La teoria del vaso que se hace mas grande o “trickle down”…

images
Una ilustración mas realista sobre el verdadero “trickle down”…

Hace mucho tiempo, cuando terminaba mi Master alla en Pittsburgh, tomando un curso sobre ciencia política del desarrollo, tuve  mi primer encuentro con el famoso “trickle down”, que podría traducirse como el “goteo hacia abajo” o el “derrame”. Básicamente, este invento creado por los ricos para llenarse de dinero, dice que mientras mas dinero hagan los dueños de las empresas, en algún momento, los empleados mejoraran sus ingresos, algo así como un vaso lleno (la empresa) que comienza a derramarse y el derrame llega a los de mas abajo (empleados y gente común). Desde un punto de vista macroeconomico, la mejora de ganancias de todas las empresas producirá un beneficio general a toda la población. Puede haber algo mas alejado de la realidad? En tiempos en que empresas gigantescas como Wal-Mart o McDonalds o Coca-Cola, o Apple, o Citibankque son sinónimo de empresa exitosa, global, han recibido ingresos multibillonarios, no solo sus empleados no dejan de ser  pobres sino que seria imposible ver el beneficio que proporcionan a la sociedad. Es mas, destruyen completamente la idea de competencia, ya que hacen desaparecer la posibilidad de que otras empresas existan o se desarrollen ya que van creando oligopolios o monopolios. Hace algún tiempo, mi hijo me preguntaba, mientras contaba los carteles de McDonalds que veía por la autopista:” cuando comienzan a devolver algo a la sociedad esas empresas como McDonalds?, tienen un limite en su ganancia de dinero?”. Hace unos dias, escuchaba al Papa Francisco hablar del tema y creo que lo resumió genialmente. Dijo: “Esa teoría del vaso lleno me parece que en la realidad, lo que ocurre es que el vaso cuando comienza a llenarse se hace mas grande y no deja que se derrame”. Asi es, la realidad es que los vasos se llenan pero antes de derramar algo, se hacen mas grandes y, con suerte, algunas gotitas caen…

Advertisements

Un mundo injusto…

images
Algunos mucho, otros poco…hasta un chico se da cuenta, porque los adultos no?

Ayer mi hijo, de apenas 12 y entrando en la adolescencia me preguntaba: porque el mundo es tan injusto y porque mucha gente no lo ve o no hace nada para cambiarlo? Yo le preguntaba porque pensaba eso y me dijo: “me apena ver tanta gente trabajando en trabajos humillantes por poco dinero y tantos otros millonarios a los que les sobra y que tratan a los demás como seres inferiores”. Fue el comienzo de una charla interesante en la que yo trate de explicarle algunas cosas y no encontré muchas respuestas a otras.”si no hubiera pobres, como harían los ricos para enriquecerse ya que no habría obreros?, porque mucha gente que podría cambiar eso solo se dedica a comprar cosas y consumir? me decia.  Por supuesto que le explique que eso es parte de la injusticia reinante en el mundo y que muchos mártires han intentado cambiar. Es la historia del mundo, pero debemos hacer algo para cambiarlo o para hacer que otros se den cuenta que alguien poderoso los usa o los espia o solo quiere venderles algo, o hasta matarlos…al menos, me alegro comprobar que mi hijo piensa…

La salud como mercancia…

wes1722po.52104_md
Hospitales 5 estrellas y el mundo de las ideas…

Nacer y vivir en el Tercer Mundo tiene sus ventajas, aunque pueda no parecerlo a simple vista. Una de esas ventajas es que, al vivir en carne propia las limitaciones de tipo economico o social, uno puede ir valorando la importancia de ciertas cosas que, en paises llamados “desarrollados” suelen tener menos o, diria mejor, suelen ser consideradas menos importantes. Esta baja consideracion suele ser   el fruto de los esfuerzos de ciertas empresas, generalmente portadoras y transmisoras de esas ideas.

De que cosas se trata? Hay varias de estas cosas que ire describiendo en otros posts, pero dado la magnitud del problema y la visibilidad del mismo, es interesante analizar el caso de la salud en los Estados Unidos, desde el punto de vista de las ideas exclusivamente. Y lo de las ideas es importante ya que todos sabemos que las ideas, o las ideologias guian las acciones humanas.

