El peso del pasado

El pasado nos persigue. Como personas y como paises. Nuestra memoria esta llena de historias, vivencias, hechos y filosofias;pecados y grandeza. Mas o menos, llevamos la vida como podemos, luchando entre los desesos egoistas y los actos altruistas. Nos sentimos mas o menos satisfechos. Nos miramos al espejo y vemos al verdadero yo. Mas viejo, mas sabio, mas sufrido, mas “vivido”. El pasado, aunque pasado y abandonado, sigue alli, poblando nuestra mente de fantasmas y recuerdos y pesadillas.

Por mas que decimos siempre: hoy es un nuevo dia, “lo pasado pisado”, “empezar de nuevo”, y tantas otras pavadas por el estilo, lo concreto es que el pasado nos habita, nos controla, vive en nosotros, como las arrugas de los a;os y los achaques del cuerpo no nos abandonan por mas que nos hagamos cirugias o no quieramos verlos. Si esas arrugas no se van, como se podrian ir los recuerdos y vivencias?

Asi, ese pasado, a veces se transforma en algo tan pesado que hasta nos arrastra hacia el, como una pesa lleva un cuerpo al fondo del mar, como en esas ejecuciones de pelicula desde barcos piratas. Esa bola de cemento maldita nos empuja al fondo del abismo y por mas que hagamos fuerza, nos lleva, imparable.

Que otra cosa es el amor, sino pasado? Que otra cosa el dolor, sino pasado? Que otra cosa el temor, sino pasado? Que otra cosa, en fin, la vida, sino pasado? Como amar sin historia? como sufrir, sin hechos que ocurrieron? como vivir con miedo, sin pesadillas ocurridas?

Negar el pasado es como estar muerto, como no ser ya que nuestro pasado es todo. Hoy decido recibir mi pasado, llenarme de el, hundirme sin resistencia con ese peso maldito y dejarme arrastrar.

Y asi como yo, nuestro pais, la Argentina, esclava de su pasado, no puede arrancar, a menos que acepte ese pasado pecaminoso, horrible, violento, y grandioso.

Ahora si. Ahora, sin futuro, ni presente, soy yo. El que fui, el que he sido. Ysiempre sere.

Anuncios

Los inquilinos

large_6fR27QPINusWgxX113Xgrhobadr

Inquilinos que aterrorizaron todo un pais, finalmente desenmascarados

Muchos recordaran esa pelicula entretenida con Michael Keaton llamada “Pacific Heights” (creo que se tradujo en Argentina como “El inquilino”). Se trataba de un tipo que se dedicaba a alquilar cuartos y apoderarse de propiedades volviendo locos a los dueños y transformandose de victimario en victima, a traves de mentiras y artificios legales. Al final, en la pelicula, logran desenmascararlo y echarlo de un cuarto del que se habia apropiado y destrozado totalmente.

Leyendo los diarios de Argentina estos dias, y supongo que lo que seguire leyendo en el futuro, la Argentina me hace acordar a esa pelicula. Un grupo de inescrupulosos que se apodero del gobierno, que lo destrozo, que utilizo las instituciones para la corrupcion y la propaganda oficial para inventar una realidad “virtual”. Los nuevos funcionarios van descubriendo los destrozos poco a poco, los intentos postumos por seguir en el poder  y la propaganda oficial va siendo  desmantelados. Poco a poco, se va a ir descubriendo que paso con el INDEC, con la economia, con la energia, con Nisman, con las casas de Bonafini, con Boudou, con Baez y con tantas cosas. Ojala, por el bien del pais que estos “inquilinos” ya no vuelva nunca mas…

