profesor…, da lo mismo, en la Argentina, todo da lo mismo… (sigue en otro post)