I can’t breathe…

choke23n-8-web
Minutos antes del insulto a la dignidad humana…

Si bien estos dias me cuesta mucho  escribir, pero siendo esto mas que nada un lugar de catarsis, no puedo dejar de comentar sobre lo que ocurrio en New York en el caso de ese pobre hombre, Eric Garner. Llegue a casa anteayer y vi en CNN como un policia, ayudado por otros, mataba a sangre fria a una persona en la calle, a plena luz del dia, en el pais que supuestamente exporta democracia y pretende dar un ejemplo del respeto a los derechos civiles. No solo me horrorizo el acto de crueldad, sino el hecho de que este hombre y sus complices han quedado libres de culpa y cargo, sin siquiera una investigacion. Me senti insultado. Senti que ese hombre alli era de alguna manera yo, mi dignidad. Que alguien pagado con los impuestos de la gente, representando una institucion que pretende cuidar los derechos de los demas, mate a una persona desarmada, que no ofrece resistencia y, encima de todo, quede libre, me parecio un insulto en la cara. Por si esto fuera poco, algunos salieron encima a defender al policia, al proceso que lo dejo libre de ser “indicted”. Algunos personajes salieron a decir que si el pobre hombre podia hablar, podia respirar, ignorando cruelmente la dignidad de esta persona. NO creo que pueda agregar nada mas al horror. Simplemente es cuestion de ver el video. Sobre lo ya dicho, hoy, viniendo al trabajo, escucho en la radio, en ese programa que siempre escucho. “Democracy now”, que el hombre fue dejado sin atencion por varios minutos, mientras agonizaba y que el asesino, mientras alguien filmaba, a lo lejos, saludaba ironicamente. Finalmente, en el colmo del grotesco, la indignidad y la falta de respeto, leo en CNN que Walmart habia sacado un aviso de telefonos en el cual alguien, luego de comprar un telefono, decia ” I can’t breathe” emocionado…Esta ultima banalizacion de la muerte y el asesinato muestra claramente los tiempos en que vivimos, y muestra como las personas se han transformado en simples objetos del monstruo del capitalismo salvaje. Fuerzas policiales y militares que supuestamente “protegen” a los ciudadanos, se dedican a proteger el orden y la propiedad de los que manejan el sistema y mantienen el “status quo”. Fuerzas de inteligencia, se dedican a espiar y obtener informacion necesaria para la protecion de ese “status quo” que es simplemente el de comprar y vender. Ya no somos seres humanos, somo consumidores, clientes, miembros, tenemos seguro o no tenemos. Nuestros derechos estan en relacion proporcional con nuestro dinero y pertenencia. Quien puede oponerse a eso? Miles y miles salieron a las calles porque se sintieron insultados, como yo, por lo que ocurre, pero, puede realmente cambiar algo cuando, hasta el simple cortar una calle por un ciudadano comun es considerado “delito” o “violencia” mientras asesinar a alguien por un policia o un soldado no lo es? El pobre hombre vendia “loosies” en la calle, era negro y pobre y todas esas condiciones, en un sistema de indignidad humana, solo podia inspirar odio, violencia por parte de los monopolizadores de la fuerza y, una vez consumado, esas empresas en las que todo vale mientras se le pueda poner un precio, solo piensan en hacer dinero, aun a costa de la dignidad humana, tal vez nunca mas pisoteada que ahora…

Advertisements

Victimas…o de como un gobierno personifica el mal…

Nunca me ha gustado la palabra victima. Es una palabra triste. Refleja impotencia, debilidad, imposibilidad. Es una palabra negativa. Presupone la existencia de alguien que es lo opuesto: fuerte, potente, con posibilidades e incluso feliz, el victimario. Dos caras de una misma moneda. La historia del mundo tal vez, desde Cain y Abel. Me recuerda hombres golpeando a mujeres y niños, a nazis metiendo en trenes de muerte a judíos, a Stalin o a Mao, a Hiroshima o Nagasaki, a las Torres Gemelas. Pero hay victimas no tan obvias, tal vez incluso peores que esas tan obvias: aquellas que no saben que lo son, aquellas que caen o sufren a manos de victimarios que muchas veces parecen bondadosos.

