Espejitos de colores o como extasiar pobres en el Tercer Mundo.

Uno de los nuevos dioses, con un nuevo espejito de color…detras suyo esta la ciencia y la verdad…

Quien no recuerda o conoce la famosa frase: “Los engañaron con espejitos de colores”. Esta famosa frase no necesita mucha explicación y hace referencia a cuando don Cristobal llego a America, conoció a los nativos, y trato de engañarlos o ganárselos para su cause mostrandoles espejos. Supuestamente, estos espejos extasiaron a los indígenas. No se si la anecdota es real pero la metáfora es bastante gráfica. Hoy veia algunos diarios y avisos, especialmente aquellos publicados en Argentina, y me llamaba la atención la cantidad de avisos relacionados con internet, computadoras, teléfonos celulares, etc. Una nota que me llamo la atención rezaba: “Locura mundial para conseguir un iPhone 4”, apuntando claramente a crear el deseo de poseer algo que solo algunos muy ricos —en los países del Tercer Mundo— lograran poseer, independientemente de la utilidad o calidad del producto. Leia en Yahoo sobre el mismo tema: “Cinco razones para no comprar el iPhone 4. En la nota de Yahoo, la nota se dirige a los norteamericanos, donde todo el mundo puede comprarlo, y realmente aconseja concretamente sobre lo malo y lo bueno de comprar o no. El contraste es total. En el tercer mundo hay que excitar sobre el nuevo aparatito, la nota se dirige a la gente en general, a crear deseo. En la otra al comprador concreto.

Viendo la televisión ocurre lo mismo. Si vemos Telefe Internacional, hay un noticiero donde dos periodistas se dedican diariamente a revisar iPhones, iPads, celulares, video juegos, laptops, y cuanta cosa electrónica encuentren. El objetivo es mostrar, crear deseo, crear necesidad y, fundamentalmente, ayudar a que los precios de esos “espejitos de colores” no bajen. En cierta manera, muestran mundos virtuales, deseados, pero nunca alcanzados.

Volviendo a los diarios, no solo se venden aparatitos de toda clase, sino que ademas, se publican notas haciendo referencia a juegos, videos bajados de Youtube y hasta noticias bastante estúpidas. Algunos medios incluso llegan a hacer notas enteras relacionadas con materiales bajados de internet. Al lector atento no puede escaparsele esto. Si uno viaja, como yo lo hago, cada tanto a la Argentina o a Chile o a algún otro pais latinoamericano, puede observar también la proliferación de “Cibers” (como les llaman a lugares llenos de computadoras donde la gente va a navegar, chatear, jugar, etc.). Al lado de pequeños negocios dedicados a ropa, comida o música, aparecen palacios donde se venden nada menos que celulares. Las causas del fenómeno son obvias. En países donde comprar computadores es un lujo, donde acceder a internet es caro, donde poseer aparatos electrónicos nuevos es la excepción, donde el “mundo real” es mucho mas limitado para la gente que el “mundo real” de los que viven en el Primer Mundo, los mundos virtuales son mucho mas deseados. El internet, con sus juegos, posibilidades de chat, etc. ofrece mundos virtuales, da la posibilidad de soñar, hace creer que podemos viajar, nos hace ver videos de realidades que no existen; los programas de mundos virtuales, tales como Second Life—-ver mi post sobre Second Life—, van aun mas alla dando la posibilidad de vivir, al menos por el tiempo de conexión, en un mundo virtual. No es de extrañar que los jóvenes especialmente se vean subyugados por celulares y juegos y programas y Facebook y tantas otros “espejitos de colores” que los nuevos colonizadores del Siglo XXI tienen preparados. El nuevo desembarco ya esta ocurriendo. Los espejitos de colores abundan, se perfeccionan, y, lo mas importante, cuentan con perfectos “vendedores”, los medios, que reciben sumas de dinero importantes para disfrazar la venta de información. Para disfrazar la venta de utilidad.

Debajo de la supuesta utilidad o ventaja de los aparatitos, solo esta el dinero, el afán de dominacion, el afán de sumar gente para su bando. Son los nuevos Colonizadores, los nuevos Colon, Pizarro o Cortes que llegan a esas tierras a mostrar “espejitos” de distinta clase y color para delirio y atontamiento de los nativos. Hablar ingles es “cool” y es necesario para pronunciar los nombres, navegar por internet o arreglar los espejitos cuando se rompen. Poco a poco los nativos van dejando sus tradiciones, sus costumbres, sus familias, su idioma y hasta sus religiones. Los nuevos dioses han llegado, hablan por la boca de Steve Jobs o David Gates, los nuevos oráculos. Detras de ellos esta la ciencia, las encuestas, y representan el futuro, el mundo deseado a donde todos quieren llegar.

No se preocupen, hay espejitos para todos, lógicamente los mas baratitos por ahora, pero trabajen, junten plata, aprendan ingles y tal vez, puedan algún día poseer los espejitos mas caros…

Advertisements

Published by

daniel

Este es un "work in progress", un viaje que no se a donde me lleva...

Leave a Reply/Deje su comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s