Viaje en el tiempo…

create-a-relationship-roadmap-and-build-dream-connections
Viajar en el tiempo no es imposible…

Por algun motivo, su mente volvia una y otra vez a los recuerdos de su infancia, juventud y madurez. Ya orillando los 60, su vida se sentia ya larga, sinuosa y llena de historia. Su presente ya no era tan feliz, su cuerpo ya no le respondia tan bien como antes. Por ahi se sorprendia mirandose al espejo intentando encontrar nuevas arrugas o desgastes de los golpes de la vida. No era un tema de salud. Era un tema de su mente. Salia a caminar y recordaba y recordaba…Comenzo todo una tarde. Estaba en un parque, sentado mirando unos patos en un lago de un parque…de pronto, su mente comenzo divagar recordando un partido de futbol en aquella cancha de tierra de su infancia, cayendo la tarde. Recordo el sol cayendo sobre la cordillera mendocina, a lo lejos, la noche llegando y como seguian jugando a pesar de la noche y como se llevo por delante ese poste de la cancha por la oscuridad y como quedo negro su ojo durante semanas. Cuando volvio en si, ya era de noche. La segunda vez ocurrio caminando por ese bosque al que le gustaba ir a escuchar los sonidos de pajaros y del viento. De repente, caminando, comenzo a recordarse caminando una noche por la desierta calle General Paz, a las 3 en la madrugada, con su sobretodo y algo de agua nieve y unos policias con perros acercandose, pidiendole los documentos y llevandolo a la comisaria de la calle Godoy Cruz, tenerlo incomunicado por tres dias, en un calabozo, la cicatriz y el rostro de ese hombre semidesnudo, la botella de Coca Cola cayendo en la boca de ese pobre chico al que los policias torturaban solo por placer, barriendo la comisaria con el sol de julio brillando en aquel amanecer durante la dictadura. Desperto ya casi en su casa sin saber como habia llegado. La tercera fue mas increible. Paseando por Galveston, sintiendo la humedad del aire del Caribe, se encontro en esa carpa en Mar de Ajo, el humo afuera, la invasion de mosquitos, la patota queriendo entrar y atacarnos a nosotros y a esas chicas que habiamos conocido esa noche. Pero esta vez no desperto…siguio ahi, dentro de esa carpa, escuchando los gritos de esos desaforados que querian entrar en la carpa, borrachos y llenos de bronca. Los golpes, los gritos, y el silencio…

Advertisements

Victimas…o de como un gobierno personifica el mal…

Nunca me ha gustado la palabra victima. Es una palabra triste. Refleja impotencia, debilidad, imposibilidad. Es una palabra negativa. Presupone la existencia de alguien que es lo opuesto: fuerte, potente, con posibilidades e incluso feliz, el victimario. Dos caras de una misma moneda. La historia del mundo tal vez, desde Cain y Abel. Me recuerda hombres golpeando a mujeres y niños, a nazis metiendo en trenes de muerte a judíos, a Stalin o a Mao, a Hiroshima o Nagasaki, a las Torres Gemelas. Pero hay victimas no tan obvias, tal vez incluso peores que esas tan obvias: aquellas que no saben que lo son, aquellas que caen o sufren a manos de victimarios que muchas veces parecen bondadosos.

Image
Falta de educacion, pobreza, trafico de ninos, violencia…nada es suficiente para que una casta politica se conmueva y cambie algo…

Asi, el chico reprimido por padres supuestamente bondadosos, o las mujeres mantenidas por esposos ricos cuyas vidas transcurren en la inutilidad, o los chicos de ricos mantenidos sin amor de padres, o los chicos pobres condenados por un sistema corrupto que no les da mas oportunidad que un cigarrillo de marihuana o cosas peores, o las jóvenes que se prostituyen por unos pesos que no pueden conseguir de otra manera, o aquellos que ven peliculas de Hollywood y “compran” los mensajes subliminales de competitividad y éxito, o del dinero como único medio para la felicidad. Y tantos otros mensajes enviados por medios mercenarios que a su vez están comprados por el dinero y el rating.

