El suicida

autostop-lluvia-noche-ucrania

Ultimo recuerdo…

Noche de lluvia…llovio todo el dia…el gris inundo todo y apenas se podia ver…sobrevivio hasta la noche…se levanto como pudo a eso de las 3 de la tarde despues de una mala noche y de luchar (con su conciencia) hasta dormirse. El sueño llegó finalmente, a protegerlo de sus fantasmas y dolores…así llegaba siempre últimamente, como un regalo…como un ángel salvador…se acurrucaba en la cama, casi en posición fetal…y lo esperaba…sabía que los sueños que traía el dormir lo liberarían, por el tiempo eterno que duran, de esa realidad que ya no soportaba. Se podía estar preso sin estar en la cárcel? por supuesto que sí…lo sabía, lo sentía cada día. Ya eran las doce…salió a caminar en la lluvia…sintió las miles de gotas pequeñitas en su cara y golpeando…sería esa la última lluvia que sentiría? que tal si la muerte fuera como un largo sueño? una eterna liberación en la que soñaría por toda la eternidad…sin despertarse? Muchas veces había pensado que sería como ver una película…se vería tirado ahí, sin vida, rodeado por los posibles testigos o familiares…su esposa…sus hijos…llorando…soportaría ese sufrimiento? ver eso sin poder hacer nada? No podía ser eso…eso sería como otra vida igual que esta…Y si fuera la nada y nada más que eso? una nada eterna, imposible de pensar…una oscuridad eterna sin siquiera alguien que lo pensara…un simple volver a la nada de la que había venido por un capricho del destino o de las infinitas combinaciones el universo…eso era más posible y probable…lo del paraíso eterno ya lo había descartado simplemente porque no lo merecería de existir…y la existencia de un infierno de eterno sufrimiento no cabía en su cabeza racional, además no había sido tan malo para merecerlo…en todo caso, que sentido tendría…los pensamientos se interrumpieron por ese dolor en el pecho que sentía cuando la angustia lo tomaba y buscaba aniquilarlo…el cuerpo no le obedecía y se debilitaba…podía pasar horas y horas encerrado…sin moverse…angustiado. Esa inmovilidad y falta de energía lo había salvado varias veces ya que ni siquiera sentía el impulso de tomar muchas más de esas pastillas que le habían recetado por simple pereza y tal vez por esas mismas pastillas…la lluvia ya lo había empapado y le chorreaba en la cara…y esas lágrimas suyas se confundían con la lluvia…caminó y llego a ese lago que tantas veces visitaba…pequeño… con una fuente en el centro…alcanzó a divisar esos patos que veía de día a un costado…sintió como que lo miraban cuando comenzó a caminar por el costado…sintió que sus pies se mojaban aún más enterrados en el barro…sintió el agua hasta sus tobillos…fría…el barro blando y pegajoso que no le dejaba casi caminar…sintió que alguien lo miraba pero no había nadie…nadie para salvarlo…el mundo seguía en su eterna competencia de “winners” y “losers” y con los millones de muertos que dejaba la lucha…y sintió que el mundo seguiría después de su muerte, que el sol saldría al otro día (domingo) y que el lunes millones y millones seguirían yendo a trabajar a sus trabajos sin sentido y muriendo y naciendo en ese mundo sin sentido…y decidió que ya no quería pensar más…

Advertisements

Leave a Reply/Deje su comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s