Elysium…

Image
Un mundo lejano, de ficcion, pero cercano y real…

Anoche vi una película Elysium de aquel director sudafricano que hizo District 9. District 9 es extraordinaria. Esta no llega a ser como aquella pero es bastante buena. Buena  como tantas otras del genero de la Ciencia Ficcion que me ha encantado desde chico. Cuando no había tv o acceso al cine, en mi niñez, disfrutaba de esos libros de Bradbury o Asimov (hay un post de Stapledon en este sitio) o historietas como El Eternauta o Gilgamesh El Inmortal en esas revistas D’Artagnan o El Tony que tanto me encantaban. Incluso llegue a escribir historias de Ciencia Ficcion en una vieja Olivetti portátil que me había regalado una tía mia que me enseño a leer y escribir a los 3 años. Me encantan las peliculas de Ciencia Ficcion mas que nada por la idea de transcender una realidad que a veces resulta difícil de digerir. Tal vez por eso me gustaba tanto la Ciencia Ficcion ya que siempre sentí que no “calzaba” en este mundo manejado por el dinero, la mentira y la violencia y donde algunos pocos intentan pregonar la verdad, la paz y el compartir. Recuerdo algo que escribió Borges que decía que ser escritor permite viajar, crear mundos donde poder vivir para protegernos de esa realidad. Por supuesto que esto nos lleva a fortalecernos ya que no hay otra manera de sobrevivir.

Volviendo a Elysium, si bien algo estereotipada, la película muestra una ficción que se acerca mucho, pero mucho a la realidad. Una realidad de ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Un mundo manejado por sistemas de información y robots, con poderosos autoritarios y malévolos (puede ser de otra manera?). Si les gusta la ciencia ficción es recomendable, si les gusta Jodie Foster, como a mi, también. Mas allá de cierta violencia tal vez innecesaria y algunos clichés “mexicanos”, recomendable e interesante…

Advertisements

De como vivir alienado y no darse cuenta…

Realidad cada vez mas lejana…

Hoy escuchaba en las noticias como un gobernador “progressive” o liberal gano las elecciones en Nueva York. Escuchaba un discurso suyo y comentarios adicionales del presentador. El discurso tocaba los lugares comunes: impuestos a los mas ricos, aumento del salario mínimo, apoyo a los sindicatos, etc. A su vez, se podían escuchar, usualmente en otra radio, comentarios de critica o justificación por parte de los opositores o republicanos, también con los lugares comunes, el atropello a las libertades individuales, la invasión del Estado a sectores privados, etc, etc.

Y pensaba, hay cosas que hayan hecho mas daño al mundo que las ideologías? Paradojicamente, hay algo mas bello que una construcción ideal de la realidad, o de la sociedad. tal como aquella que alguna vez lei en la República de Platón en aquellas épocas en que estudiaba Ciencias Políticas?

Se mata, se discrimina, se lastima, se castiga, se premia o se enriquece por una ideología. Es tan difícil ver la simple realidad? Es tan difícil decir por ejemplo, quiero que el Estado ayude a los mas pobres pero también quiero que se respete la iniciativa individual, quiero sindicatos que defiendan los abusos de los patrones pero también quiero tener la posibilidad de decir lo que quiero.

Hoy pensaba que libres son aquellos que no saben de ideologías, que solo viven la realidad tal como se presenta y también pensaba que pena que no pueden acceder a esas construcciones mentales tan bellas como pueden ser esas ideologías. Que seria del mundo sin Platón o Marx o Moro, o Smith, o tantos aquellos que quisieron crear un mundo perfecto? Que seria del mundo sin Hitler, Stalin o Fidel Castro o Ronald Reagan, o tantos que usaron esas ideas pero solo siembran o han sembrado dolor? Porque los que defienden al ambiente, como Greenpeace, no intervienen en política y hacen boicot in Wall Street?

Ni que hablar lo que ocurre a nivel personal cuando nos encontramos con personas ideologizadas que no pueden entender que alguien se oponga al aborto (como yo) pero que también crea que debe haber sindicatos fuertes o intervención del Estado para asegurar la salud y la educación; y esto lleva a terminar amistades o incluso a iniciarlas, simplemente por afinidad o enemistad ideológica?

Sera que el sentido común ya no existe? Sera que la propaganda y los medios ya han invadido todo? sera que ya no es posible conseguir un trabajo o dinero si no hay ideología? Cual es el mundo real finalmente? Sera finalmente como decía Hegel que es imposible que veamos la realidad? que nuestra mente es un filtro y que, a esta altura, ese filtro esta completamente tapado de ideas, mensajes y versos? Sera que incluso lo que pienso y digo en este momento es también una ideología?

Realidad…cada vez te veo mas lejana…

La salud como mercancia…

wes1722po.52104_md
Hospitales 5 estrellas y el mundo de las ideas…

Nacer y vivir en el Tercer Mundo tiene sus ventajas, aunque pueda no parecerlo a simple vista. Una de esas ventajas es que, al vivir en carne propia las limitaciones de tipo economico o social, uno puede ir valorando la importancia de ciertas cosas que, en paises llamados “desarrollados” suelen tener menos o, diria mejor, suelen ser consideradas menos importantes. Esta baja consideracion suele ser   el fruto de los esfuerzos de ciertas empresas, generalmente portadoras y transmisoras de esas ideas.