Y leo una carta de la madre de una chica desaparecida en la democracia mentirosa argentina, no una desaparecida por la dictadura, sino una desaparecida como tantos otros miles por una democracia manejada por farsantes que esgrimen banderas falsas y venden mierda diciendo que son flores. Una chica  perdida en la inseguridad infinita argentina, y un padre muerto en las infernales rutas sin control de la Argentina. Y la señora, atinadamente, dice que es una victima. Y es cierto. Es una victima, En este caso, una victima de gobiernos corruptos que por 3 decadas han asolado la Argentina, precedidos por dictaduras infames que han hecho de la Argentina un lugar donde unos le echan la culpa a otros y los que están de turno en el poder solo se llenan los bolsillos de dinero sucio generado a costa de la marginacion de millones. Eso es la Argentina ahora, un pais donde una minoría se enriquece y miente a la gran mayoría, un pais donde una mayoría es y ha sido victima de aprovechadores, estafadores y mentirosos que llegan al poder para enriquecerse y mantener a la otra mayoría obnubilada con historias, “relatos”, interpretaciones y otros estupefacientes de distinta clase. Muchos emigran o emigraron, como yo, otros, mueren en las calles victimas de la violencia instalada como un modo de vida, otros, mueren en vida, encerrados eternamente en sus casas sin poder salir o caminar o guardar un auto por el miedo a ser muertos y asaltados. Otros mueren en trenes, viajando como animales, algunos caen del tren, o mueren en trenes que chocan, o en colectivos chocados por esos trenes, o siguen muriendo aun cuando llegan a su trabajo a ganar esas miserias que son los salarios mínimos. Otros mueren de desesperanza, haciendo colas para cobrar jubilaciones miserables o para ser robados cuando están en sus casas. Otros mueren día a día, haciendo colas o sufriendo piquetes y paros en cualquier calle. Otros, bien jóvenes, mueren de a poco, por no tener clases en las escuelas, o por no tener lo mínimo para una buena educación, o en la violencia a la salida, o mueren en tristes filmaciones subidas a youtube, pateados en la calle. Mas aun, aquellos que tienen la posiblidad de estudiar seguiran muriendo buscando un trabajo digno o prostituyendose con el poderoso de turno para un cargo. Ni que hablar de aquellos que nacen, viven y mueren en villas paupérrimas nunca erradicadas y ahora ascendidas a “barrios” a través de la mentira oficial.

La Argentina se ha transformado en una gran victima de sus dirigentes, de mentirosos profesionales que, desalmados como nunca, siguen mintiendo y siguen despreciando a un pueblo que los voto. Peor de todo, siguen reclutando jóvenes en organizaciones hechas para tomar el poder y usarlo en su provecho. Y peor aun, disfrazan y esconden sus intenciones detrás de discursos, ideas falsas, descalificaciones e inventan falsos enemigos o falsas dicotomias. Asi, un amigo mio que todavía vive en la Argentina, comiéndose ese verso me decía, cuando le preguntaba como anda el país:

– bueno, hay muchos problemas, pero el mayor es que estamos presos de dos grupos: el gobierno y Clarin.

Este amigo mio, se trago el verso de que hay dos grupos en pugna, cuando en realidad, en este caso, se trata de un diario, un grupo empresario, del cual nadie duda que debe haber cosas oscuras y criticables, pero que de ningún modo puede ser igual o mas poderoso que todo un Estado, un gobierno que es capaz de hacer leyes y dirigir recursos de miles de millones. Seria como decir que el poder en Estados Unidos se disputa entre el gobierno y CNN. Asi escuchaba tambien a otro de tantos voceros de la mentira oficial, Victor Hugo Morales, comparando el poder de Clarin con el poder del gobierno.

Mi amigo es otra victima, como tantas otras, del verso, de la mentira, ya que nada hay mas terrible que un pueblo engañado.

Victima no es una palabra que me guste pero califica mejor que ninguna a lo que ocurre en la Argentina…