Perspectiva o cómo conocer la realidad lo mejor posible o cómo un país puede estar inmerso en un delirio (parte I)

Alejarnos, ser flexibles, ver la perspectiva, nos permite conocer y analizar la realidad…

Cuando nos alejamos de algo, digamos, cualquier objeto, un árbol o una casa, ocurren algunas cosas interesantes, uno comienza a dejar de ver algunos detalles del objeto o a dejar de “sentir” la cercanía. Pero también comienza a ver cosas que antes no veía, o ver mejor otras, tales como el lugar donde esta el objeto, comienza a ver otras cosas u objetos que antes no veía, etc. Cuando esa cosa u objeto es la casa de uno, por ejemplo, e imaginando a una persona que nunca pudo salir de su casa si le preguntaran qué es el mundo, seguramente respondería que el mundo es su casa, las habitaciones los continentes y el universo lo que ve por la ventana. Si vamos un poco más allá, y a alguien que nunca salió de su provincia o barrio o que nunca salió de su país, le preguntan qué es el mundo, la respuesta sería mas abarcativa, podría explicar que su casa sólo es una parte de ese mundo y seguramente su visión del resto de lo que lo rodea sería mas completa. Si nos situamos en un país cualquiera, digamos la Argentina, seguramente la visión de lo que es el mundo sería muy distinta de lo que opinaría una persona que nunca salió de China o de Noruega. Serían muy buenos conocedores del lugar donde viven pero su opinión acerca de lo que es el mundo, sus fuerzas económicas o sociales o culturales, serían seguramente muy distintas. Lo referido a Geografía sería tal vez muy similar, pero respecto de aquellas cosas fundamentales, dinámicas y determinantes, como la economía, la sociología, los medios de comunicación o la cultura y los valores, la cosa seguramente se complicaría.

Volviendo a la alegoría de la caverna de Platón que tanto me gusta, aquellas luces del mundo que nos rodea serían muy distintas según la caverna de que se trate. Digamos que, a menos que alguien tuviera la posibilidad de vivir 40 años por lo menos en cada país (o cada caverna) sería imposible conocer la realidad. Afortunadamente, existen formas de acercarse a ese conocimiento total, algo así como lograr lo mejor posible y no lo perfecto. Esas formas son: viajar y vivir en otras realidades (visitar otras cavernas, o burbujas según el caso), o estudiar, leer o informarse por muchos medios de comunicación—e informarse bien sobre de donde vienen esos medios, quienes los poseen, etc.

Por supuesto que no es cuestión de hacer turismo. De lo que se trata es de “vivir” otras realidades, conocer otras culturas, idiomas y personas. Tener una actitud abierta, flexible, comprometida. Salir de nuestra cultura, aprender otro idioma, relacionarse con gente que piensa distinto y aceptar, o por lo menos, intentar aceptar que existen otras realidades, religiones y puntos de vista, es una manera de comenzar a salir de la caverna. Esas luces ya toman otra forma, aquellos con los que convivimos ya no son tan amenazantes (o tal vez sí lo son ya que lo que vamos a conocer puede no ser agradable). Digamos que no hay mejor manera de conocer el sabor de algo que probándolo. Estudiar, leer e informarse es la otra herramienta fundamental. Pero no se trata solo de leer, o navegar internet. Se trata de, en la medida que podamos, conocer a los protagonistas de las historias que nos cuentan o, al menos, de analizar los hechos que protagonizan estas personas y deducir a partir de estos hechos.

Por supuesto que estar “en el objeto” permite conocerlo profundamente y llegar muchas veces a estados de conocimiento muy profundo. De ahí que aquellos que viven siempre en un lugar y, a través de una vida rica en experiencias de mucho tipo, llegan a una gran sabiduría sin haber viajado mucho. Pero yo personalmente, me siento inclinado a pensar que el conocimiento de otras culturas nos lleva al conocimiento de los demás y de nosotros mismos. Podría haber existido un Borges sino hubiera estudiado inglés?. Podría haber habido un San Martín sino hubiera combatido en España? Podría haber habido un Gandhi si no hubiera estudiado en Inglaterra?  Y sólo por mencionar algunos personajes que se me ocurren en este instante. Qué podríamos decir de los millones que como yo han tenido la oportunidad de vivir largos años en culturas diferentes?

Advertisements

Leave a Reply/Deje su comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s