Sueños de juventud frustrados o un pais en decadencia (Capitulo II)

Cuantos sueños…

Llegaba el final de 2001 con rumores de toda clase. Yo habia ya perdido contratos, habia pasado a ganar un tercio de lo que ganaba el año anterior y encima tenia plata en el banco, un poco en el Nacion y otro en el Boston. Se acababa la epoca de las vacas gordas una vez mas (la Argentina es un pais de ciclos: en la buena hay que aprovechar, en la mala, aguantar o morir) pero esta vez la cosa venia reforzada: el “corralito” era la nueva peste que caeria en esas latitudes. De golpe y porrazo, el mago Cavallo (siempre buen empleado del gobierno de turno) habia decidido que todos los dolares guardados en los bancos quedaran ahi y, si uno los queria, se los darian en pesos devuluados a un tercio del valor. O sea que si tenias 1000 dolares en el banco, te iban a devolver 1000 pesos (que eran iguales a 300 dolares ahora con la devaluacion). Alguien, una vez mas, se quedo con la plata. Algunos afortunados (o amigos del gobierno) sacaron los dolares a tiempo, y luego los utilizaron en comprar cosas que ahora valian un tercio de su valor anterior, para dar un ejemplo de como se hacen las cosas en Argentina. En medio de ese lio, yo habia sacado pasajes mucho antes para volar a Mar del Plata a pasar unas vacaciones en el mar y unos dias en Buenos Aires. Justo en diciembre, cuando yo estaba en Buenos Aires, se dio el cacerolazo y estando de paseo por el Congreso, pude ver la represion, las corridas, las muertes, los atropellos de la Plaza de Mayo. Me aloje en un hotel del centro y ahi me quede, separado de mi familia ya que no me anime a volver a donde estaba en Palermo esa noche. Luego fui a Mar del Plata a pasear, y mire desde el hotel la historia de  los cinco presidentes, en medio de dias de incertidumbre, monedas truchas, y tristeza generalizada. Cuando tome el avion para Mendoza luego de esas “vacaciones”, me acuerdo que el avion venia vacio (era el 31 de diciembre) y solo venia un conocido periodista que iba a visitar a su mama en San Juan (creo que se llama Majul). Yo en esos dias ya habia decidido que seria bueno tomar aire e intentar suerte en otras latitudes. Cuando pude recuperar el tercio de mi dinero y pude juntar algo como para irme, comence con mi plan que fructificaria hacia mayo cuando me iria a vivir a los Estados Unidos. Era una decision meditada, ya la venia pensando de antes del “corralito”. El “corralito” fue como la gota que colmo el vaso. Ese seria el capitulo que sigue. Ahora, despues de ocho años, la Argentina me parece lejana, aun cuando vuelvo, pero siento que la conozco mejor y se que algun dia volvere para quedarme ya que esos sueños frustrados de mi juventud tal vez puedan realizarse algun dia, aunque mas no sea en mi vejez. Despues de todo, sigo siendo argentino y Argentina es mi pais, donde naci, me crie, estudie y aprendi a pensar y querer. Mientras siga gritando los goles de la seleccion argentina y festejando como Del Potro le gana a Federer, seguire siendo argentino…Ahora vendra el resto de la historia…

Advertisements

Published by

daniel

Este es un "work in progress", un viaje que no se a donde me lleva...

Leave a Reply/Deje su comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s