De como los sacerdotes fueron echados a patadas del templo siniestro…

CMI2XgVXAAIL9oj

Un culto a punto de desaparecer y sacerdotes a punto de ser echados del templo…

No puedo mas que alegrarme de las noticias que llegan de Argentina. Aparentemente, el 22 de noviembre ganaria Macri la carrera a la presidencia, dejando de lado una epoca de las mas oscuras de la Argentina (y vaya que las ha habido). Al comienzo, este gobierno, como a muchos, me simpatizó; aparentaba representar un enfoque nacionalista y progresista. Surgió después de un gobierno (el de la Alianza) que había reunido a un grupo de disidentes peronistas (Frepaso) con lo que quedaba de un radicalismo decadente. Y la imagen de ese gobierno cayendo después de la represión en Plaza de Mayo, el escandalo de las coimas por la flexibilizacion laboral más el “corralito” dieron a ese gobierno K todo el aval que necesitaba. Lamentablemente, luego de lograrse cierta aparente estabilidad económica y crecimiento (no lo viví porque dejé el país luego del 2001), el gobierno, recurriendo al màs clásico estilo autoritario, comenzó lo que yo llamo el sistemático “lavado de cerebro” a la población. Creó la imagen de un gobierno progresista utilizando las organizaciones de derechos humanos para su provecho, no permitió ningún tipo de cuestionamiento a sus políticas y creo todo un aparato de propaganda para fomentar esa imagen falsa y consumar ese lavado de cerebro. Y yo creo que ese “lavado” ha sido lo peor de todo porque sentó las bases para todo tipo de atropellos y corruptelas. Los viajes que hice a la Argentina estos años no hicieron más que confirmarme esto. Encontré amigos que defendían este gobierno con argumentos indefendibles y fanatismo irracional. No era posible ningún tipo de discusión ya que justamente el famoso “relato” gubernamental es axiomático, basado en verdades indiscutibles. Por ejemplo, ellos se adueñaron de la verdad, son los portadores de la verdad y de lo bueno ya que al ser elegidos por el pueblo, las minorías son consideradas el “enemigo”, los “gorilas” y los “vendepatria”. Al ser los únicos con derecho a hacer y a opinar, automáticamente, todos los demás pasan a estar equivocados y a ser prácticamente “traidores”. Los diarios o medios opositores, pasan a ser automáticamente “medios o periodistas golpistas” ya que el cuestionamiento es considerado algo casi “ilegal”. Por supuesto que aquel que pertenece al gobierno, aunque sea un corrupto, estafador o inútil, esta automáticamente “perdonado” o justificado ya que pertenece al bando que tiene la “verdad” ye esto “lava todos los pecados”. De esta manera, esta ideología barata, se fue apropiando de muchos cerebros, pero no los suficientes ya que la realidad no se puede tapar. Asi, en mis viajes, pude comprobar la pobreza existente en tantos lugares, los privilegios de esa casta gobernante, la delincuencia proliferando por doquier, la droga extendida en su uso y tráfico y el discurso autoritario y la propaganda por todas partes. Recuerdo mis charlas con personas que supuestamente han estudiado y piensan justificando al gobierno con los argumentos mas increíblemente estúpidos como decir que los acuerdos con China (que ni siquiera creo se han consumado realmente) indicaban la visión de estadista de Cristina, al ubicarse en una tercera posición, o decir que la supuesta corrupción era una invención de Clarín para derrocar al gobierno más popular de la historia. Los lugares comunes o “slogans”, la descalificación o el insulto han sido los únicos argumentos que he podido escuchar cada vez que alguien defendía al gobierno. Han llegado a crear, creo, algo así como un ministerio de Propaganda.

En síntesis, este gobierno transformó la política en una especie de religión, donde los sumos sacerdotes (Nestor en su momento y Cristina luego) recitan “la palabra”, sus segundos (los medios afines de propaganda y seguidores más fanáticos y encumbrados) se encargan de llevarla a todas partes, sus servicios (al mejor estilo de la dictadura) se encargan de detectar, descalificar y eliminar (todavia no sabemos como se terminó con Nisman) a los opositores y un ejército de “militantes” y fieles repite sin cesar esos “padrenuestros”.

Afortunadamente, no llegaron a apoderarse de los medios opositores y consumar un “lavado más a fondo”. Las elecciones de octubre último demuestran que hasta el mejor discurso y aparato propagandístico no puede tapar una realidad y que muchos cientos de miles comienzan a “despertar” de las “drogas” inoculadas durante años.

Hay una esperanza de cambio, no sabemos lo que viene, pero al menos se avizora la posibilidad de que éstos sacerdotes y sus seguidores sean echados de sus santuarios y despojados de sus privilegios. Se avizoran tiempos de cambio que espero sean profundos y que permitan el camino final hacia una verdadera democracia, a una democracia a la que todavía estamos lejos de conseguir mientras exista esa corporación politica corrupta. Que una fuerza no tradicional haya logrado el triunfo es una buena señal ya que el radicalismo ha demostrado en su momento su incapacidad para lograr los cambios y también ha caido en la corruptela. Por ahora, hay que apagar los incendios, echar a los sacerdotes del templo, y comenzar un proceso de cambio complicado ya que muchos siguen todavía hipnotizados por el discurso vacío y maligno.

Estamos a las puertas de otro “Nunca más”. Enhorabuena…

Lavado de cerebros 2015

argentina10c

Dos que sí saben como lavar cerebros.