De que cosas se trata? Hay varias de estas cosas que ire describiendo en otros posts, pero dado la magnitud del problema y la visibilidad del mismo, es interesante analizar el caso de la salud en los Estados Unidos, desde el punto de vista de las ideas exclusivamente. Y lo de las ideas es importante ya que todos sabemos que las ideas, o las ideologias guian las acciones humanas.

En los Estados Unidos, la salud es simplemente una mercancia, un producto, es una cosa mas que puede ser comprada o vendida. Esa concepcion de mercancia esta metida a fondo en la mentalidad del estadounidense, supongo yo que por decadas y decadas de trabajo silencioso y constante de empresas interesadas en ello. Al ser una mercancia, la salud se convierte en algo menos importante. Si fuera un derecho, asumiria el verdadero valor que tiene. Asi, algunos hospitales parecen hoteles, los empleados parecen conserjes y los enfermos, obviamente, clientes. Paradojicamente, detras de la imagen lujosa de un hospital privado, se esconde la desvalorizacion del concepto de salud.

Este concepto de la salud como mercancia, a mi juicio equivocado e inhumano (por supuesto que sirve a los intereses de empresas o medicos que buscan enriquecerse), es lo que ha llevado a que millones de personas en Estados Unidos no tengan ningun tipo de acceso a la salud, lo cual resulta increible si consideramos que viven en un pais que es potencia mundial.

Esta triste realidad se vive cada vez que alguien necesita ir al medico. Los medicos compiten como estrellas de cine, o como vendedores de lavarropas o heladeras. Ofrecen salas de espera con videojuegos o atractivas secretarias como si uno fuera a un salon de belleza. Este concepto inhumano de la salud lleva a absurdos tales como esperas de horas y horas en salas de emergencia de pacientes en estado calamitoso, simplemente porque el hospital es privado y pof una cuestion de oferta y demanda y de falta de dinero de los pacientes, no hay porque mejorar esos servicios. Una persona es como un lavarropas descompuesto, si no hay un tecnico cerca o no vale la pena que haya, tiramos el lavarropas.

De ahi la ausencia del Estado en este tema. Lo mismo tiende a ocurrir en otras areas, como la educacion, donde la tendencia es a que todo se privatice o, incluso, la justicia, donde las etapas de mediacion, con amplia intervencion de las empresas, tiende a suplantar los juicios ante los tribunales.

El tiempo de las ideologias no ha muerto; en realidad, nunca morira. Las ideologias dirigen, han dirigido y dirigiran el mundo. La realidad, y sus necesidades siguen ahi, ignoradas por la mayoria, ahogadas en un mar de ideas, conveniencias, mentiras e hipocresia, en Argentina, en Estados Unidos o en la China.

Realidad eliminada, o tapada, o cambiada, o creada…

once1
Para aquellos que son maestros de la mentira, este tren nunca choco y los que murieron nunca murieron…

Hace un año, en la Argentina de la decadencia en democracia, un tren fallo y murieron 51 personas. Como una muestra mas de la mentira en accion, el gobierno argentino, responsable del control y mantenimiento de los trenes, callo e ignora la tragedia, que obviamente afectaba su imagen. Ignorar, tapar, desviar la atencion, son las formas mas comunes de la mentira en accion. A proposito del accidente ferroviario, los familiares de las victimas, ayer, reunidos, dijeron: “Para el gobierno, la tragedia no existio”.

Aquellos, como el gobierno argentino, y tantos otros, son maestros de la mentira. Aquellos hechos no convenientes son ocultados o ignorados, por ellos, o por los medios afines. Aquellos hechos convenientes (muy pocos o ninguno) son recreados, mostrados, exagerados o multiplicados y adornados. La forma mas extrema es la creacion de hechos inexistentes, que pueden tomar la forma de ideas o leyendas o temores o sentimientos. El objetivo es la dominacion ya sea a traves del  adormecimiento de las mentes o de la excitacion de las mismas en pos de las causas por ellos promovidas. Asi, por ejemplo, se puede tomar la causa de Malvinas, los Derechos Humanos o el FMI, a fin de crear odios, resentimientos o simpatias. O se pueden tapar hechos como los de Once o los casos de corrupcion. Se pueden inventar enemigos, como los “gorilas” o la “gente bien” de supuestas “oligarquias”, o se pueden inventar amigos, como Chavez o Iran.

El mundo de los mentirosos profesionales crea enemigos y amigos, tragedias y panaceas, u oculta tragedias o hechos. Su versatilidad es increible. Para hacerlo, utilizan los fondos publicos, compran periodistas, artistas o profesionales, barras brava o taxistas. No importa de donde vengan, lo importante es que esten al servicio de la mentira.