Una tarde en Las Heras hace mil años…

Calles de tierra, que no dicen nada, con fondo de montañas, recuerdos, sueños, hogar para bien o para mal...

La calle San Miguel de  Las Heras, en aquella Mendoza lejana (habra sido un sueño?), está llena de niños. Cada tanto pasaban los autos o micros (la línea 37 con esos colores rojo y blanco similares al equipo de River del que yo era hincha de chiquito) ya desde hacía bastante tiempo. A todos nos gustaba jugar en la calle o en la tierra de la calle o de las orillas. Ahi estaba la gordita hija del gerente del Banco de Mendoza, Cristina, Ricardo y su hermana Mabel que tanto me gustaba (por donde andarán?), la Betty, su hermano “el” Oscar, su papa, que manejaba un micro (Borgioli se llamaba?), Marquitos, el chico en silla de ruedas que vivía a la vuelta y que murió, Daniel, hijo del relojero que vivía a dos casas, los Domizi (que tenían mas plata) al lado, los Brizoli (todos tanos), el pibe de enfrente que a veces me invitaba a su casa y tantos, tantos otros. Y ahí estamos todos, jugando al “pisipizuela” (se escribirá así?).  Ahí estamos todos, niños otra vez y todo el futuro por delante; el sol brilla, el tiempo esta intacto, el reloj de la vida recién se ponía en marcha…Habrá sido un sueño?

Advertisements

Published by

daniel

Este es un "work in progress", un viaje que no se a donde me lleva...

Leave a Reply/Deje su comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s