Siempre tuve la idea de que el lavado de cerebro era algo muy obvio, forzado, limitado a situaciones extremas, tales como el clasico caso de La Naranja Mecanica o el famoso 1984 de Orwell. Llevados a la realidad, y a un nivel de sociedad, podríamos decir que Hitler les “lavó la cabeza” a los alemanes durante los años de la guerra, o Castro a los cubanos durante todas estas décadas. Tendemos tal vez a creer que en sociedades más o menos libres, los ciudadanos no tienen la cabeza “lavada” o la tienen menos “lavada”. Incluso podría decirse que en realidad muchas ideas o creencias de una sociedad forman parte de la cultura y que ciertas tendencias son sólo parte de la cultura. Y creo que es así pero, en ciertos casos, yo creo que es “lavado de cabeza”. A que se debe toda esta disquisición? Simplemente a que hay sociedades muy democráticas con la cabeza “lavada”. No puedo opinar de aquellos lugares donde no he vivido pero supongo que ocurre en todas partes, y se disfraza de “cultura”. Por ejemplo, en EEUU, la gente está convencida de que la salud tiene que ser cara y que no es un derecho de la población. No han visto otra realidad. También están convencidos de que los problemas mentales son “desbalances químicos” y descreen de la sicología o creen que el Estado es un monstruo que los quiere devorar y que las empresas son lo ùnico bueno en el mundo y la única fuente de dignidad. Ni que hablar de que los únicos héroes son los militares o policías. Luego de vivir casi 15 años en EEUU, he podido comprobar estas cuestiones “culturales”, creadas por simplemente por un bombardeo constante de los medios con estas ideas. El caso de Argentina me interesa más ya que allí viví los anteriores años de mi vida. El gobierno bombardea constantemente la mente de los argentinos, creando odios y rencores contra los opositores, eliminando la pobreza de palabra, creando un infierno más allá de las fronteras, a la manera de aquella imagen donde el mundo conocido estaba sostenido por elefantes y que ir más allá conduciría al abismo. Se ha creado el mito de que ellos son los salvadores de la Patria y que Clarín, un diario o una empresa, es el malvado que pretende eliminar a los buenos de la película, tal como aquel ojo malvado que pretendía apoderarse del anillo que aquellos bondadosos enanos portaban. Una millonaria abogada venida a menos, con un discurso acalorado, ruidoso y falso, pretende construir un castillo sobre un rancho, tapar la pobreza, la delincuencia y la marginalidad obvias, comprobables con el simple caminar por cualquier calle del país, con un biombo inexistente que muestra un paisaje mal dibujado pero colorido. Con un verso progresista nefasto, lamentable y falso, se han hecho millonarios. Eso se ve aún mas obvio cuando uno visita el país cada tanto como me pasó a mí las veces que fui. Dos o tres anécdotas me hicieron correr frío por la espalda: una: un amigo que nunca había sido peronista me dijo tranquilamente: aqui estamos entre dos poderosos: el gobierno y Clarín, comparando como si fueran iguales a una hormiga con un elefante, otra: estaba viendo un partido del Mundial del 2014 en un bar y durante todo el entretiempo el gobierno pasaba propaganda constante y a nadie le parecía mal; hice un comentario negativo y casi todos me miraron mal; tres: visite barrios marginales y, entre los ranchos y la mugre, asomaban, pulcros, brillantes, hermosos y de buena calidad, cientos de carteles con políticos sonrientes prometiendo el “oro y el moro”; cuatro: imposible salir de noche, delincuencia constante, jóvenes o adultos borrachos en la noche y patotas de chicos con botellas de coca y fernet en la mano. Para que seguir aburriendo al que me lee. Tantas anécdotas, tantas obviedades, simplemente imposibles de entender o aceptar por millones de argentinos a merced del bombardeo. Es que el lavado de cerebro tiene un condimento último infalible: apela al orgullo nacional y ayuda a la supervivencia sicològica: como aceptar que la realidad es peor y a que aquellos que hemos votado y nos representan son solo un montón de mentirosos inútiles? Y yo que creía que el “lavado de cerebro” era algo tan obvio…

Derecha e izquierda…o hacerse ricos de cualquier manera

Yo soy millonaria de izquierda...

Yo soy millonaria de izquierda…

Yo soy millonario de derecha...

Yo soy millonario de derecha…

En estos dias de elecciones en la Argentina y observando los candidatos de uno y otro partido, y a a luz de la decadente historia argentina de los ultimos 30 años de democracia mentirosa (como la llamo en varios de mis posts) se me vino a la cabeza esta idea, a partir de cierta desazon profunda que siento por la politica despues de años que pase dedicado a intentar participar y cambiar (ilusamente) el mundo. La idea no es muy profunda tal vez, tampoco parece ser muy complicada de entender y tal vez no sea muy atinada. En realidad, creo que es mas un estado de animo que otra cosa. En sintesis, es asi: la derecha, los liberales economicos o conservadores creen y sostienen que uno debe hacerse rico construyendo, dirigiendo y dejando florecer empresas por doquier, la izquierda, los progresistas o incluso “revolucionarios” creen que uno debe hacerse rico manejando el Estado o con un Estado poderoso. El discurso, las herramientas, las teorias a aplicar, los “versos” son distintos, pero los objetivos no lo son. Seria algo asi como la sintesis perfecta de la teoria politica. Existira alguna otra alternativa o siempre el objetivo es hacerse rico? En EEUU, por ejemplo, los ricos generalmente son los dueños de las empresas. En la China, o en Cuba, o incluso en la Argentina, donde se usa el discurso de izquierda todo el tiempo, los funcionarios son todos millonarios o ricos. Tal vez Fukuyama tenia razon…