En los Estados Unidos, la salud es simplemente una mercancia, un producto, es una cosa mas que puede ser comprada o vendida. Esa concepcion de mercancia esta metida a fondo en la mentalidad del estadounidense, supongo yo que por decadas y decadas de trabajo silencioso y constante de empresas interesadas en ello. Al ser una mercancia, la salud se convierte en algo menos importante. Si fuera un derecho, asumiria el verdadero valor que tiene. Asi, algunos hospitales parecen hoteles, los empleados parecen conserjes y los enfermos, obviamente, clientes. Paradojicamente, detras de la imagen lujosa de un hospital privado, se esconde la desvalorizacion del concepto de salud.

Este concepto de la salud como mercancia, a mi juicio equivocado e inhumano (por supuesto que sirve a los intereses de empresas o medicos que buscan enriquecerse), es lo que ha llevado a que millones de personas en Estados Unidos no tengan ningun tipo de acceso a la salud, lo cual resulta increible si consideramos que viven en un pais que es potencia mundial.

Esta triste realidad se vive cada vez que alguien necesita ir al medico. Los medicos compiten como estrellas de cine, o como vendedores de lavarropas o heladeras. Ofrecen salas de espera con videojuegos o atractivas secretarias como si uno fuera a un salon de belleza. Este concepto inhumano de la salud lleva a absurdos tales como esperas de horas y horas en salas de emergencia de pacientes en estado calamitoso, simplemente porque el hospital es privado y pof una cuestion de oferta y demanda y de falta de dinero de los pacientes, no hay porque mejorar esos servicios. Una persona es como un lavarropas descompuesto, si no hay un tecnico cerca o no vale la pena que haya, tiramos el lavarropas.

De ahi la ausencia del Estado en este tema. Lo mismo tiende a ocurrir en otras areas, como la educacion, donde la tendencia es a que todo se privatice o, incluso, la justicia, donde las etapas de mediacion, con amplia intervencion de las empresas, tiende a suplantar los juicios ante los tribunales.

El tiempo de las ideologias no ha muerto; en realidad, nunca morira. Las ideologias dirigen, han dirigido y dirigiran el mundo. La realidad, y sus necesidades siguen ahi, ignoradas por la mayoria, ahogadas en un mar de ideas, conveniencias, mentiras e hipocresia, en Argentina, en Estados Unidos o en la China.

Murio Sábato, estoy triste…

Descanse en paz maestro...el mal de este mundo se alegra...

Hoy no pude evitar llorar. vela por televisión al hijo de Ernesto Sábato anunciando la muerte de su padre y no pude evitarlo. Qué puedo decir más que dar las gracias a quien escribió algunos de los libros que más me impactaron en mi vida. Cuántas veces leí “El túnel”, descubriendo nuevas sensaciones con el pasar de los años (un ejemplar debe estar tal vez todavía una amiga que nunca me lo devolvió hace ya décadas). Cuantas veces me atreví a leer “Sobre Heroes y Tumbas” o “Abaddon el Exterminador” o a releer algunas partes? O aquel libro que escribió sobre el final de su vida. Cuantos horrores y esperanzas a la vez sentí? Sabato me hizo sentir la esperanza y la desesperanza a la vez, al mismo tiempo. Su pesimismo era tan parecido al mio. Porqué me sentía tan identificado con él siempre ha sido un misterio para mi. Ojala yo pudiera haber expresado mis sentimientos y mi pensamiento como él lo hizo tan sabiamente. Hoy estoy triste aunque no debería estarlo ya que el hombre vivió 99 años y produjo una obra tan extraordinaria. Debe ser la sensación de que el tiempo pasa, de que ya no esta con nosotros, de que ya no esta aquel que pensaba y compartía este mundo tan lleno de injusticia, terror y maldad, pero también de esperanza ya que como decía, lo imperfecto, lo malo, lo terrible, nos invita a tratar de cambiarlo, de mejorarlo. Qué sentido tiene lo perfecto, el total bienestar o felicidad que no sea hacernos caer en el tedio o el abuso o la ignorancia. Ya no esta más Sábato con nosotros, ya abandonó esta Tierra tan llena de maldad, horrores, traiciones y bajezas que tanto lo atormentaron y que, paradójicamente, hicieron de él un hombre lleno de esperanza y solidaridad. Gracias Maestro por haber compartido mi estadía en esta Tierra y darme tantas cosas de valor en este efímero viaje…ya estás con los más sabios…