Image
Falta de educacion, pobreza, trafico de ninos, violencia…nada es suficiente para que una casta politica se conmueva y cambie algo…

Asi, el chico reprimido por padres supuestamente bondadosos, o las mujeres mantenidas por esposos ricos cuyas vidas transcurren en la inutilidad, o los chicos de ricos mantenidos sin amor de padres, o los chicos pobres condenados por un sistema corrupto que no les da mas oportunidad que un cigarrillo de marihuana o cosas peores, o las jóvenes que se prostituyen por unos pesos que no pueden conseguir de otra manera, o aquellos que ven peliculas de Hollywood y “compran” los mensajes subliminales de competitividad y éxito, o del dinero como único medio para la felicidad. Y tantos otros mensajes enviados por medios mercenarios que a su vez están comprados por el dinero y el rating.

Y leo una carta de la madre de una chica desaparecida en la democracia mentirosa argentina, no una desaparecida por la dictadura, sino una desaparecida como tantos otros miles por una democracia manejada por farsantes que esgrimen banderas falsas y venden mierda diciendo que son flores. Una chica  perdida en la inseguridad infinita argentina, y un padre muerto en las infernales rutas sin control de la Argentina. Y la señora, atinadamente, dice que es una victima. Y es cierto. Es una victima, En este caso, una victima de gobiernos corruptos que por 3 decadas han asolado la Argentina, precedidos por dictaduras infames que han hecho de la Argentina un lugar donde unos le echan la culpa a otros y los que están de turno en el poder solo se llenan los bolsillos de dinero sucio generado a costa de la marginacion de millones. Eso es la Argentina ahora, un pais donde una minoría se enriquece y miente a la gran mayoría, un pais donde una mayoría es y ha sido victima de aprovechadores, estafadores y mentirosos que llegan al poder para enriquecerse y mantener a la otra mayoría obnubilada con historias, “relatos”, interpretaciones y otros estupefacientes de distinta clase. Muchos emigran o emigraron, como yo, otros, mueren en las calles victimas de la violencia instalada como un modo de vida, otros, mueren en vida, encerrados eternamente en sus casas sin poder salir o caminar o guardar un auto por el miedo a ser muertos y asaltados. Otros mueren en trenes, viajando como animales, algunos caen del tren, o mueren en trenes que chocan, o en colectivos chocados por esos trenes, o siguen muriendo aun cuando llegan a su trabajo a ganar esas miserias que son los salarios mínimos. Otros mueren de desesperanza, haciendo colas para cobrar jubilaciones miserables o para ser robados cuando están en sus casas. Otros mueren día a día, haciendo colas o sufriendo piquetes y paros en cualquier calle. Otros, bien jóvenes, mueren de a poco, por no tener clases en las escuelas, o por no tener lo mínimo para una buena educación, o en la violencia a la salida, o mueren en tristes filmaciones subidas a youtube, pateados en la calle. Mas aun, aquellos que tienen la posiblidad de estudiar seguiran muriendo buscando un trabajo digno o prostituyendose con el poderoso de turno para un cargo. Ni que hablar de aquellos que nacen, viven y mueren en villas paupérrimas nunca erradicadas y ahora ascendidas a “barrios” a través de la mentira oficial.

La Argentina se ha transformado en una gran victima de sus dirigentes, de mentirosos profesionales que, desalmados como nunca, siguen mintiendo y siguen despreciando a un pueblo que los voto. Peor de todo, siguen reclutando jóvenes en organizaciones hechas para tomar el poder y usarlo en su provecho. Y peor aun, disfrazan y esconden sus intenciones detrás de discursos, ideas falsas, descalificaciones e inventan falsos enemigos o falsas dicotomias. Asi, un amigo mio que todavía vive en la Argentina, comiéndose ese verso me decía, cuando le preguntaba como anda el país:

– bueno, hay muchos problemas, pero el mayor es que estamos presos de dos grupos: el gobierno y Clarin.

Este amigo mio, se trago el verso de que hay dos grupos en pugna, cuando en realidad, en este caso, se trata de un diario, un grupo empresario, del cual nadie duda que debe haber cosas oscuras y criticables, pero que de ningún modo puede ser igual o mas poderoso que todo un Estado, un gobierno que es capaz de hacer leyes y dirigir recursos de miles de millones. Seria como decir que el poder en Estados Unidos se disputa entre el gobierno y CNN. Asi escuchaba tambien a otro de tantos voceros de la mentira oficial, Victor Hugo Morales, comparando el poder de Clarin con el poder del gobierno.

Mi amigo es otra victima, como tantas otras, del verso, de la mentira, ya que nada hay mas terrible que un pueblo engañado.

Victima no es una palabra que me guste pero califica mejor que ninguna a lo que ocurre en la Argentina…