Viaje en el tiempo…

create-a-relationship-roadmap-and-build-dream-connections

Viajar en el tiempo no es imposible…

Por algun motivo, su mente volvia una y otra vez a los recuerdos de su infancia, juventud y madurez. Ya orillando los 60, su vida se sentia ya larga, sinuosa y llena de historia. Su presente ya no era tan feliz, su cuerpo ya no le respondia tan bien como antes. Por ahi se sorprendia mirandose al espejo intentando encontrar nuevas arrugas o desgastes de los golpes de la vida. No era un tema de salud. Era un tema de su mente. Salia a caminar y recordaba y recordaba…Comenzo todo una tarde. Estaba en un parque, sentado mirando unos patos en un lago de un parque…de pronto, su mente comenzo divagar recordando un partido de futbol en aquella cancha de tierra de su infancia, cayendo la tarde. Recordo el sol cayendo sobre la cordillera mendocina, a lo lejos, la noche llegando y como seguian jugando a pesar de la noche y como se llevo por delante ese poste de la cancha por la oscuridad y como quedo negro su ojo durante semanas. Cuando volvio en si, ya era de noche. La segunda vez ocurrio caminando por ese bosque al que le gustaba ir a escuchar los sonidos de pajaros y del viento. De repente, caminando, comenzo a recordarse caminando una noche por la desierta calle General Paz, a las 3 en la madrugada, con su sobretodo y algo de agua nieve y unos policias con perros acercandose, pidiendole los documentos y llevandolo a la comisaria de la calle Godoy Cruz, tenerlo incomunicado por tres dias, en un calabozo, la cicatriz y el rostro de ese hombre semidesnudo, la botella de Coca Cola cayendo en la boca de ese pobre chico al que los policias torturaban solo por placer, barriendo la comisaria con el sol de julio brillando en aquel amanecer durante la dictadura. Desperto ya casi en su casa sin saber como habia llegado. La tercera fue mas increible. Paseando por Galveston, sintiendo la humedad del aire del Caribe, se encontro en esa carpa en Mar de Ajo, el humo afuera, la invasion de mosquitos, la patota queriendo entrar y atacarnos a nosotros y a esas chicas que habiamos conocido esa noche. Pero esta vez no desperto…siguio ahi, dentro de esa carpa, escuchando los gritos de esos desaforados que querian entrar en la carpa, borrachos y llenos de bronca. Los golpes, los gritos, y el silencio…

Las monarquias argentinas

Cristina-Kirchner-Reina

La monarquia y la Inquisicion han vuelto…

Asi como las personas van evolucionando, creciendo, y un dia alguien aprende a hablar, luego a caminar y correr o a escribir o a trabajar o estudiar, tambien las sociedades (supuestamente) van evolucionando con el tiempo. Asi, tal como lo describio Hobbes o Rousseau, los hombres incialmente vivian en cavernas, peleandose unos con otros; luego un dia se organizaron en tribus, aprendieron a dividir el trabajo y, un buen dia, decidieron que habia que crear un “Estado”, algo por encima de ellos en quien depositar ciertas decisiones para salir del otro estado, el “de naturaleza” en el cual todos contra todos solo se imponia el mas fuerte o feroz o inteligente pero no necesariamente el mas justo. Y asi la historia nos deleita con esa evolucion, sangrienta en muchos casos. Y asi llegamos un dia a pensar que esa organizacion, como parte de esa evolucion, lograba su punto maximo de evolucion: la democracia. La democracia, superadora de las autocracias o de las monarquias o aristocracias de sangre. El nombre es lo de menos; lo importante es que una sociedad “evolucionada” es una sociedad democratica, en la cual la mayoria elige a sus representantes, donde se garantiza la libertad de expresion o culto o tantas otras libertades necesarias para el ser humano y en la cual, como resultado de ese “poder” de todos, no debe haber ni hambre ni privilegios ni falta de oportunidades o de educacion ya que los representantes justamente “representan” a la mayoria y la mayoria es la mas necesitada ya que las mayorias son personas “promedio”, sin las habilidades o talentos de esa minoria genial que, pase lo que pase, sera siempre genial.

Asi, toda sociedad que se precie de evolucionada es democratica. No voy a dedicarme a mencionar todas esas sociedades. Lo que me interesa es enfocarme en la Argentina que, supuestamente, es una democracia.

Lamentablemente, de la observacion cuidadosa, surge claramente que la sociedad argentina es en realidad una forma aristocratica o monarquica en la cual los representantes del pueblo son simplemente aquellos que militan o forman parte de las elites partidarias, apoyados por el poder economico, nacional o internacional, y secundados por el poder mediatico, cada dia mas importante para “crear” realidades. Vamos a cualquier poblado, municipalidad o provincia o al nivel del pais mismo y vemos que, historicamente, aquellos representantes son los elegidos a dedo para poblar listas creadas por esas mismas elites gobernantes. Esto lo he experimentado yo mismo cuando alguna vez intente, sin ser mas que un don nadie, tener un lugar en alguna lista para representar a mi pueblo. Resulto una tarea imposible ya que para tener ese derecho hay que ir subiendo escalones en el aparato partidario, usualmente dominado por familias o grupos que, en algunos casos llevan decadas en el poder. Los derechos se ganan de muchas maneras, casi todas ellas, casi ilegales o ilegales, ocultas o injustas. Mis peripecias deben ser similares a las de otros. Primero, tenia que ir a las reuniones partidarias en las que los “capangas” de  turno se dedicaban a hablar y a bajar linea sobre lo que habia que hacer segun otros “capangas” de mas alto nivel. Dependiendo de las habilidades para encontrar un “padrino”(alguien con mas poder que uno que puede conseguirnos usualmente algun privilegio o cargo pagado) uno podria ir avanzando. Ese avance se basa no en los meritos academicos o morales sino simplemente en la obediencia, fidelidad y capacidad de cumplir lo que manda el padrino o los capangas. Asi, con suerte, se puede lograr algun cargo pagado (ese dinero cobrado usualmente debe ser repartido segun el criterio del capanga o padrino). Luego, las ofertas comienzan a ser mas jugosas (como cobrar sin trabajar o “dibujar” numeros). El cielo es el limite. Los que llegan son los que han pasado todas las pruebas y muchas mas. Cuando llegan ya no tienen ningun escrupulo, ya sonrien automaticamente o mienten de tal manera que hasta ellos lo creen. Pueden ignorar amigos o traicionar hasta a la propia familia. Aquellos mas honestos y decentes van quedando marginados y por ahi tienen algun lugar tal vez hasta de lastima. Como dije, casi nunca las condiciones son el saber o la honestidad para llegar a los cargos. Si la hay, es totalmente secundaria y normalmente no bienvenida. Los honestos y los que saben son peligrosos ya que muchos de estos desmoronarian la piramide de corrupcion y privilegios.

