Leavenworth o la obra del alquimista o el genio del marketing en accion

Pasen y vean una de las obras maestras del marketing...

No pude seguir posteando como cada tanto me gusta ya que me tome unas vacaciones de mas de un mes (todavia sigo). Viaje por todo el estado de Washington y por el norte de Oregon, revisitando hermosos lugares, bosques, playas, rios y extasiandome con los paisajes tan increibles de esta parte de Estados Unidos. Hice camping y pare en hoteles y llegue hasta las Islas San Juan en el borde con Canada y a Vancouver, Victoria y toda esa hermosa isla de Vancouver. En medio del viaje por las Cascade Mountains visite un pueblo supuestamente bavaro llamado Leavensworth. Ya conozco los misterios del marketing y sus logros. Pense, cuando iba llegando a este pueblito en medio de lomas hermosas, que seguramente alguna colonia alemana a principios de siglo habia vivido alli y que luego, aprovechando eso algunos genios del marketing habia construido casas y creado un ambiente de pueblo aleman para fomentar el turismo. Ya conocemos los que tenemos la suerte de viajar por muchas partes del mundo que gran parte del turismo se alimenta de propaganda, que muchos lugares son inventados por el marketing o cambiados o desdibujados o arruinados, casi nunca mejorando un lugar. El lugar inventado por excelencia es Disneylandia, donde todo es irreal. Esa capacidad de los estadounidenses para inventar cosas se refleja en todas partes, especialmente en las peliculas donde abundan los personajes inventados y luego se construyen inmensos castillos en el aire y se venden millones en productos generados a partir de esa fantasia (ejemplos abundan tales como Shrek, Spider-Man, Superman, Batman, Toy Story, Wall-e, Mickey Mouse y miles miles mas). Asi por ejemplo, tambien pase por un pueblito llamado Forks donde se filmo la pelicula Twilight y donde, cuando uno entra al pueblo, hay un lugar donde uno se puede sacar una foto con posters de los personajes. Entrando al pueblo uno va leyendo carteles tales como :”Welcome Vampires”.

Volviendo al tema de Leavensworth, como dije, yo suponia ya al monstruo del marketing haciendo de las suyas. El pueblo estaba lleno de gente caminando y comprando cosas que luego iran a parar a esos atestados garages tan americanos. No me impresiono mayormente el lugar y por supuesto tome una fotos con mi hija quien disfrutaba al menos la tarde de sol y un helado que tanto le gusta.

La sorpresa vino al salir del pueblo cuando pare a leer un folleto donde decia simplemente que en 1960, ante la decadencia economica del lugar, a alguien se le ocurrio construir un hotel con fachada alemana aprovechando las laderas que rodeaban al pueblo. Poco a poco la idea siguio y asi el pueblo entero se fue haciendo bavaro hasta tomar totalmente el aspecto de pueblo aleman de montañas que ostenta en la actualidad. Digamos que ni siquiera alli habia algo de historia alemana. TODO fue inventado en 1960. Ahora el pueblo tiene millones de dolares de ingresos gracias al turismo y gracias a ese alquimista poderoso del milenio: el marketing, capaz de transformar el plomo en oro, un candidato inutil en presidente o un pueblo perdido en una mina de oro.

Genio del marketing, contempla gozoso tu obra, uno de tus esclavos te saluda…

Advertisements

Published by

daniel

Este es un "work in progress", un viaje que no se a donde me lleva...

Leave a Reply/Deje su comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s