Asi, esos grupos mafiosos van logrando poder en una lucha despiadada, que recuerda a aquellas ciudades italianas del Renacimiento. Asi, la Argentina esta repartida en feudos, ciudades, grupos aristocraticos. La formula es muy simple: toman los partidos politicos, designan a dedo a los postulantes, ya probados en su inescrupulosidad, y llegan a las elecciones. No importa quien gane ya que los grupos persiguen siempre lo mismo: perpetuarse en el poder, llenarse los bolsillos y mantener a la mayoria pobre para poder manejarla mejor. La politica para ellos es la forma de perpetuarse en el poder a costa de los dineros publicos y del empobrecimiento de la mayoria. El ritmo se rompe cada tanto cuando algunos grupos marginados (y con poder) alientan o llevan a cabo golpes de estado mas o menos sangrientos.

Secundados en las sombras por el poder economico y por grupos mediaticos, estas mafias manejan “a gusto y piacere” la realidad: pasan leyes o decretos, expropian o privatizan, dan subsidios o los sacan, ponen y sacan gente, gastan o ahorran dinero, etc., de la forma mas maquiavelica posible: el poder por el poder mismo. Si algo se hace por el pueblo es simplemente, como un medio mas para mantener el poder. Es por ello que, cuando se avecinan las elecciones, usualmente aparecen algunos “beneficios” para ciertos sectores o alguna infraestructura se mejora.

Esta aristocracia partidaria permite que, por ejemplo en la Argentina de hoy, de un dia para otro, el hijo de la Presidente, Maximo Kirchner, de ser un don nadie, pase a ser candidato, o que Scioli, que fue vicepresidente de Menem, quien supuestamente hundio el pais en los ’90, se perfile como candidato. Son los que “pertenecen” a la elite, los inescrupulosos, los que han “probado” su fidelidad al grupo dominante.

Algunos grupos se conforman con sus feudos, tales como Rodriguez Saa en San Luis, o algunas otras familias o grupos en otras Provincias. Asi construyo poder la familia Kirchner en Santa Cruz o Menem en La Rioja, o tantos otros.

Para estos monarcas del siglo XXI, las elecciones son la gran etiqueta de legitimidad pero en la realidad es solo eso, una etiqueta, un nombre, una palabra bella pero vacia de contenido, al igual que la democracia. Son los nuevos senores feudales de la politica. Si alguien creia que hemos evolucionado, se equivoca de cabo a rabo. Estos monarcas del siglo XXI no solo han reinstaurado la monarquia sino que tambien han hecho volver a la Inquisicion ya que han hecho de las ideas politicas en la Argentina, una religion, o una secta y aquellos que no comparten ese credo, son blasfemos y no merecen mas que la hoguera o el destierro. Los medios diseminan La Palabra (Pagina 12, 678 y tantos otros) y crean la cosmogonia, los politicos descalifican, comulgan o excomulgan. El monarca designa a sus sucesores y favoritos. Los bufones bailan y hacen contorsiones. El pueblo hambriento y enganado observa y obedece. Algunos hasta creen la version. Despues de todo la Edad Media duro bastante…

Mascaras, circos y farsas…

mascara-pestanas-Copiar

Solo mascaras que esconden rostros monstruosos…

El informe publicado sobre las torturas llevadas a cabo por EEUU después del 11 de setiembre me revolvió el estomago y me hizo revivir las lecturas sobre los campos de concentración nazis o los de la Unión Soviética o las atrocidades de la China. Una vez mas, otro caso de violencia e inhumanidad llevada a cabo por instituciones cuyos responsables ni siquiera son sancionados y, en muchos casos, llegan a ser premiados. Una vez mas, supuestos fines superiores, llamados Bien Comun, Seguridad Publica, Orden Publico, Orden, Justicia, Seguridad Nacional, Bien de la Mayoria, Bienestar del Pueblo, Información Clave, y tantas otras abstracciones, sirven para justificar atrocidades, muertes, torturas y otras calamidades similares que acontecen diariamente. Se me ocurren dos o tres cosas: por un lado, pienso en la clase de personas que son reclutadas en esas instituciones, llámese policía o CIA. Que clase de personas pueden llevar a cabo esas atrocidades sin que les afecte su cabeza? cuanto odio o ceguera pueden tener sus mentes y corazones para poder torturar a otro ser humano en nombre de valores o fantasías o eslogans que pueden estar por encima del mas importante de todos que es la dignidad humana, que no es una abstracción, sino algo concreto que consiste en no ejercer violencia sobre las personas y no privarlos de la satisfacción de sus necesidades mínimas? Estamos gobernados y en manos de enfermos mentales? Es el mundo algo así como una parodia o una película que leemos en los medios, un relato mas o menos bien confeccionado que esconde realidades atroces? El paralelo que se me ocurre es cuando aquel Mundial del ’78 con gente festejando y militares desapareciendo y torturando o los campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial o la fantasía de un mundo perfecto que creíamos existia en la Union Sovietica o Alemania Oriental. O cuando en la Argentina de Menem, la gente iba a Miami mientras el interior se hundía en el desempleo y la marginacion. O cuando en la Argentina actual, un grupo utiliza el gobierno para inventar un “relato” en el cual todo esta perfecto para esconder la marginacion que se multiplica. Asi, detrás de un escenario bien montado en el cual la democracia florece, donde la gente trabaja, es feliz, vemos una trastienda siniestra en la cual los que sonríen ante las cámaras son solo personajes, esplendidos actores que cuando se sacan las mascaras dejan al descubierto rostros monstruosos. Y esa suma de rostros monstruosos ES  la realidad. Y sus mascaras sonrientes son solo una parodia, una farsa, creída por millones. Asi, día a día, nos venden la parodia miles de actores, deportistas. “supermodels”, políticos y empresarios exitosos que son solo la fachada que cubre la monstruosidad, el perfume que tapa los olores fétidos.

Asco II

Pobreza-Argentina

Parece que las ganas de escribir estan volviendo. Distintas cosas me estan pasando que me han afectado negativamente. La vida es asi…Algo asi como falta de motivacion, preguntarse para que escribir o a quien le importa, o que puede cambiar de la realidad si yo escribo o no. Mientras intento encontrar esa motivacion perdida, simplemente decidi escribir sobre sentimientos, sensaciones, que afloran cada vez que veo la Argentina, ya sea visitandola o por los medios. Y no puedo volver a sentir mas que cierto asco, rechazo, disgusto, cada vez que veo en que se ha convertido el pais, la decadencia economica, social, moral y cultural a la que la han llevado un grupo de politicos inescrupulosos durante 3 decadas determinantes y tristes. Un video sobre dos adolescentes peleando en la calle mientras todos miran, una Presidente que con soberbia y arrogancia miente, un periodista que defiende al gobierno con argumentos indefendibles, un pobre anciano desdentado que habla con un periodista desde una pocilga o rancho al que le llama “casa”, un grupo de personas que no sabe ni hablar protestando por la inseguridad en calles desoladas, con paredes rotas y perros vagabundos por doquier al que le llaman “barrio”, un conductor de tv que lleva una vida lujosa y que se hace millonario mostrando “culos” por tv, un grupo de encapuchados que asalta un restaurant como si fuera a comprar un helado, grupos de personas haciendo cola para cobrar sueldos empobrecidos, gente entrando en cuevas a comprar dolares paralelos ante un gobierno que niega esa realidad. Imagenes que se repiten una y otra vez y que hacen sentir las ganas de vomitar cada vez que uno recuerda el pais…

Volver…

No-hay-retorno-01

Vuelta al pago…

Y ya me voy a Argentina. En unos dias mas, inicio la marcha hacia el lugar de donde vengo. En unos días mas, me pongo en guardia, dejo de lado la tranquilidad de caminar por la calle o los lugares mirando de reojo por si alguien se acerca, de dejar mi auto abierto o mi casa abierta, dejo por un tiempo mi casa sin rejas y sin cerca, el “excuse me” o el “ooops” cuando me cruzo con alguien, dejo por un tiempo los autos nuevos, los supermercados llenos, atiborrados de clases de frutas, productos de todo el globo y tecnología de punta al alcance de la mano, dejo de lado el “paraíso” por el cual miles mueren intentando cruzar el Rio Grande. Por un mes, comenzare a escuchar mi idioma en todas partes, me trenzare seguramente en discusiones sobre EEUU, el imperialismo, la libertad o el rol del Estado. Comere carne y me haré lustrar los zapatos en la calle, disfrutare de cafecitos con medialunas en la calle, del aire de la montana mendocina y de las parrilladas. Quien sabe, hasta capaz que disfruto de una final o un campeonato mundial de fútbol para Argentina en tierra argentina.

En un mes, la nostalgia y la tristeza volverán a invadirme cuando atterrice el avion en El Plumerillo y vuelva a recorrer esas calles llenas de perros callejeros, ranchos derruidos y gente mal vestida, producto de décadas de corrupción política y pobreza.

Seguro me tomare un micro para recorrer los suburbios y confirmar la decadencia económica perenne. También recorrere librerías y negocios, bajo la atenta mirada de empleados acostumbrados a los robos y rateros. Volvere a caminar por las calles mendocinas, esquivando autos en la calle que, implacablemente, cazan peatones en las esquinas. Y subiré a taxis que correrán alocadamente por las calles, pasando semáforos, insultando peatones y enojándose porque no tengo cambio. Seguramente visitare la Galeria Tonsa para cambiar mis dolares valiosos que me permitirán tener la comodidad de consumir lo que quiera sin preocuparme por el poder adquisitivo y me encontrare con amigos que no veo hace mucho tiempo, mas avejentados y seguramente mas locos. Tambien visitare medicos y dentistas, que cobran mas barato y son mas humanos.

En unos días, comienza mi aventura sudamericana y la eterna contradicción del inmigrante me golpeara, quien sabe, ojala, mas suavemente que otras veces…

 

Isidoro Boudou

Algunos memoriosos cincuentones recordaran al famoso Isidoro Cañones . El tipo era un bon-vivant, un playboy, hijo de un coronel (la historieta tal vez nació en esas épocas donde era respetable ser militar), lleno de dinero, nunca trabajaba y gustaba de la vida lujosa y de la “timba”. Obviamente, mostraba todas las características: egoísta, mal pensado, “ventajero” y aprovechador.  Mas todavía, el tipo no se hacia responsable por nada, no se comprometía con nadie, no cumplía promesas ni hacia favores. De mas esta decir que el tipo tenia dinero ya que su tío, el coronel, a su vez, era propietario de inmensos  campos los cuales son el mejor ejemplo de la riqueza argentina. Era lo que muchos llamaban un “tarambana”, un “chanta”, términos típicos argentinos para “pintar” estos personajes.

El “chanta” argentino perfecto…

Tal vez ese personaje era el arquetipo del argentino, o de lo que al argentino le gusta ser: estar lleno de plata, no trabajar (ya que trabajar es para los “giles”) tener mujeres, autos, propiedades y viajar. Ni siquiera el sueno americano ya que este implica trabajar. En la Argentina existe algo mejor que ese sueno americano: es el sueno argentino: no trabajar y tener mucho dinero. Hay varios personajes actuales que reflejan ese modo de vivir y de pensar. Hoy mirando el diario veía a Boudou, vicepresidente, pelilargo, rockero, rodeado de alguna mujer bella, usando motos y autos caros, codeándose con el poder, viviendo en Puerto Madero, “caradura” que a pesar de estar sospechado de negociados no presenta la renuncia y, tal vez lo peor de todo, luciendo una sonrisa falsa y simulada eternamente.

Cual es la razón por la cual estos personajes llegan a esos lugares de privilegio y gozan de impunidad? El caso de Boudou es un ejemplo muy visible por su cargo, pero hay infinidad de casos similares a niveles mas bajos. Recuerdo que en Mendoza había un Jefe de Gabinete de Ministros famoso por sus borracheras, mujeriego y “chanta”. Porque no solo llegan sino que difícilmente sufren el escarnio o condena públicos que se merecen?

Tal vez la respuesta es la cultura argentina eternamente inclinada a favorecer a aquel que es “canchero” o “vivo” o que “se las sabe todas”. En el ideario popular argentino es mejor visto que ninguno aquel que cobra sin trabajar o que cobra trabajando poco, o que se las arregla para conseguir entradas gratis. o que tiene amigos que te hacen pasar primero o gratis. Los trabajos se consiguen por amiguismo o acomodo y aquel que tiene amigos o “acomodo” es el mas inteligente. Algo así como en el fútbol es mejor hacer un gol con la mano y que no lo descubran que hacerlo bien y legalmente. Maradona sintetizó genialmente esa argentinidad en ese famoso partido contra Inglaterra convirtiendo un gol con “la mano de Dios” y otro que es el mejor gol de todos los tiempos. Los dos goles hacen gozar al argentino por igual, uno porque lo hicimos de “vivos” y el otro porque somos geniales.

Asi, contradictoriamente, la Argentina tiene un Favaloro que dio su vida y su inteligencia por los pobres y un Boudou, “chanta” ungido en el poder por la gracia de su funcionalidad a un gobierno corrupto. Isidoro tenia a Patoruzu que era su antítesis. Ahora bien, por alguna razón, los “vivos” o “chantas” gozan de mas prensa y apoyo. Tal vez porque simplemente, al ser “chantas” y caraduras” llegan con mas facilidad a los lugares de poder, los lugares donde se toman las decisiones. Justamente porque se han dedicado toda su vida a “chantear” a enganar, es que han aprendido a utilizar a otros, a mentirles, a embaucarlos. Asi, los que “estudian”, los que respetan, los que tienen dignidad, suelen no ocupar esos cargos de poder ya que allí tienen que dedicarse a eso en lo que los chantas son maestros: mentir, enganar, confundir, prometer sin cumplir, y todo con una sonrisa.

Esta casta política es eso, un grupo de chantas, amamantados por chantas mayores en los partidos políticos, solventados por chantas en empresas, justificados por chantas en los medios de comunicacion, siempre  dispuestos a hablar de ellos, a publicar fotos y hablar de sus proezas, alimentando ese ideario popular de mejor “chanta y vivo” que honesto y trabajador. Recuerdo mis tiempos de trabajar en la política de mi provincia Mendoza y cuantos “chantas” encontre por doquier, tipos que decían una cosa y hacían otra, que tramaban cosas contra otros, que nunca decían la verdad, que me mentían, que decían que no estaban y se hacían negar. Hasta hoy para mi es un misterio sobre como les funciona el “mate” a estos tipos. Pero eso es tema de otros posts que ya he escrito o seguiré escribiendo.

Alguna duda sobre porque Boudou es vice, o porque D’Elia o Hebe de Bonafini están donde están?

 

Victimas…o de como un gobierno personifica el mal…

Nunca me ha gustado la palabra victima. Es una palabra triste. Refleja impotencia, debilidad, imposibilidad. Es una palabra negativa. Presupone la existencia de alguien que es lo opuesto: fuerte, potente, con posibilidades e incluso feliz, el victimario. Dos caras de una misma moneda. La historia del mundo tal vez, desde Cain y Abel. Me recuerda hombres golpeando a mujeres y niños, a nazis metiendo en trenes de muerte a judíos, a Stalin o a Mao, a Hiroshima o Nagasaki, a las Torres Gemelas. Pero hay victimas no tan obvias, tal vez incluso peores que esas tan obvias: aquellas que no saben que lo son, aquellas que caen o sufren a manos de victimarios que muchas veces parecen bondadosos.

Image

Falta de educacion, pobreza, trafico de ninos, violencia…nada es suficiente para que una casta politica se conmueva y cambie algo…

Asi, el chico reprimido por padres supuestamente bondadosos, o las mujeres mantenidas por esposos ricos cuyas vidas transcurren en la inutilidad, o los chicos de ricos mantenidos sin amor de padres, o los chicos pobres condenados por un sistema corrupto que no les da mas oportunidad que un cigarrillo de marihuana o cosas peores, o las jóvenes que se prostituyen por unos pesos que no pueden conseguir de otra manera, o aquellos que ven peliculas de Hollywood y “compran” los mensajes subliminales de competitividad y éxito, o del dinero como único medio para la felicidad. Y tantos otros mensajes enviados por medios mercenarios que a su vez están comprados por el dinero y el rating.

Y leo una carta de la madre de una chica desaparecida en la democracia mentirosa argentina, no una desaparecida por la dictadura, sino una desaparecida como tantos otros miles por una democracia manejada por farsantes que esgrimen banderas falsas y venden mierda diciendo que son flores. Una chica  perdida en la inseguridad infinita argentina, y un padre muerto en las infernales rutas sin control de la Argentina. Y la señora, atinadamente, dice que es una victima. Y es cierto. Es una victima, En este caso, una victima de gobiernos corruptos que por 3 decadas han asolado la Argentina, precedidos por dictaduras infames que han hecho de la Argentina un lugar donde unos le echan la culpa a otros y los que están de turno en el poder solo se llenan los bolsillos de dinero sucio generado a costa de la marginacion de millones. Eso es la Argentina ahora, un pais donde una minoría se enriquece y miente a la gran mayoría, un pais donde una mayoría es y ha sido victima de aprovechadores, estafadores y mentirosos que llegan al poder para enriquecerse y mantener a la otra mayoría obnubilada con historias, “relatos”, interpretaciones y otros estupefacientes de distinta clase. Muchos emigran o emigraron, como yo, otros, mueren en las calles victimas de la violencia instalada como un modo de vida, otros, mueren en vida, encerrados eternamente en sus casas sin poder salir o caminar o guardar un auto por el miedo a ser muertos y asaltados. Otros mueren en trenes, viajando como animales, algunos caen del tren, o mueren en trenes que chocan, o en colectivos chocados por esos trenes, o siguen muriendo aun cuando llegan a su trabajo a ganar esas miserias que son los salarios mínimos. Otros mueren de desesperanza, haciendo colas para cobrar jubilaciones miserables o para ser robados cuando están en sus casas. Otros mueren día a día, haciendo colas o sufriendo piquetes y paros en cualquier calle. Otros, bien jóvenes, mueren de a poco, por no tener clases en las escuelas, o por no tener lo mínimo para una buena educación, o en la violencia a la salida, o mueren en tristes filmaciones subidas a youtube, pateados en la calle. Mas aun, aquellos que tienen la posiblidad de estudiar seguiran muriendo buscando un trabajo digno o prostituyendose con el poderoso de turno para un cargo. Ni que hablar de aquellos que nacen, viven y mueren en villas paupérrimas nunca erradicadas y ahora ascendidas a “barrios” a través de la mentira oficial.

La Argentina se ha transformado en una gran victima de sus dirigentes, de mentirosos profesionales que, desalmados como nunca, siguen mintiendo y siguen despreciando a un pueblo que los voto. Peor de todo, siguen reclutando jóvenes en organizaciones hechas para tomar el poder y usarlo en su provecho. Y peor aun, disfrazan y esconden sus intenciones detrás de discursos, ideas falsas, descalificaciones e inventan falsos enemigos o falsas dicotomias. Asi, un amigo mio que todavía vive en la Argentina, comiéndose ese verso me decía, cuando le preguntaba como anda el país:

– bueno, hay muchos problemas, pero el mayor es que estamos presos de dos grupos: el gobierno y Clarin.

Este amigo mio, se trago el verso de que hay dos grupos en pugna, cuando en realidad, en este caso, se trata de un diario, un grupo empresario, del cual nadie duda que debe haber cosas oscuras y criticables, pero que de ningún modo puede ser igual o mas poderoso que todo un Estado, un gobierno que es capaz de hacer leyes y dirigir recursos de miles de millones. Seria como decir que el poder en Estados Unidos se disputa entre el gobierno y CNN. Asi escuchaba tambien a otro de tantos voceros de la mentira oficial, Victor Hugo Morales, comparando el poder de Clarin con el poder del gobierno.

Mi amigo es otra victima, como tantas otras, del verso, de la mentira, ya que nada hay mas terrible que un pueblo engañado.

Victima no es una palabra que me guste pero califica mejor que ninguna a lo que ocurre en la Argentina…